Miguel Lunghi inauguró el CIC de Las Tunitas y abogó por una política social ?sin clientelismo?

Los nubarrones amenazantes teñían de un gris oscurísimo la continuación del  verde serrano. Era el horizonte de un denso atardecer, allá en Las Tunitas.
Los pibes, acalorados todos, en cueros buena parte, retozaban desatentos a las cuestiones de los mayores, que con pereza iban llegando al Centro Integrador Comunitario (CIC), a punto de inaugurarse.
Después de la actuación de las bandas musicales y de las picardías de algún mimo, Miguel Lunghi calmó a la escasa concurrencia confiando en su buena estrella. A pasos del padre Raúl Troncoso, dijo haber obtenido su compromiso celestial de que la lluvia iba a demorar un buen rato.
Antes, había sido el secretario de Desarrollo Social, Julio Elichiribehety, el encargado de abrir los discursos. El hombre, ya ducho en estas lides, observó el termómetro público y fue muy breve para remarcar ?el esfuerzo, la capacidad y la sensibilidad? del equipo que lo acompaña y que hizo posible la puesta en marcha de esta primera etapa del Centro.
?Se hace camino al andar?, mencionó el funcionario los versos de Joan Manuel Serrat, y enumeró las múltiples actividades que se desarrollarán en el lugar, destacando el abanico de posibilidades que se abren para el barrio.

 

El financiamiento
A su turno, el Intendente también se explayó en agradecimientos, y no olvidó mencionar que el espacio se construyó con un 70 por ciento de financiamiento del Gobierno nacional y el resto de la comuna. En total, la obra demandó unos 800 mil pesos, enfatizó el pediatra.
Posteriormente, enumeró las comodidades del edificio; habló del salón de usos múltiples, de la amplia cocina, de los sanitarios, entre otras dependencias, y se atrevió a anunciar que la construcción ?continúa en marzo?. En ese plan, se entusiasmó al hablar del sector destinado a la atención de la salud, una de sus obsesiones.
Asimismo, recordó los contratiempos que hubo que enfrentar, principalmente el incendio de la estructura en construcción, en oportunidad de la visita de la ministra Alicia Kirchner, y pasó revista a la utilidad del espacio, en el que se desarrollarán actividades recreativas, culturales, sociales y deportivas, además de una serie de talleres, según indicó.

?Sin clientelismo?
Como era de esperar, Lunghi se metió en el terreno político, al enumerar ?las obras que hemos hecho en el barrio en estos cinco años?. Mencionó la guardería maternal, el asfalto en el ingreso al Centro de Salud, el sillón odontológico, el cordón cuneta, los espacios verdes y el agua, entre otras, para prometer la llegada de la red de gas. Asimismo, se detuvo especialmente en el estado de las calles, al recordar que llevamos arregladas ?como 20?, pero reconoció que ?es un problema cuando llueve. Les pido paciencia?.
Sobre el CIC, lo calificó como ?un lugar integrador, de encuentro, para que desde aquí todos puedan ayudar al Estado, para que podamos darles una mejor calidad de vida, pero sin clientelismo?, aclaró.
Al término de sus palabras, el padre Troncoso bendijo las instalaciones. Adentro, llegaba el cine y la obra teatral ?El Acompañamiento?. Afuera, la lluvia.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario