Müller, el Huevo y La Fábrica de Tandil

?He ido muchas veces, tengo amigos en Tandil, cómo no. Yo hice teatro en la ciudad con la gente del taller La Fábrica, mucho tiempo. ¿Sabés de qué te hablo, no??, guapea Alejandro Müller, más conocido -hoy por hoy- como ?Huevo?, el antigalán que dio en el clavo, en el punto justo para dislocar situaciones y entreveros típicos de novela dentro del éxito televisivo ?Valientes?.
-Ese dato no lo tenía.
-Ah, ¿viste? (se ríe).
-¿Nombres de amistades tandilenses?
-Muchos, muchos amigos. Yanina Crescente y tantas otras amistades, bueno, sin ir más lejos Víctor Laplace. No recuerdo todos los nombres, pero son amistades que uno las ve y las recuerda. Y con Yanina seguimos de algún modo en contacto, ella es directora y está radicada allá. Ultimamente no nos estamos hablando tanto, pero quedó una buena relación. Yo conocí a ese grupo en un regional de teatro y luego fui varias veces a Tandil, llevé bastantes de mis obras. Y miraba mucho teatro independiente también cuando iba. ¿Te sorprendí, no? (risas).
-Conociste bien la ciudad, entonces.
-Sí, paseé de lo lindo, a mí me encanta Tandil. Me encanta, ahora hará como dos años que no voy. Sí, calculo que hace dos años, más o menos. Ya, la verdad, medio que perdí la cuenta.
-Son las 21.30 del viernes. Hoy no se emite ?Valientes?. ¿Qué hace Alejandro Müller?
-Acabo de llegar de grabar y generalmente estoy con mi familia, salimos a comer algo por ahí. Hoy no, porque mi mujer se fue con mis hijas a hacer las compras y ahora estoy solo en casa. Hoy me toca hacer boliche o a veces animo alguna fiesta o evento.
-¿?Hacer boliche?? , ¿vas y conducís, presentás?
-Según, a veces sí, a veces no. A veces sólo hago acto de presencia.
-¿Te divertís cuando hacés acto de presencia o la pasás mal?
-Según, no me gusta mucho. La exposición no me gusta mucho.
-En la fiesta anuario de la fundación Discar, cuando El Eco de Tandil te comentó de hacer esta nota no se te vio incómodo.
-Sí, digamos que socialmente la piloteo. Pero, en realidad, prefiero estar en mi casa, tranquilo. Pero si voy, la paso bien. No es que voy a sufrir. No voy a eventos porque sí, a los eventos solidarios no fallo y otros a los que voy es por una cuestión comercial, no es que me guste hacerlo.
-¿Cómo se vive en un actor el ahora, sos popular y ayer no tanto?
-Yo el año pasado fui a Mar del Plata con una obra de Carlos Evaristo y la verdad que nos costaba bastante, la peleábamos. Y ahí comenzamos con las grabaciones. Y no era tan conocido pese a laburar en tele durante muchos años pero no tenía popularidad y para hacer una nota, viste, prácticamente la tenía que pedir yo. Y ahora me llaman todo el tiempo. Creo que la revista ?El arte de tejer? fue la única que no me hizo una nota (risas). Pero démosle tiempo, ya me van a llamar. Pero son las reglas del juego, a los periodistas les sirve hacerle notas a la gente que está en un buen momento profesional porque la gente va a consumir eso. Y no siempre por calidad, en este caso se da que con ?Valientes? el producto también es bueno en calidad, pero a Zulma Lobato también la están entrevistando mucho (risas).
-Pero en tu caso individual, da la impresión de que tu personaje no iba a tener tanto protagonismo.
-Sí, sí. Eso nunca se sabe, tenía cierto protagonismo dentro de la casa porque iba a relajar un poco las cuestiones pero haber crecido tanto el personaje en lo que es con la gente lo hizo crecer también en la tira. Igual el éxito es de la tira, yo soy una parte más de la orquesta. Lo mío por ahí llama la atención por ser algo colorido.
-¿Nadie te dijo nada malo en la calle?
-Jamás, nadie de nadie. Todo lo contrario.
-Pero manifestándote tan fanático en la tira, de Atlanta, algún hincha de Chacarita te podrá gritar algo?
-Sí, pero con gracia. Como grabamos justo en la zona de ellos alguno me grita ?este no es tu barrio? pero en broma. Ni saben que en realidad yo no soy de Atlanta y tengo menos fútbol que la Para Ti.
-¿Sebastián Wainraich intercedió para que vos seas hincha de Atlanta en la tira?
-Sí, soy amigo de él y también fue debido a que un productor del programa es muy fanático. Entre los dos me tiraron la idea y yo agarré viaje.
-¿Y es cierto que recién pisaste una cancha de fútbol a los 50 años?
-Sí, fue hace poco. Nunca había ido y a propósito del personaje, ya que estaba, fui un sábado a ver a Atlanta. Fue una experiencia increíble.
-¿Y que la gente se te manifieste en la calle, por eso que me decías de tu incomodidad ante la exposición, cómo te cae?
-A mí no es que me jode, al contrario, la gente te brinda todo. Lo que pasa que perdés un poco? yo vivo en Merlo. En un barrio. Y me cuesta ya salir a la avenida de Merlo a comer algo como hacia antes.
-¿Para tanto?
-Y se revoluciona un poco. Es un programa que realmente se ve mucho. Voy a un shopping con mis hijas y el otro día tuvimos que salir medio corriendo. Donde se te juntan 10, se te arriman otros 20 y chau. O te piden una foto y aparecen otros 20 que te piden una foto también.
-Pobre Mariano Martínez?
-Sí, sí, a todos nos pasa más o menos lo mismo porque mi personaje es alguien simpático, entonces, por ahí la gente se le anima más. Yo un día crucé de las grabaciones a comer algo a un shopping con Mariano y nos volvieron locos. Y me dijo él: ?Estuve comiendo acá con Gonzalo y no me pasó lo que me pasó con vos?. El personaje generó tal contacto con la gente que sobrepasó lo común. Es muy de ellos. Porque a Mariano lo llaman por su nombre pero a mí me dicen ?¡Grande Huevo!?, para ellos, en la calle, soy el personaje.
-Ya mucha gente que se enganchó con el programa por tu personaje, por tu gancho distendido en las emisiones.
-Sí, mucha gente me dice eso. Pasa por el lado del humor, igual, después seguís viendo la novela y es por todo en general.
-Sí, pero cuando insisten con el trunco amor entre Leo (Luciano Castro) y Alma (Julieta Díaz), esos dimes y diretes, muchas veces dan ganas de que aparezca Huevo para ponerle un poco de gracia.
-¿A vos te pasa eso, no? (risas). Bueno, ésa es la idea. Es mérito de los que escriben, Marcos Carnevale hizo la historia, su mujer, todos los que escriben. Y lo hacen interesante porque todos los días te van cambiando las cosas y van generando nuevas historias.
-¿Ellos escribirán pero ponerse el pantalón tan alto y peinarse para arriba son mañas del actor?
-Sí, obviamente, pero ellos me lo permitieron hacer. Yo al personaje le metí la parte de la locura pero hubo alguien que dijo ?sí, vamos por ahí?. Se la jugaron y funcionó. Y el mérito de vender lo que ellos quieren decir, el mix de lo que ellos quieren y lo que yo deseo. Muchas veces vos tirás una idea y los que escriben no te la agarran. Acá parece que lo hubiera escrito yo a cada cosa que dice Huevo. Está tan emparentado, lo que me escriben? improvisamos mucho pero las cosas que se dicen la escriben ellos. Uno pone la jeta.
-Cuando no estés en la cresta de la ola El Eco de Tandil te va a volver a entrevistar.
-Ah, buenísimo, llamame el año que viene (risas). No, por suerte para 2010 ya casi cierro para estar con la tira ?La Malparida? que protagonizará Gonzalo (Heredia) y Juana Viale.
-¿Irá tu personaje por un costado similar al de Huevo con el humor?
-No, bah, no lo sé bien todavía. Lo bueno es que siguen apostando a mí, eso me pone muy feliz. No va a ser nada que ver con Huevo pero, que se yo, como me conocen y saben que por ahí les rindo algo de humor va a tener seguro, pero no va a ser el muñeco éste.

 
?¿Cuándo le vas a hacer un reportaje a Carlos Irusta? Es otro baluarte del periodismo, especialista en boxeo. Se lo merece?, sugirió el lector Adriano Varela, tiempo atrás, y el miércoles pasado se le cumplió. La nota del día de hoy con Alejandro Müller la propuso Mercedes Guazzeli. Para el pedido de entrevistas puntuales, críticas o comentarios el lector puede contactarse escribiendo a luispepoibarra@yahoo.com.ar

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario