Mujer denunció que dos delincuentes le robaron y la violaron al lado de su hijo

Una mujer de 28 años denunció que dos ladrones entraron a su casa, en Lisandro de la Torre al 502, y la violaron delante de su pequeño hijo de 6 años. Luego, le sustrajeron mil pesos y un celular y se dieron a la fuga.

El caso tomó trascendencia nacional luego de que ayer el Diario Crónica publicara una nota en la que contaba lo sucedido.

En diálogo con El Eco de Tandil, Ramona Nancy Molina Cuevas, contó que el lunes pasado cuando se encontraba durmiendo, irrumpieron dos hombres en su vivienda, luego de forzar la puerta.

“Yo me asusté y me levanté de la cama. Entraron dos tipos que me atacaron. Me dijeron que no hiciera ningún ruido, que me callara. Me taparon la boca, y me ahorcaron para que no pudiera gritar”, explicó aún conmocionada por el traumático hecho.

La mujer aseguró no haber visto que los hombres tuvieran consigo armas y no pudo verles la cara porque las tenían cubiertas con pasamontañas.

“Me agarraron de los brazos. Mientras uno me sostenía de los brazos, el otro me manoseaba. Mientras tanto, mi hijo de 6 años estaba durmiendo”, contó.

Y aseguró que “los dos tipos me tocaron toda y me forzaron a tener relaciones, primero uno y después el otro. Me agarraron del cuello, me quise defender pero no pude”.

Los delincuentes, estuvieron en el interior de la propiedad durante aproximadamente una hora y tras abusar de la joven, sustrajeron mil pesos de su cartera y un celular. Luego, se dieron a la fuga.

“Cuando se fueron, me dijeron que tenga cuidado y nada más. No sé quién los mandó o si por ahí era alguno que solamente tenía ganas de acosarme”, sostuvo.

Ramona Molina Cuevas aseguró que es la primera vez que le sucede algo así. “Tengo mucho miedo”, admitió.

 

“Lo único que pido es que se haga justicia”

 

“Cuando se fueron yo me levanté del piso y estaba toda ensangrentada porque no sé qué me pasó. Los médicos me atendieron bien y todo el tiempo viene a casa la gente de la policía de las mujeres y psicólogas”, señaló.

Con respecto a su hijo, afirmó que “mientras me hicieron todo mi hijo dormía. Se movía pero gracias a Dios no vio todo lo que pasó. Por eso me pregunta porqué viene tanta gente a la casa y yo le digo es para poder irnos de acá, de Argentina”.

“Yo le digo que estoy haciendo unos trámites para no explicarle, porque no sé qué decirle”, admitió.

Ramona Molina Cuevas contó que es oriunda de Paraguay y que desea regresar a su país natal pero hasta el momento no pudo hacerlo porque necesita un permiso del padre de su hijo para irse y no lo puede localizar.

“Me quiero ir de Argentina porque estoy sola acá, el padre de mi hijo me abandonó. No sé dónde está, espero que al saber lo que pasó que se preocupe por su hijo, no por mí porque nunca le interesó. Yo necesito que él aparezca y que me firme un papel para poder irme con mi hijo a Paraguay”, manifestó.

En tanto, contó que hizo la denuncia pero que aún no hay novedades de los autores del hecho.  “Están viendo si encuentran alguna pista. Yo lo único que pido es que se haga justicia, que los agarren”, expresó.

Y aseguró que “no tengo problemas con nadie, no sé por qué me hicieron esto”.

 

La investigación

 

Por su parte, el jefe de la Policía Distrital, Jorge Giménez, expuso que “el informe médico no coincide con lo atestiguado por la víctima”.

En ese marco, detalló que “la joven denunció una supuesta violación de dos hombres con caras cubiertas, pero el informe médico  dio cuenta de una lesión en el cuello pero no genital. Por lo tanto estaríamos hablando no de una violación, sino de otra situación que se está investigando, que incluyó robo de dinero y un celular”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario