?Moños? teceístas

La cuarta fecha del Turismo Special de la Costa y la Promocional 850 se llevó a cabo el fin de semana en el autódromo de Mar del Plata. Las dos categorías fiscalizadas por la Federación Regional Mar y Sierras cumplieron con un nuevo capítulo luego de casi cincuenta días de inactividad. Más de medio centenar de máquinas albergaron las dos divisionales, treinta y cuatro por la ?Promo?, mientras que diecisiete sumó la especialidad teceísta.
Dos finales de acuerdo a su nuevo organigrama estableció el TSC, donde Germán Isidro obtuvo la primera batalla, sobre catorce giros, clasificando cuarto entre los tandilenses Mauro Orsatti y en la duodécima posición, Karina Dobal. La segunda competencia, sobre una docena de vueltas al trazado de 2.750 metros, fue para el necochense Lucas González, escoltado por Mauro Orsatti y Horacio Mirales.

 

Conmoción en la 850
Otro capítulo novelesco de la 850. La historia de nunca acabar. El show del suspenso y de la insensatez. La carrera tuvo su epílogo en la antevíspera, bajo las luces de la técnica, y a más de setenta y dos horas de cerrado el espectáculo, cambiando los actores del reparto. Cinco autos precintados y demorados. Irrespetuosidad hacia la gente y a los pilotos, al menos aquellos que debieron dejar sus trabajos para esperar alguna respuesta. Mutación de figuritas. Nuevos ganadores, otros habitantes del podio y cambios de posiciones. Desenlace preocupante, de una categoría zonal que trata de remontar la cuesta. Otro golpe bajo para el vapuleado automovilismo zonal. La carrera del domingo había tenido un trámite accidentado, vuelcos, pilotos golpeados y autos destruidos. De esos hechos, poco se preocuparon quienes tienen que resguardar y custodiar la salud de la categoría y de los hombres. Diego Del Giorgio y Roberto Malisia sufrieron las consecuencias. La carrera en pista tuvo a Villaola como vencedor, pero luego de tres días, de acuerdo al ?librito? de otro técnico, los aros del motor no estaban bajo los lineamientos técnicos, al igual que los mismos elementos de Pablo Pecchia, o el difusor del carburador de Gabriel Castejón. El miércoles finalizó la cuarta fecha de la 850, con el triunfo del marplatense Sergio Alcoba, subiendo al podio Sebastián Segura y Juan Manuel Guardia. El tandilense Luis Pedrueza ascendió a la cuarta posición, y quinto fue Gerónimo Rubiales. Dentro de los veinte quedaron clasificados los representantes locales, Maximiliano Napa, Luciano Quiñones, Jorge Ringelman y Héctor Corrado; y vigésimo primero, Guillermo Bizzozero. Este bochorno del Atlántico se olvidará muy pronto, pero no el soberano, que ha perdido la confianza en algunas categorías zonales.
La media popular de los espectáculos es irrebatible, y nos exime de cualquier diagnóstico.
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario