Murió el único perro “preso” de la Argentina

El perro -de pelaje claro- se encontraba desde hacía siete años en la dependencia policial de Esperanza “acusado” de “lesiones culposas”. El deceso del único perro preso del país se produjo el sábado pasado, aunque recién trascendió hoy al ser difundida la noticia por un matutino porteño.
Voceros policiales indicaron que a partir de la muerte del can, se ordenaron pruebas para certificar las causas que la provocaron, que todavía no habían sido establecidas. “Chiquito” había sido “detenido” el 9 de enero de 2003 tras morder a un hombre y desde entonces estaba alojado en la comisaría de Esperanza y a disposición de un juzgado en lo Correccional.
La denuncia la había radicado un vecino de la localidad de San Carlos al indicar que el perro le había ocasionado “lesiones leves culposas”. Este caso trascendió el ámbito judicial y generó una gran movida de apoyo que llegó incluso a Facebook, donde se reclamó bajo la consigna “¡Justicia para Chiquito! ¡Liberemos a este pobre perro!”.
Tras la “privación de la libertad” del perro, la Policía de Santa Fe había intentado que la Protectora de Animales provincial se hiciera cargo de “Chiquito”, pero por la supuesta violencia del animal y a falta de una orden judicial, fue alojado en la perrera de la comisaría del barrio La Orilla de Esperanza.
Luego, la perrera fue trasladada, pero el can, cuyo nombre fue escogido por los policías del lugar, permaneció en el destacamento. El personal policial aseguró que se encargó de cuidar y alimentar al animal adecuadamente y que, incluso, ponía dinero de su bolsillo para solventar un control veterinario mensual.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario