Necrológicas

MANUEL ACACIO
 Tras soportar los procesos de una prolongada dolencia, el pasado  jueves 13 del corriente se apagó la  luz de Manuel Acacio, un querido y respetado hombre que contaba con 76 años.
Manuel había nacido en María Ignacia (Vela) el 3 de septiembre de 1932; sus primeras años de juventud transcurrieron en un campo cercano a Gardey, habiendo cursado sus estudios primarios en Estancia Acelain, terminando en la Escuela Nº 19; más tarde cumplió con el servicio militar en el Haras General Lavalle, siendo una persona respetuosa y querida por todos sus compañeros.
Con el transcurrir del tiempo contrajo matrimonio con Amparo García y siempre dedicó su actividad laboral al campo, siendo papero y ganadero, siendo querido y apreciado por quienes lo conocieron, donde sembró muchos amigos.
Su hobby era la pesca, que disfrutó con amigos y familiares; además le gustaba ir todos los domingos a presenciar el fútbol agrario y en su tiempo libre iba a pasar un rato a jugar al truco.
Luego, al recibir su merecida jubilación, se radicó en la ciudad, disfrutando de su hijo del corazón Miguel Angel Zamora;  sus nietos Mauro Emanuel y Silvina;  y a su bisnieto Tomás Lombardozo.
Su partida fue lamentada por sus familiares y amigos ?¡Donde siempre vas a estar  es en nuestros corazones! Tu esposa, hijos, nietos y bisnieto jamás te olvidaremos?.

ARTURO MARSILIO GUZMAN
 El pasado jueves  6 del corriente y cuando contaba con 79 años, falleció Arturo Marsilio Guzmán, causando dolor y angustia entre sus familiares y amistades.
Arturo había nacido en esta ciudad el 20 de septiembre de 1929; en su juventud contrajo matrimonio con Rosa Celentano, con quien formó una hermosa familia, junto a sus dos hijos: Roberto y Carlos.
Cuando el mayor solo tenía 5 años decidieron, por cuestiones laborales, trasladarse a la ciudad de Mar del Plata, donde permanecieron por espacio de 44 años.
Laboralmente se desempeñó como mecánico y electricista automotor, también trabajó en los talleres del Transporte El Pampa, El Rápido y en los talleres de la Ford.
La vida le dio la posibilidad de poder disfrutar de sus hermosos 5 nietos: María Paz, Victoria, Pamela, Kevin y Ayelén.
Su gran placer fue disfrutar de su familia, amaba estar junto a sus hijos y sus nietos.
Hoy sus seres queridos sienten un profundo dolor por su partida.
Sus restos, previo velatorio, fueron trasladados y sepultados en  la ciudad de Mar del Plata.

MARIA BEATRIZ MARTINEZ de ARLEO
 A la edad de 87 años, el pasado jueves 13 del corriente se apagó la vida de María Beatriz Martínez de Arleo,  causando dolor y pesar entre sus familiares y amistades.
María nació en 25 de Mayo (provincia de Buenos Aires, el 27 de mayo de 1922; su infancia pasó en el campo, junto a sus padres y hermanos en la ciudad de Rauch, donde conoció al amor de su vida: Vicente Arleo, con quien contrajo matrimonio el 6 de septiembre de  1944,  y tuvo tres hijos: Manuel Antonio (f), Vicente Raúl y María Isabel.
Por cuestiones laborales, en 1956 se radicaron en esta ciudad y en 1975 tras perder a su compañero, transcurrió su existencia junto a sus hijos; sus nueras Teresa y Gloria; sus nietos Javier, Adrián, Luciano, Mauricio y sus nietas políticas Verónica, Florencia y Vanina, quienes lamentan profundamente su partida y elevan una plegaria por el eterno descanso de su alma.
Previo velatorio, sus restos recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

CARMEN ALTELL DE BALBUENA
 El pasado domingo 16 de agosto, se apagó la vida de Carmen Altell de Balbuena, a la edad de 88 años.
Nacida el 26 de agosto de 1920 en nuestra ciudad, cursó sus estudios en la Escuela Normal y tras egresar de ella,  estudió Corte y Confección con la señora Francisena de Viana.
Tan sólo 23 años tenía, cuando contrajo enlace con Juan Saúl Balbuena y por el trabajo rural que su esposo desarrollaba, residieron ambos en el Establecimiento ?La Amelia? hasta que las obligaciones escolares de sus hijos la hicieron volver, junto a su marido, a su casa materna de 25 de Mayo 742.
Con el devenir del tiempo sus tres hijos (Ana María, Juan Saúl e Isidro Alberto) le regalaron 12 nietos y 7 bisnietos.
En 1984 sufrió la pérdida de su amado esposo y para aliviar el dolor pasó a vivir junto a la familia de su hija.
Finalmente, y tal cual había sido su voluntad, los últimos años de vida los pasó en la casa que la vio nacer, en compañía de sus hijos varones.
Tras repentinas indisposiciones, Carmen decidió partir para reencontrarse en el cielo con el abuelo Juan, dejando un vacío muy grande entre sus familiares, amigos y demás allegados.
Que en paz descanse.

MARGARITA PEREZ
 Con muestras de pesar y tristeza fue recibida la noticia del fallecimiento de Margarita Pérez, una querida y apreciada mujer que contaba con 80 años.
Margarita nació el 19 de junio de 1929 en Balcarce, pero desde muy chica se radicó en esta ciudad, desempeñándose como ama de casa y trabajó como peluquera.
Su inesperada partida de este mundo es lamentada profundamente por sus nietos hijos Omar Reynoso y Graciela Vélez; sus bisnietos Agustín y Delfina, además de su amigo de toda la vida Miguel Poli.
Sus exequias, previo velatorio, se efectuaron en el Cementerio Municipal.

INES FARINELLI SANCHEZ de ESPINOSA
 Tras una prolongada dolencia, el pasado domingo 16 del corriente y cuando contaba con 90 años, dejó de existir Inés Farinelli Sánchez de Espinosa, causando dolor y pesar entre sus seres queridos.
Inés había nacido en Coronel Suárez el 20 de octubre de 1918 y muy joven contrajo matrimonio con Sebastián Espinosa.
Su desaparición física es lamentada por sus únicos familiares: su nieta Daniela Inés Grela de Pérez; su nieto Alberto Grela; sus nietos políticos: Rubén Darío Pérez, Verónica Cabrera y sus bisnietos Rocío Daniela, Fernanda Isabel e Irelén Inés, en quienes dejó un enorme vacío y piden una oración para que Dios la reciba a su lado eternamente.
Sus restos, previo velatorio, descansan en el Cementerio Municipal.

LUIS ANGEL BARACCO
 El pasado domingo 16 del corriente falleció Luis Angel Baracco, un conocido y respetado hombre que contaba con 66 años.
Luis había nacido en Castelli el 20 de noviembre de 1942; desempeñando su actividad laboral como jornalero.
En plena juventud conformó su familia junto a su esposa María Natividad Valle y sus hijos: José Luis, María del Carmen, Luis Angel, Mónica, Marta, Ana, Silvia, Marcos, Carlos, Hugo, José Darío y Marcelo Pablo, que luego sumaron a sus hijos políticos, nietos y una bisnieta.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

VICENTE BURGARDT
 Hondo dolor y tristeza causó la noticia del fallecimiento de Vicente Burgardt, un hombre muy querido y respetado que contaba con 85 años.
Vicente había nacido en Coronel Dorrego el 30 de abril de 1924; era hijo del matrimonio conformado por Vicente Burgardt y Ana María Etel. Vivió su adolescencia junto a sus catorce hermanos en Río Negro, y luego se radicaron en Lobería. A los 21 años ingresó en el ferrocarril, donde trabajó toda su existencia y alcanzó su merecida jubilación.
En 1948 contrajo matrimonio con María Nieves Lastra; compartiendo sesenta años de casados. Más tarde se radicaron en esta ciudad, donde nacieron sus dos hijas: Margot (f) y Silvia, que después sumaron a la familia a sus nietos: Cristian, Yanina y Franco; sus nietos políticos: Mauricio, Cecilia y Roxana, con quienes disfrutó del cariño de todos, sumado al de sus bisnietos: Agustina, Camila, Ramiro y Julián; además de su hijo político Jorge, con quien compartían salidas y viajes.
?Te vamos a extrañar. Te recordaremos por ser un excelente esposo, padre, abuelo y bisabuelo.
Querido por tantos amigos que cosechaste, y hermanos y sobrinos, siempre caminaste con fe y humildad, mucha bondad, muy trabajador. Por donde pasaste dejaste una huella muy hermosa. Sabemos que estás con Dios, que te recogió y te está cuidando. Te queremos y siempre estarás en nuestros corazones?.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

ROSA JOSEFA IAPEZZUTTI
El pasado domingo 16 del corriente se apagó la vida de Rosa Josefa Iapezzutti, una querida y estimada mujer nacida en esta ciudad el 7 de junio de 1931. Sus seres queridos la recuerdan así:
?A poco de cumplir 78 años, la enfermedad sigilosa aceleró su tarea y la partida no se hizo esperar. La ?Tía Negra? desconcertó con el rápido desenlace de su existencia que ahora nos obliga a desandar su periplo de vida.
Toda su existencia transcurrió en la zona de Alberdi y Constitución donde su nombre de pila eran un recuerdo y su seudónimo ?Negra? una certeza para ubicarla.
La Escuela Nº 1 la tuvo como habitante de sus bancos y sus numerosos primos fueron sus consecuentes compañeros de adolescencia en el por entonces tranquilo barrio al pie del incipiente Parque Independencia.  
El amor llegó volando, con un flamante y fornido suboficial cordobés: Juan Carlos D´Ascenzi, que como tantos integró la dotación de la antigua y poderosa por ese entonces Base Aérea Militar Tandil.
Fueron más de 50 años de convivencia, sin descendencia directa, pero con unos cuantos sobrinos para malcriar que compartieron entre tantas vivencias el clásico viaje a Córdoba durante las vacaciones.
Se extraña su tono altisonante, su pasión por los gatos, su habilidad para la repostería. Quedan los recuerdos -algo difusos- de vivencias compartidas entre risas y extrañas palabras en intrincados dialectos itálicos que ella se ocupó en preservar?.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque Pradera de Paz.

ANA ANDERSEN de CARRERA
 A la edad de 81 años, el pasado martes 18 del corriente falleció Ana Andersen de Carrera, una conocida y apreciada vecina de Colonia Mariano Moreno.
Anita había nacido en Capital Federal el 22 de febrero de 1928; era hija de dinamarqueses dedicados a las tareas rurales y la elaboración de lácteos, manteca y cremas.
A los 14 años perdió a su mamá, Bertha Kaiser, quedando sola con su papá Eduardo, ya que no tuvo hermanos.
Muy joven se casó con Isaac Carrera, viviendo 59 años de matrimonio. Era una persona que le gustaba leer y tejer. Fue una madre ejemplar y amorosa con sus hijos Elvira, Román y Miguel; muy respetada por sus yernos Miguel Venanzi y sus nueras Ana Zaldúa y Elsa Cambronera, quienes le dieron seis queridos nietos: Mónica y Paula Venanzi, Adrián, Laura y Lucía Carrera y Emanuel Carrera; sus nietos políticos Alejandro Castro y Germán Stagnoli, que le regalaron cinco hermosos bisnietos: Facundo y Federico Castro, Ana Clara, Mateo y Bernardo Stagnoli; todos extrañan su presencia.
Los últimos tres años los pasó  en esta ciudad, junto a Elena, María y Teresa, que la acompañaban, mimaban y la querían mucho.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio municipal de María Ignacia (Vela).

ISABEL MARIA FERRANDEZ de OLIVERA
 El pasado lunes 17 del corriente se apagó la vida de Isabel María Ferrandez de Olivera, una querida y apreciada mujer que contaba con 84 años.
Isabelita había nacido en Tres Arroyos el 6 de mayo de 1925, conformando una familia junto a tres hermanos, ya todos fallecidos y desde muy joven se dedicó a los quehaceres domésticos, además estudio en la Academia ?Teniente?, de Buenos Aires, donde se recibió de profesora de corte y confección.
Vivió mucho tiempo en el campo, en la zona de El Gallo y desde hacía unos cuarenta años residía en el barrio de Fulg al 1500, junto a su esposo Mario Olivera.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

HECTOR ALFREDO FERREIRO                                    
Cuando contaba  con 66 años, el pasado lunes 17 del corriente falleció Héctor Alfredo Ferreiro, y sus seres queridos lo recuerdan así:
?En la ciudad de Tandil, el 6 de mayo de 1943 nació Héctor Alfredo Ferreiro; hijo de Angel y Virtudes, era el menor de seis hermanos.
Solo quienes tuvimos la gracia y el regalo de Dios de tenerlo en nuestras vidas, de tener un lugar en su inmenso corazón, con capacidades espirituales infinitas, sabemos que no hay palabras que puedan describirlo.
Hijo, hermano, tío, amigo ¡inigualable! Todo amor y bondad. Siempre un chiste, una sonrisa, una palabra de aliento, comprensivo y compasivo.
Y así partió, con una sonrisa. Duele tu partida, mucho, mucho. Hoy aunque inmersos en el dolor de nuestro sentir, comprendemos, el honor de que Dios te haya elegido para estar a su lado. Siempre estarás entre nosotros?.
        (Quienes te amamos).

Dedicatoria
?Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío?. Es esto lo que nos ha pasado con la partida inesperada de este amigo. Después de largos años de amistad, hace 15 años que hicimos el compromiso de compartir los almuerzos de cada domingo que hubiese Turismo Carretera, categoría de la cual eras simpatizante de la marca Chevrolet.
Pasará el tiempo pero nunca olvidaremos los momentos compartidos, tampoco olvidaremos que eras una persona sumamente respetuosa, amigo de los amigos, jamás le fallaste a nadie, tu risa era contagiosa, eras leal, tu conducta intachable.
En cada reunión estarás presente en los corazones de quienes te conocimos y quisimos mucho.
(Familia Miguel y toda la barra de ?El Cuete?).

FRANCISCA LIDIA PASCUAL de CAMPI
 Con muestras de hondo pesar y tristeza fue recibida la noticia  del fallecimiento de Francisca Lidia Pascual de Campi, una querida y estimada mujer que contaba con 90 años.
?Paquita? nació en esta ciudad el 15 de octubre de 1918; en su juventud conformó su familia junto a su esposo Jaime Campi, de cuya unión nacieron sus hijos Pilar y Jaime, quienes con el transcurrir del tiempo sumaron a sus hijos políticos Rafael Lezama (f) y Elisa Almenta, que luego le dieron la alegría de disfrutar de sus nietos: Gastón, Mariano y Blas, que junto a Ana, Diego y Guadalupe le regalaron cinco bisnietos: Joaquín, Sofía y Julieta; Juan Diego y Felicitas.
?Dios se la llevó a su lado, pero su recuerdo permanecerá eternamente en familiares y amigos, que a su vez agradecen a todos quienes acompañaron con su afecto en tan difícil momento.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque Pradera de Paz.

JUAN MARIO KRESSI
 El pasado jueves 13 del corriente falleció Juan Mario Kressi, un querido y respetado hombre que contaba con 68 años.
Juan había nacido el 4 de septiembre de 1940 en Juan N. Fernández; se casó muy joven con Norma Beatriz Moriconi y en 1970 se radicaron en esta ciudad.
Desarrolló su actividad laboral en la policía, trabajando por muchos años en la Seccional Segunda, de donde se retiró con el grado de Sargento Ayudante.
Tuvieron dos hijas: María de los Angeles y Claudia Patricia; cuatro nietos: María Eugenia, Agustín, Bruno y Juan Ignacio y una bisnieta: Milagros Abril, quienes hoy lamentan su partida, pero queda en ellos la imagen de su figura, sabiendo que descansa en paz junto a Dios.
Era una persona que le gustaba el campo, y se complacía en efectuar paseos disfrutando de las bellezas naturales tandilenses, admirando sus verdes campos y sus praderas, a tal punto que vivió en una quinta ubicada en cercanías del cruce Barker.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario