Morando rechazó las críticas a su nombramiento en Salud y se respaldó en el equipo de trabajo

Para los próximos días se espera la designación formal de Gastón Morando como presidente del Sistema Integrado de Salud Pública, Ente Descentralizado, y la presentación del renovado equipo que lo acompañará en su gestión.

Tal cual se anticipó en estas páginas, incluso en la sección Con el Oído Agudo, el exsecretario de Economía, que el año pasado renunció al cargo para emprender viaje al viejo continente para cumplir con una maestría en políticas públicas en la Universidad de Bristol, asumirá el cargo en reemplazo de Vito Mezzina, que presentó su renuncia días atrás.

La novedad generó alguna resistencia y cuestionamientos de los profesionales de la salud, que optaron por un colega para presidir la dependencia. En ese sentido Morando minimizó el tema, se respaldó en su experiencia y formación, en que la vicepresidencia estará en manos de un médico -en principio sería la directora de Atención Primaria, Sandra Fraifer- y, en definitiva, en el equipo por conformar.

“Creo que puedo aportar lo mío pero me parece central constituir un buen equipo y en eso estamos y creo que lo vamos a conseguir”, defendió Morando ante los micrófonos de “Dulce o amargo” (104.1 Tandil FM).

Así “a partir de la sinergia que implica sumar lo mejor de distintos perfiles, algunos como profesionales de la salud y otros con experiencia en políticas públicas en general, me parece que puede ser un equipo muy sólido que pueda llevar adelante cambios con eficacia y de manera sostenible”, enfatizó el exconcejal.

Un enorme desafío

En diálogo con El Eco Multimedios confesó sentirse “muy contento” por la convocatoria porque “tenía ganas de volver a Tandil y porque me gusta mucho la política y la función pública”.

Calificó como un “gran honor y gran desafío hacerme cargo del Sistema Integrado de Salud Pública, formando un equipo de trabajo” en el marco de una de los temas “prioritarios” del gobierno de Miguel Lunghi, que además “tanto crecimiento y desarrollo ha tenido en la ciudad”.

En definitiva, lo resumió como un “enorme desafío” que afrontará con “mucha responsabilidad y alegría”.

Si bien se presume que con un jefe comunal pediatra el área sanitaria se lleva el foco de atención y presión, Morando puso reparos al expresar que “cualquier función de colaborador del Intendente no es fácil en general porque el nivel de exigencia que plantea siempre es muy alto y también predica con el ejemplo porque es un gran trabajador y eso implica una gran disposición al trabajo”.

De todos modos admitió que la salud es “su materia, su pasión”, con lo cual “es complicado”.

“Siempre que hay un ofrecimiento de algo que implica un gran desafío pero también un honor, uno toma la parte positiva y lo otro lo deja de lado; las complejidades las asume y va para adelante”, analizó.

“Nadie individualmente
considerado hace la diferencia”

En otro pasaje rechazó las críticas que cosechó su designación al considerar que carecen de sustento y en su justificación indicó que “es un sistema de salud pública y en el equipo habrá un representante de los profesionales de la salud con una mirada de salud pública”.

Respaldado en su experiencia en la gestión pública y en su formación académica, dijo que “puedo proponer un esquema de sostenibilidad del Sistema Integrado de Salud Pública, un trabajo en equipo y formulación de políticas públicas”.

“Creo que nadie individualmente considerado hace la diferencia, por más que traigamos al mejor médico si no cuenta con un buen equipo esa persona no va a tener buenos resultados”, opinó.

Ejes de trabajo

Con su impronta, abordó los ejes que tendrá su gestión a la vez que reconoció que uno de los desafíos será poder plantear una planificación hacia diciembre de 2019 con una mirada de “sostenibilidad” en el diseño de la política pública y con el aporte de un profesional de la salud en la vicepresidencia desde una perspectiva sanitaria específicamente.

“Hay algunas líneas que son bastante obvias y en las cuales pienso trabajar”, definió Morando y precisó en esa línea que una de ellas será “tratar de consolidar un equipo de trabajo”, es decir, que la próxima dirección del Sistema Integrado funcione como un equipo donde van a estar representados cada uno de los componentes: el Hospital Municipal “Ramón Santamarina”, el de Niños “Dr. Debilio Blanco Villegas”, el de María Ignacia – Vela “Enrique Larreta”, el Centro de Salud Mental, los centros de salud y los servicios que tienen acuerdo con Provincia, como el CPA y el Servicio de Neumotisiología (Dispensario).

También calificó de importante avanzar en un diálogo y en la construcción de consenso con cada uno de los actores que forman parte del sistema, en referencia a la totalidad de los trabajadores de la salud.

Un sistema
integrado

Por último, y en cuanto a la convocatoria para retornar al Gobierno y para hacerse cargo del Sistema Integrado de Salud, admitió que cuando regresó de Inglaterra sintió un deseo de volver a la función pública “básicamente porque tiene que ver con mi vocación”, pero además “el Intendente tiene muchas cualidades para persuadir y mostrar los desafíos que cada convocatoria se plantea”.

“Nos conocemos bien y pese a que salud es una materia sumamente compleja, estamos hablando de un sistema integrado, no como algo fragmentado. Ahora está planteado como una sumatoria de subsistemas y por lo tanto es un desafío aún más complejo”, evaluó.

Aun así “trabajar junto a Lunghi es un honor y a mí me pone muy contento tener esa oportunidad”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario