Necrológicas

 

 

 

 

 

NECROLOGICAS

JUANA GARCIA de DE GIOVANINI
 Cuando contaba con 92 años, el pasado jueves 19 de junio se apagó la vida de Juana García de De Giovanini, dejando pesar y tristeza entre sus seres queridos.
Juana nació en esta ciudad el 13 de enero de 1916; desde muy joven dedicó su actividad laboral en los quehaceres domésticos.
Había conformado su hogar con Andrés De Giovanini, su hija Juana, su hijo político Eduardo Hermoso y sus nietos Ramiro, Gerardo y Marina. Al quedar viuda prontamente debió trabajar para criar a su hija.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque Pradera de Paz.

 

ANTONIO BUSTOS LEDESMA
 De manera inesperada y cuando contaba con  61 años, el pasado lunes 7 del corriente se produjo el fallecimiento de Antonio Bustos Ledesma, causando dolor y angustia entre sus familiares y amistades.
?Mushinga? había nacido en esta ciudad el 4 de septiembre de 1946; desarrolló distintas actividades laborales y actualmente trabajaba como chofer de un diputado nacional.
También supo demostrar su habilidad, realizando distintas exhibiciones, peleando con un oso que vino hace algunos años a un predio aledaño al Puente Azul.
Había conformado su familia, junto a su esposa Mirta Ledesma, su hijo Marcos, su nuera Valeria Curuchet, su nieto Martín y otro que viene en camino.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque El Paraíso.

 

ROQUE GUSTAVO VALDEZ
 El pasado viernes 4 del corriente, falleció Roque Gustavo Valdez, una querida y respetada persona que contaba con sólo 40 años.
?Melena? Valdez nació en esta ciudad el 27 de diciembre de 1967; su infancia transcurrió en Villa Cacique, donde cosechó infinidad de amigos.
En 1991 se radicó en Tandil, y cursó estudios de profesor de Educación Física, carrera que debió abandonar en tercer año a causa de la diabetes que afrontaba desde pequeño. Además, en 2001 recibió el título de Maestro Mayor de Obras.
Le apasionaba jugar al fútbol y nadar, pero su fuerte era la batería, el rock y el blues lo podían. Fanático de Pappo.
?!Ay Mele!, quienes te conocimos supimos de tus ganas de vivir, fuiste un gladiador. Estas últimas semanas luchaste por tu vida, pero el veneno mortal te ganó.
Dejaste un vacío que nadie ocupará. Mamá y Papá te extrañan cada segundo; tus sobrinos que más pudiste disfrutar: el Gordo, la Chuchi. el Flaco y el Negro te extrañan un montón; ni que decir de tus cuatro hermanos, al igual que tu cuñado Marco y tus sobrinos: Nico, Ivana, Tamara, Pablo, Nahuel, Ailén, Jail, Jasmín, Gastpy y Azul.
¡Gracias a la Pato y a Pizón que lo acompañaron hasta último momento!?.
Sus restos, previo velatorio, fueron sepultados en el Cementerio Municipal, siendo despedido por un gran número de personas.

 

RODOLFO DANIEL SELPA
 Con muestras de tristeza y dolor fue recibida la noticia del fallecimiento de Rodolfo Daniel Selpa, un querido y respetado hombre que contaba con 50 años.
Rodolfo había nacido el 26 de julio de 1957 en Azul; era hijo de Blanca Nélida Acosta y Omar Selpa; muy joven se casó con María Alejandra Perco y era buen padre de su hijo Pedro Manuel.
A los 25 años se radicó en esta ciudad, trabajando como representante de la firma Molinos Río de la Plata, donde estuvo por espacio de 18 años, hasta llegar a ocupar el cargo de jefe de Zona en el ámbito provincial.
Actualmente estaba desempeñándose como distribuidor de la empresa Suamburgué, donde también era querido y respetado.
Su hobby eran la pesca y el automovilismo deportivo, además de sus buenos amigos, donde deben destacarse a Raúl Ibarra y Antonio Bedascarrasbure, quienes hoy lamentan profundamente su desaparición física.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque El Paraíso.

 

SUSANA NORMA STRADA de VAZQUEZ
 El pasado viernes 4 del corriente se apagó la vida de Susana Norma Strada de Vázquez y sus seres queridos la recuerdan así:
?Luego de luchar con el valor e integridad que solo vos podías tener te marchaste para dejarnos la enseñanza que tienen los verdaderos y transparentes cuando todo lo hacen y los dan en silencio.
Casada con Rubén Vázquez, por quien también lloraste su pérdida, nacieron tus hijos Guillermo, Daniel, Norma y Diego. Fueron estos terribles años de lucha contra esa maldita y cruel enfermedad que a quienes te rodeábamos no nos alcanzaba el asombro para comprender tu empeño, aunque tu corazón le había dado una única razón y única luz a tus ojos, tus dulces y amados nietos: Antonella, Julita y Alejo.
La medicina oculta ante los más intolerantes dolores que padecías, eran sin embargo estos pequeños, lo primordial a tus días que llevaban y lo sabías, una cuenta regresiva.
Hija, madre, esposa, hermana y amiga, las innumerables y grandes palabras no alcanzan hoy ni jamás para evaluarte, tan vez por esto y tanto más, será imposible olvidarte.
Descansa en paz, recordarte será mirar el que fue tu intachable camino.
Nacida el 13 de enero de 1946 y contando con sólo 62 años, Susana decidió marcharse, para dejarnos el murmullo del silencio. Nadie te olvidará, tampoco nadie te podrá igualar?.
Sus exequias, previo velatorio, se efectuaron en el Cementerio Municipal. 

 

JUAN FRANCISCO SANCHEZ
 A la edad de 77 años, el pasado jueves 26 de junio dejó de existir Juan Francisco Sánchez, causando dolor y tristeza en su círculo familiar y de amigos.
?Kiquo?, hace 70 años llegó con su padre, madre y hermanos a la Estancia Las Malvinas, muy cerca de Azucena, y desde muy joven se desempeñó laboralmente como peón en trabajos rurales.
En su juventud contrajo matrimonio con Rosa Yolanda Casales y juntos se trasladaron al campo de Eusebio Arrien, desempeñándose en el tambo del lugar y por la tarde en un campo lindero trabajaba como peón, con el objetivo de juntar más dinero para el bienestar de su familia. Allí permaneció durante 13 años.  Fue buen padre de sus tres hijas.
Incursionó en el deporte. vistiendo la casaca del equipo de fútbol Azucena Juniors, fue integrante de la comisión directiva y de la cooperadora de la Escuela Nº 28.
En 1971 su cuñado le ofreció integrar una sociedad junto con sus hermanos y adquirieron un mercado con carnicería, panadería, es decir un almacén completo.
Luego de unos cuantos años decide separarse y comprar una panadería la que trabajó hasta el momento en el que Dios dispuso su partida.
Hoy su esposa, hijas, nietos, yernos y demás deudos sienten un profundo dolor por su partida y ruegan una oración en su memoria.
Sus restos, previo velatorio, descansan en el cementerio Parque Pradera de Paz.

 

ALICIA ELSA PEREZ                                              
 Cuando contaba con 74 años, el pasado miércoles 25 de junio se apagó la vida de Alicia Elsa Pérez, causando dolor y tristeza entre sus familiares y amistades.
Alicia nació en Balcarce el 10 de enero de 1935; desde muy joven se desempeñó como empleada de una farmacia y en 1958 se casó con Elso Victorio Vignolio, siendo buena madre de sus hijos Walter Daniel y Nelson Alberto, a quienes les infundió su visión positiva de la vida.
Por motivos laborales, en 1972 se radicó en esta ciudad, desarrollando su actividad laboral en Usandizaga y Cía. y después del cierre de la empresa, se dedicó a las tareas del hogar, y actualmente estaba disfrutando los beneficios jubilatorios.
Era una mujer que amaba la lectura, a lo que dedicaba largas horas de su existencia; además era muy querida y respetada por sus vecinos de Villa Italia.
Su partida de este mundo, también es lamentada por su hermana Mabel, su nuera Stella Maris y sus sobrinos, quienes elevan una plegaria por el eterno descanso de su alma.
Sus restos, previo velatorio, descansan en el Cementerio Municipal.

EUGENIA ITURRIA de FERRIOL                                  
 El pasado domingo 6 del corriente se apagó la vida de Eugenia Iturria de Ferriol, causando una profunda tristeza en sus familiares y amistades.
Eugenia había nacido en esta ciudad el 1 de julio de 1927; en su juventud se casó con Antonio D. Ferriol, con quien tuvo tres hijos: Antonio Esteban, Héctor Francisco y Horacio Angel; vivieron varios años en la zona de La Porteña y luego se radicaron en la ciudad. Ella dedicaba todo su tiempo al cuidado de su familia y de su hogar; además trabajó como empleada doméstica con varias familias tandilenses.
Era una mujer llena de fortaleza y voluntad, disfrutaba mucho los momentos familiares y de la compañía de sus adorados nietos y bisnietos.
?Hoy nos toca dejarte partir, más allá de nuestro profundo dolor y del vacío de tu ausencia; pero con toda la seguridad de que estarás en un lugar mejor y que por fin encontrarás la paz tan merecida.
¡Te vamos a extrañar mucho Abu! Gracias por todo lo que fuiste y nos dejaste como persona a cada uno de nosotros. Te tendremos presente en nuestros corazones?.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque El Paraíso.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario