Miles de personas y una jornada a pleno sol respaldaron a los egresados en la Farándula

En una jornada donde el clima y el sol acompañaron, centenares de jóvenes participaron de la Farándula 2008 y mostraron todo el trabajo realizado durante meses.
Cerca de las 14, la gente comenzó a acercarse a la avenida Avellaneda a la altura de San Lorenzo para encontrar su lugar cerca del palco y así poder disfrutar en primera fila todas las presentaciones, aunque el sol golpeara sobre sus caras.
La Dirección de Tránsito del Municipio se encargó de cortar las calles y de realizar el control correspondiente. Por otro lado, efectivos de la Policía vigilaron el normal desarrollo, al tiempo que controlaron a la muchedumbre que, por momentos, parecía apropiarse de los lugares vedados gracias a un extenso vallado que restringía su acceso. Además, funcionarios de la Dirección de Juventud colaboraron durante toda la tarde, cuidando todos los aspectos para que el evento se convirtiera en una fiesta.
Una vez más, los adolescentes demostraron que pueden tratar temáticas de lo más diversas, pero que tienen que ver con problemáticas actuales, inquietudes y planteos vistos desde una perspectiva distinta, por demás interesante. El conflicto del petróleo, la posibilidad de otra guerra mundial, los tiempos vividos, la naturaleza y sus recursos, los héroes de todos los días, entre otros, fueron los tópicos tocados en esta edición.
Minutos antes de las 15, el animador del espectáculo dio inicio a la Farándula 2008, mientras una gran cantidad de personas seguía acercándose. El lugar elegido para observar las presentaciones fue el escenario natural que ofrece la Plaza de las Banderas. En las escalinatas, al otro lado de la avenida y donde fuera posible, la gente se fue acomodando, mientras que se protegía del fuerte sol de la tarde temprana.

Las carrozas

A las 15, con inusual puntualidad, la Escuela Especial 503 realizó la apertura del desfile con un espectáculo llamado ?Corazones murgueros?. Incluyó el baile, al ritmo de redoblantes, y luego la interpretación de una canción.
Minutos después llegó el turno de la agrupación Carpedicos de los colegios San Ignacio, Santo Domingo y De la Sierra. La temática elegida fue el ritmo de la vida: aparatos ?que en vez de conectarnos, nos desconectan?, se oyó durante la presentación. Para finalizar, realizaron una coreografía al ritmo de ?Hakuna Matata?, de la película de Disney El Rey León, cuya principal frase es ?sin preocuparse es como hay que vivir?.
Después llegaron los Indalos, una agrupación de 41 chicos del colegio Nacional Ernesto Sábato (Unicén). El tema trató sobre la superficialidad del hombre, y el mensaje que transmitió este grupo fue ?le esencia cuanto menos vestida, mejor vestida está?. La carroza presentada fue una Mamuschka que, luego de girar, dio espacio a otra y de allí salió una joven representando la estética.
Una vez finalizada la anterior performance, aparecieron en escena los Nicrepanos, estudiantes del Instituto Martín Rodríguez. ?No te dejes vencer por lo que es, pon en pie el mundo del revés?, se leía en la bandera. Con música de Maria Elena Walsh, estos chicos abordaron la cuestión de que todo está al revés.
A su término llegaron los Dipalfias y Gachacos de la Escuela de Educación Media 8 (ex Comercio) quienes plantearon la problemática del petróleo y la disputa que se desata por el poder sobre ese recurso, además de la distribución, uso y derroche del agua. Es por eso que imaginaron la posibilidad de una tercera guerra mundial de continuar con estas ?peleas?.
Después aparecieron los estudiantes del último año del colegio Nuestra Tierra, la primera camada de egresados que tiene esa institución. La carroza era el torso de una persona con sus brazos extendidos. En una mano tenía una bolsa de dinero y en la otra, el mundo. El tema elegido fue el futuro de la humanidad: ?No caigamos en la tentación, cuidemos el futuro?.

De superhéroes
y music hall

Cayendo la tarde fue el turno del colegio Sagrada Familia con la agrupación Stacy Malibú conformada por 84 estudiantes. El tema fueron los superhéroes. De la carroza salían los más conocidos: Batman, Superman, Spiderman, entre otros. Pero en realidad lo planteado fue que quizás los verdaderos superhéroes eran los policías, enfermeros, bomberos. El lema de la bandera fue ?El día a día es un desafío que debemos enfrentar como verdaderos?. Además, el numeroso cuerpo de baile realizó trucos que sumaron elevaciones y volteretas.
Con un gran despliegue de baile, llegó Polivalente, cuyo mensaje fue ?Atreverse al quiebre de lo cotidiano. Atreverse a lo inusual. Atreverse al rechazo siendo uno más del montón, más allá de todo y de todos?.
Alrededor de las 18, apareció el colegio San José con las agrupaciones Cloveiras y Henibeiros. Con un buen despliegue de trajes y coreografía, realizaron un recorrido por los distintos musicales. El mensaje estaba referido a que la vida es un baile, ?no te quedes afuera?.
Llegó el turno de la escuela Normal con las agrupaciones Quemitekos, Nextephuos. La temática de su show tuvo el eje en la música, que fueron representando de acuerdo al paso de los años.

Momentos emotivos

Con la gente un poco más desconcentrada y con sólo dos carrozas para llegar al final, los chicos de la Escuela Técnica 2 se hicieron presentes. Sin lugar a dudas, el momento más movilizador de la jornada. El tema elegido, muy fuerte y conmovedor, fue la Guerra de las Malvinas. Los integrantes del cuerpo de baile, vestidos cual si fueran militares, representaron lo sucedido durante aquella época. Contexto histórico y concientización fueron los condimentos de la performance en la que además había ex combatientes.
El público ovacionó, incluso, algunos espectadores llegaron a emocionarse hasta las lágrimas. La carroza: un avión de combate que, por medio de un sistema hidráulico, elevó como para un despegue. El mensaje que se leyó en la bandera fue ?La única batalla perdida es aquella que se olvida. Abramos la puerta de la memoria y que en nuestros sueños vivan las cenizas?.
Luego del festejo y los abrazos de la anterior carroza, entraron en escena los chicos de Vacofucos, de Técnica 2. El tema fueron las tribus urbanas, y el mensaje fue la no discriminación y la igualdad entre todos, pese a las elecciones que cada uno haga de sus vidas.

El cierre

Por último, y antes de las 21, salió a escena una de las actuaciones más esperadas por el público, que se acercó especialmente para ver esta última carroza de la noche.
La Escuela de Educación Agraria 1 (ex Granja), con la agrupación Cahuaiqueros, entró en escena con dos carrozas y los trajes eran de distintos animales: gallinas, chanchos, abejas, etc. Plantearon la diferencia de intereses entre el Gobierno y el sector agropecuario por la materia prima, el tema de la soja ?beneficiaria de ambos sectores- y llamaron a la reflexión con un mensaje que rezaba: ?Aunque los valores no estén de moda, son la única luz para esta oscuridad?. La carroza principal fue una vaca que, en un momento determinado, elevó dos patas y largó humo por el hocico. Nuevamente, el público ovacionó a esta última agrupación, que cerró con todo la Farándula 2008.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario