Necrológicas

HORACIO RAUL SCHANG
?Querido Chango: Naciste por allá en algún barrio de Buenos Aires, un 28 de octubre de 1952. Fuiste el broche de oro de una familia de cinco, ¡el más chico! Pero te duro poco la porteñada porque a los días aterrizaste en Napaleofú y comenzaste a transitar tu vida.
La Romelina conoció tus primeros pasos y ahí, de a poquito, te fuiste haciendo hombre de campo. De la mano de tu viejo Ernesto y de tu vieja Nelly conociste los códigos de ética, de moral y de buenas costumbres. Toda ocurrencia divertida, ¿de dónde provenía?… ?de Changuito?, apodo que te puso el viejo al igual que a tus hermanos Mataco y Goyo.
Corto fue el recreo que tuviste en La Romelina, ya que a los cinco años comenzaste el jardín de infantes en Tandil, ibas con un gran moño ?verde? que te caracterizaba. Más luego arrancaste con tu primaria y parte de tu secundaria en San José y allí comenzaste a cosechar tus primeros amigos y con muchos de ellos dejaste ?buenos? recuerdos en ese colegio.
Como ves, poco a poco te ibas formando hasta que un día te hiciste ?granjero?. Te recibiste de agrónomo especializado en ganadería y ahí también sumaste amigos que te duraron toda la vida. Transitaste por la universidad, pero no te convenció demasiado.
Ya para esos entonces en una típica vida de adolescente, conociste a Patricia, tu compañera  hasta los últimos momentos de tu vida. Fue la que te amó, te quiso con el corazón y te contuvo, y que además te dio cinco hermosos hijos: Verónica, Fernando, Mercedes, Martín y Sofía.  Todos ellos fueron la luz de tus ojos, para ellos viviste y los amaste con toda tu fuerza. Más no les pudiste dar.
Con el tiempo se te fue agrandando la familia, llego José que en matrimonio con Vero te están por dar un nieto, y ya están María y Gastón noviando para darte alguna sorpresa.
Jamás descuidaste a tus amigos, y tuviste muchos… sería muy largo enumerarlos, pero hay uno que es imposible no recordar… el famoso y bienaventurado ?Negro? Ríos, con el cual entablaste códigos de amistad que ojalá fueran imitados.
Supiste ganarte el cariño y amor, de tus tíos Chola, Jorge,  Hebe y Horacio, que siempre te tuvieron y te tendrán presente, como así el de tus primos Carla, Roxana, Gustavo, Alejandro y Claudia. Para tus sobrinos, que son muchísimos, fuiste el tío Chango a los cuales siempre esperaste en tu quinta con los brazos abiertos, con un beso, un abrazo y un asadito.
Te ganaste el respeto y cariño de tus cuñados, pero sobre todo  lograste ser el hijo del corazón de María Luisa y Juan Pedro, tus suegros.
Junto a Mataco y Goyo conformaste una comunión de hermanos inquebrantable, que marcaron un camino de profundo respeto y orgullo de ser. Con  ellos integraste sociedades empresariales como Agroveterinaria Schang  y La Romelina SA, fruto del trabajo y la perseverancia.
Tres prioridades tenías en tu vida: familia, trabajo y amistad, a las cuales les diste mucho amor, esfuerzo y dedicación. Tres condiciones que te caracterizaron como hombre de bien.
Gracias por haber sido como fuiste, no te olvidaremos jamás?.
Tu familia.

CARMEN OLGA GONZALEZ PATRON de ADDERLY
Luego de luchar durante dos años con una enfermedad cardíaca, a la edad de 79 años, el pasado martes 16 de septiembre, se disipó la luz que daba vida a Carmen Olga González Patrón de Adderly. 
Carmen nació, junto con su hermano mellizo Eduardo, el 3 de octubre de 1928, en Rauch. Hija de una familia de trece hermanos, desde muy joven se desempeñó como una eficiente ama de casa. 
En 1951 conformó su familia con Jorge Manuel Adderly, con el cual tuvo un hijo: Jorge E. Adderly. Gran parte de su vida la pasó en De la Canal, realizando tareas domésticas en el campo junto con su esposo. A partir de 1964 vivió en esta ciudad junto con todos sus seres queridos.
Fue una mujer luchadora y fuerte, con un corazón grande, humilde y generoso. Una gran hermana, esposa, madre, suegra, abuela, tía, cuñada y amiga, querida por todos sus allegados y demostrando estar siempre alegre y tranquila.  Sus familiares y amigos siempre la recordarán y la tendrán presente en el paso por este mundo.
Quienes hoy lamentan su partida rezan y piden una oración para que Dios la reciba en la paz eterna.    
?Gracias por tu pasión, comprensión y caridad para con tus amados. Fuiste,  sos  y serás un ejemplo de vida.?  
Sus restos, previo velatorio, descansan eternamente en el cementerio parque El Paraíso junto con su amado esposo.

Dedicatoria

?Carmela:
Quiero dedicarte estas
humildes palabras
que brotan de mi corazón.
Una nube blanca
se vistió de fiesta,
cuando partiste hacia
la vida eterna, donde
te esperaban ángeles
y santos, con sus flautas,
para celebrar tu llegada.
Sé que desde allí
me estás cuidando.
Cuantas cosas lindas
Dios nos permitió compartir
y cuantas nos quedaron
en el camino…
Tu bondad, comprensión,
honestidad y todo ese amor
desinteresado que sembraste
en tu paso por esta vida,
hablan de una gran mujer,
a la que extraño mucho
y no olvidaré jamás…
Tus nervios fueron de acero,
tu paciencia sin límites,
tu lucha incesante
y tu corazón de oro.
Perdón, amiga,
se me escapó una lágrima.
Algún día nos volveremos
a encontrar. Te quiero mucho?.
Tu amiga, Patricia.

OLGA TERESITA ARIAS de ROLON
 El pasado miércoles 24 de septiembre se produjo la desaparición física de Olga Teresita Arias de Rolón, una querida y apreciada mujer que contaba con 72 años de edad.
Olga había nacido en esta ciudad el 7 de julio de 1936 y desde muy jovencita se dedicó a los quehaceres domésticos. Luego conformó su hogar con Rudecindo Rolón y sus hijos Teresita y Carlos, quienes con el paso del tiempo sumaron a la familia a sus hijos políticos Juan Carlos Cela y Amalia Goñi; además de sus queridos nietos: Juan Marcelo, Roberto Carlos, Roberto Daniel, Alcides y Cristian; al igual que sus bisnietos Joaquín y Angelina.
Era una persona de gran corazón y muy estimada por sus vecinos de calle Laprida al 700, quienes hoy lamentan profundamente su partida.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

JESUS REINALDO GALLINAL
 Tras una corta y cruel enfermedad, que enfrentó con dignidad y coraje, luchando hasta el último momento, el pasado miércoles 24 de septiembre falleció Jesús Reinaldo Gallinal, un conocido hombre que contaba con 76 años de edad.
?Naldo? había nacido en Pardo (partido de Las Flores) el 17 de enero de 1932, dedicando su actividad laboral a las tareas rurales y al transporte de hacienda.
Había conformado un cálido hogar con su esposa Virginia Bratanich y sus hijos Jorge y Fabián, quienes además de sus hijas políticas, nietos, demás familiares y amigos, lo extrañarán y desean un descanso en paz.
?Fueron 54 años de estar juntos, a vos te tocó irte primero y aquí quedamos tus seres queridos, que nunca te olvidaremos, esperando que Dios nos dé resignación?.
          Virginia.
?Naldo?, luchaste hasta lo último, disimulando tu sufrimiento, ¡no podía ser de otra manera! Tocá tu guitarra desde el Cielo en paz?.
         Jorge y Fabián.
Sus restos, previo velatorio, descansan en el cementerio parque El Paraíso.

IRMA SUSANA ALVAREZ de DENICOLAY
 El pasado miércoles 17 de septiembre  y cuando contaba con 54 años de edad se apagó la vida de Irma Susana Alvarez de Denicolay, causando dolor y tristeza entre sus seres queridos.
Susana nació en esta ciudad el 1 de abril de 1954; en su juventud conformó su hogar con Héctor Denicolay, ya también fallecido.
Su pérdida irreparable es sentida por sus hijos, nueras, nietos y demás familiares.
?Vieja: Siempre estarás con nosotros. Te amamos?. Tus hijos Fer, Pablo y Santiago.
Sus restos, previo velatorio, descansan en el cementerio parque El Paraíso.

Dedicatoria
?Querida Susana: El sol ya no brillará más sobre tu cara fresca y radiante de alegría por compartir hermandad en todo tu alrededor, pero nos queda el recuerdo de un ser muy querido, imposible de reemplazar.
Tan solo a diez meses de la partida de tu querido Héctor, te fuiste a seguir sus pasos allá en la eternidad, dejando en la tierra a tres baluartes, que seguro van a seguir el camino ya marcado.
Tu partida, aunque esperada, es algo que nos conmueve a todos, pero ante el destino no nos podemos oponer. Muchos de los que te queríamos, te acompañamos hasta tu última morada, junto a tu compañero de toda la vida, donde juntos descansarán en paz.
Quiera mi Dios Eterno y la Virgen de Luján, que en las noches serenas puedan conversar cosas de los hermosos nietos y de tantas cosas lindas que les quedaron en el camino a los dos por recorrer.
Tuvimos la suerte de ser de la familia, aparte de muy buenos amigos, factor fundamental en la vida de la gente. En la noche de tu despedida, compartimos con Esther el dolor de haberte perdido, cosas del destino hicieron que ella emprendiera el viaje y así seguir siendo buenas vecinas… ¡Qué descansen en paz!?.
       Carlos Marcial García.

 

LORENZA IRIARTE de VATICANO
A la edad de 84 años, el pasado lunes  22 de septiembre se apagó la vida de Lorenza Iriarte de Vaticano, causando dolor y tristeza entre sus familiares y amistades.
Había contraído matrimonio con Juan Vaticano y luego llegarían sus dos hijos: Juan Pablo y María de los Angeles. Así formó su familia, vivía feliz y siempre acompañada.
Cuando Juan Pablo tenía 23 años, Dios decidió llevárselo para el Cielo, ella como madre sufrió mucho esa ausencia, pero se apoyó mucho en la Iglesia, en Dios y en su familia que siempre la acompañó.
Pero Dios le mandó un regalo y así fue cuando llegó Jimena, su primera nieta, llena de alegría la cuidaba y quería como si fuese una hija más.
Era una mujer muy fuerte, una madre ejemplar, muy sana, llena de vida, que nunca bajaba los brazos. Pero llegó un problemita de salud y fue muy difícil luchar contra eso y para que no sufriera más Dios se la llevó y así fue que partió de este mundo para reencontrarse en el Cielo con Juan Pablo.
?Hoy te extrañamos mucho y es imposible pensar que ya no estás físicamente, pero si lo estarás siempre en el corazón de las personas que siempre te amaron. ¡Nunca, nunca te olvidaremos!?.
Juan, María y Jimena.

OMAR GOMEZ
Con el fallecimiento de don Omar Gómez, se ha ido uno de los últimos gardelianos históricos.
Era el presidente honorario de la Agrupación Amigos de Carlos Gardel, tras haber sido presidente activo durante varios períodos en los últimos tiempos.
Fue también músico porque supo tocar muy bien la guitarra en sus años mozos.
Pero ante todo, don Omar Gómez fue una persona de bien, que permanentemente acompañó a su familia y amistades con sentido solidario. Hasta último momento, con más de ochenta años, asistía a los espectáculos de tango y homenajes a Carlos Gardel u otros artistas, compenetrado con la importancia de estar presente y brindar apoyo a quienes realizan las actividades.
Recién a fines del año 2004, con la salud algo quebrantada y por el cansancio de tanto andar los caminos, renunció a la conducción de la Agrupación Amigos de Carlos Gardel, pero sus compañeros de grupo decidieron nombrarlo presidente honorario y vitalicio.

ENRIQUE DANDERFER
 El pasado martes 16 de septiembre se apagó la vida de Enrique Danderfer, un hombre de conocida trayectoria como comerciante.
Don Enrique era oriundo de Coronel Pringles y más conocido como ?El Alemán?. De muy joven se radicó en Mar del Plata, donde comenzó con la comercialización de frutas y verduras.
En 1962 eligió a esta ciudad para radicarse definitivamente junto a su familia, ubicando su negocio en la esquina de Alem y Sarmiento, que fue el paso obligado de quienes reconocían la calidad de sus productos. Actualmente estaba afincado en el barrio 25 de Mayo, en la zona de Villa Aguirre, donde junto a sus hijos menores llevó adelante un mercado familiar en la intersección de calles San Francisco y Vigil.
Trabajador incansable, amante de las reuniones familiares y de la pesca, que fue su gran pasión a lo largo de su vida.
Estaba casado con Orgelia Ponce, con quien formó una gran familia integrada por nueve hijos: Enrique, Mabel, Carmen, Ester, Liliana, Fabián, Walter, Marcelo y Claudio; además de sus yernos y nueras, 27 nietos y 16 bisnietos, quienes hoy lamentan y lloran su partida, pero mantendrán vivo su recuerdo y la imagen de su figura, sabiendo que descansa en paz.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque El Paraíso.

SILVIA ELENA FERNANDEZ
 Después de soportar una dolorosa enfermedad, el pasado sábado 27 de septiembre dejó de existir Silvia Elena Fernández, una querida y apreciada mujer que contaba con 50 años de edad.
?Nona? nació en esta ciudad el 20 de noviembre de 1957 y hoy estará descansando junto a su madre María Elena Miranda de Fernández, siendo despedida con gran dolor por su compañero Carlos Alberto Lobo; sus hijos Raúl Sebastián y Silvina Carola Caído, Sergio Alberto, Daniela Noemí, Juan Ademar e Iván Contrera; su padre Abelardo Elio Fernández; además de sus hermanos Mabel Cristina, Jorge Alberto, Abelardo Elio, Susana, Luis Gustavo, Rodolfo Arnaldo, Liliana Roxana y Sara Daniela.
?Hay un ángel nuevo en el Cielo que a partir de hoy pasó hacer nuestro protector, junto con mamá, jamás te olvidaremos. ¡Que en paz descanses!?. Tu familia que te llora y te extraña.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque Pradera de Paz.

OLGA ANA MARCHETTI de ECHEVERRIA
 A la edad de 81 años, el pasado domingo 21 de septiembre se apagó la vida de Olga Ana Marchetti de Echeverría y sus seres queridos escribieron estas líneas en su recuerdo.
?Olga nacida en Benito Juárez y radicada en Tandil conformaste una familia hermosa.
Trabajadora, incansable, excelente esposa, madre y abuela, nos criaste y luchaste por nosotros hasta que tu corazón dijo basta.
Los que te queremos te decimos gracias y siempre te recordaremos?.

ARNALDO ESTEBAN FLEITES
 A los 72 años, el pasado  miércoles 24 de septiembre dejó de existir Arnaldo Esteban Fleites, causando dolor y pesar entre sus seres queridos.
Esteban había nacido en Rauch el 2 de agosto de 1936, pero desde muy joven vivió en esta ciudad, desarrollando su actividad laboral  como empleado de Metalúrgica Tandil.
Integró su familia junto a sus hermanos Beatriz (f), Hilda, María Amelia (f), Roberto, Paulina, Ramón, Elba (f), Josefa, Nieves, Dora y Alcira (f), además de hermanos políticos y sobrinos.
Sus exequias, previo velatorio, se efectuaron en el Cementerio Municipal.

JUAN PEDRO DOMINGUEZ
 Inesperadamente, el pasado miércoles 24 de septiembre falleció Juan Pedro Domínguez, quien contaba con 76 años de edad.
Juan había nacido el 29 de mayo de 1932 en un campo cercano a la localidad de Gardey. Muy joven llegó a esta ciudad con sus padres Modesto Domínguez y Graciana Barragán; además de sus hermanos Modesta, Elsa (f), Alfredo (f) y Eduardo.
Desde muy chico empezó a trabajar en distintos comercios como cadete y después ingresó como empleado de Metalúrgica Bima, hasta el cierre de la planta; y luego en La Plata Cereal, fábrica de aceite de lino, hasta que alcanzó su merecida jubilación.
En noviembre de 1958  se casó con Ana María Kielf, con quien vivió feliz junto a sus hijas María Rosa y María Elizabeth y a su hijo político Marcelo Franchini, que quería como a un hijo más; al igual que a sus nietos Jessica, Sebastián, Pamela, Santiago, Juan Ignacio y Marianito, como así su querida bisnieta Rosarito.
Era un apasionado del deporte, jugó al fútbol  y más tarde incursionó en el padel.
Además, sus nietos eran todo para él, les construyó una cancha de fútbol y otra de padel en la quinta donde viven cuatro de ellos; allí pasó las mejores horas como jubilado.
Sus restos, previo velatorio, recibieron sepultura en el Cementerio Municipal.

MARIA LUISA CIANCILLA de CINALLI
 Cuando contaba con 89 años de edad, el pasado lunes 29 de septiembre falleció María Luisa Ciancilla de Cinalli, causando dolor y angustia entre sus seres queridos.
María Luisa había nacido en San Miguel del Monte el 29 de junio de 1920 y vivió mucho tiempo en Gorchs, donde en su juventud contrajo matrimonio con Osvaldo José Cinalli, de cuya unión nacieron sus dos hijos.
Desde 1966 estaba radicada en esta ciudad, debido al traslado de su esposo que trabajaba en Gas del Estado, viviendo en el barrio de calle Roca.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

HUGO ALFREDO SERBINO
 El pasado martes 30 de septiembre, dejó de existir Hugo Alfredo Serbino, que contaba con 63 años de edad.
Hugo nació en Rauch, pero gran parte de su vida transcurrió en estación De la Canal, junto a sus padres y hermanas, siendo el segundo hijo de cuatro hermanos.
Cursó sus estudios primarios en la Escuela 15; luego continuó sus conocimientos en una prestigiosa academia de Tandil, obteniendo el título de Perito Mercantil. Además, se capacitó en la Junta Nacional de Granos, desempañando su actividad laboral  como perito calificador de cereales y oleaginosos.
Desde siempre cultivó amistades, en la niñez, juventud y adultez, dejando en ellos muy gratos recuerdos.
Dedicó su vida al trabajo, haciéndolo de muy joven primero en al almacén de ramos generales de Lasarte Hermanos y más tarde en Macaya SA de De la Canal, como empleado administrativo, actividad que desarrolló por espacio de veinte años.
Radicado en esta ciudad, trabajó en Macaya y Asociados y posteriormente en la Cooperativa Agropecuaria de Tandil y Vela Limitada, como jefe de sección Hacienda.
En su tiempo libre, disfrutó del deporte, jugando al fútbol en el torneo Agrario, logrando muchas satisfacciones; después practicó pelota a paleta y padel, con su grupo de amigos.
Así, como en todas las facetas de su vida, dejó traslucir su hombría de bien, generosidad, sensibilidad y amor al prójimo.
Hace algunos años, conoció y compartió su vida con una gran mujer: Lidia, a quien amó profundamente, siendo ella la que lo acompañó, protegió y cuidó hasta sus últimos días.
Una larga y penosa enfermedad fue apagando sus ganas de vivir, al verse limitado físicamente. Este sufrimiento no le impidió proyectar nuevas actividades, siempre relacionadas con el sector agropecuario, que significó una verdadera pasión para él. Lamentablemente, al agudizarse cada día más su dolencia, no pudo concretar muchos de sus sueños.
?¡Qué lástima Hugo! Te adelantaste mucho en dejarnos, acá quedamos con gran tristeza y dolor los que tanto te quisimos, pero… ¡ya nos volveremos a encontrar!?.
Sus restos, previo velatorio, descansan en el Cementerio Municipal.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario