Necrológicas

 

LILIA NOEMI GIMENEZ de MIR
 Tras soportar los procesos de una prolongada dolencia, el pasado miércoles 11 del corriente se apagó la vida de Lilia Noemí Giménez de Mir, una trabajadora y querida mujer que contaba con 48 años de edad.
Noemí había nacido en esta ciudad el 4 de octubre de 1961; era hija de Lilia Dall´Zotto (f) y Ernesto Miguel Angel Giménez ? actual presidente del club Unión y Progreso-; cursó sus estudios primarios en la Escuela Nº 21, los secundarios en el Instituto Martín Rodríguez y los terciarios en el Instituto Superior de Formación Docente Nº 10, de donde egresó con el título de maestra.
Comenzó ejerciendo su profesión en la escuela rural de Azucena, luego estuvo en la Escuela Nº 36, posteriormente en la Escuela Nº 21 y actualmente dictaba clases en la ESB 6.
Había conformado su hogar junto a su esposo Raúl Alberto Mir y tenían tres hijos: Federico, Sofía y Eugenio, a quienes les infundió su visión positiva de la vida.
Vivió toda su existencia en Villa Italia y era fanática del Club Unión y Progreso, por el cual colaboró intensamente, especialmente integrando la subcomisión de básquetbol menor de la entidad.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque Pradera de Paz.

CELINA MARIA FERRER de ESCRUELA
 El pasado  viernes 13 del corriente se produjo el fallecimiento de Celina María Ferrer de Escruela, una querida y apreciada mujer que contaba con 76 años de edad.
Celina nació en Lobería el 14 de septiembre de 1933; en su juventud contrajo matrimonio con Emilio Escruela, y tuvieron dos hijos: Hilda Celina y Arturo Emilio.
Trabajaron como agricultores en San Manuel y más tarde fueron comerciantes en Napaleofú.
Con el transcurrir del tiempo se fueron sumando a la familia, sus hijos políticos Máximo Tomás Vallejo y Rosa Nélida Serrano; sus nietos: Javier Máximo, Sebastián Tomás, Guido Mauro, Franco Nelson, Rocío Guadalupe, Claudia Andrea y Silvina Soledad, además de sus bisnietos: Braian, Matías, Agustín, Lucas, Luciano y Delfina, quienes elevan una plegaria por el eterno descanso de su alma.
Fue una mujer caritativa, colaboró siempre con su familia, quienes hoy se sienten muy agradecidos y la tendrán presente siempre en su corazón y no la olvidaran jamás. ¡Descansa en paz!
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

EMMA ESTELA LAVEGA                                            
 A la edad de 77 años el pasado  miércoles 11 del corriente se apagó la vida de Emma Estela Lavega, y sus seres queridos la recuerdan así:
Emma: mujer luchadora, buena madre, nacida en San Cayetano en 1932. Tus ocho hijos lamentan con mucho dolor tu partida. Fue orgullo de sus hijos y nietos, quienes nunca la van a olvidar.
Peleó con su enfermedad asmática, la cual la llevó a estar internada muchas veces, y ella la peleaba y salía adelante. Pero esta vez su débil cuerpecito no pudo superar y se fue, dejando un dolor enorme en las personas que la querían y la recordarán siempre.
Mamá: ¡qué palabra tan grande! y qué bien te quedaba a vos Vieja mía. Qué dolor tan grande tu ausencia, difícil de explicar el vacío tan grande que dejaste en mi corazón y en el de mis hermanos.
Fuiste lo más grande que tuve en la vida, quizás no fue suficiente las veces que te dije lo mucho que te quería, pero vos lo sabías porque estuve siempre que me necesitaste, como vos lo hiciste con nosotros cuando éramos chicos y trabajaste como un hombre para criarnos y dándonos el mejor ejemplo.
Pasamos un montón de cosas lindas y feas, pero siempre al lado nuestro defendiéndonos con uñas y dientes.
¡Un ejemplo mami! Lo más grande que tuve. Sé que estás descansando. Soy un poco egoísta en pensar que te hubiera querido tener más tiempo a mi lado. Vos querías ir a descansar de esta vida tan sacrificada. Pero siempre te voy a tener presente…
Y Dios quiera mis hijos me quieran tanto como yo a vos. Bueno Vieji, que encuentres esa paz que buscabas y que te mereces por ser la mejor mamá… siempre estarás en mi corazón.
            Tu hija, Elvecia.

ALBERTO LECUONA
 Con muestras de pesar y tristeza fue recibida la noticia del fallecimiento de Alberto Lecuona, un conocido y respetado hombre que contaba con 85 años de edad.
Alberto había nacido en esta ciudad el 26 de julio de 1924; su infancia transcurrió en el paraje La Vasconia y desde muy joven desarrollaba su actividad laboral efectuando trabajos rurales, siendo muy apreciado por vecinos y siempre estaba dispuesto a colaborar con todos los que lo necesitaran.
Posteriormente, se desempeñó como tambero con sus hermanos en un campo cercano a la cantera San Luis, hasta el año ´90. Luego se radicó en la ciudad, viviendo en la barrio 17 de Agosto, donde era muy querido por los vecinos y los chicos lo llamaban ?El abuelo Alberto? y allí también se destacaba por ser solidario con todos. Hacía casi un año que estaba luchando contra una grave enfermedad.
Había conformado su hogar junto a su esposa Elisa Licarich, con quien llevaba 51 años de matrimonio; su hija Susana, su yerno Daniel y su adorado nietito de tres años: Juan Ignacio.
Asimismo, sus seres queridos agradecen profundamente a los enfermeros Mabel y Osvaldo por la contención y atención brindada durante su enfermedad ¡muchas gracias!
Sus exequias, previo velatorio, se efectuaron en el cementerio parque El Paraíso.

MARIA FILOMENA IÑIGUEZ
 A la edad de 93 años, el pasado jueves 12 del corriente se apagó la vida de María Filomena Iñiguez, dejando pesar y tristeza en todos sus seres queridos.
Doña María había nacido el 29 de noviembre de 1915 en Rauch, donde vivió su infancia y adolescencia, para luego radicarse en esta ciudad, donde dedicó su existencia a los quehaceres domésticos.
Con mucho cariño y amor, la recordarán eternamente su nieto Carlos Ibáñez; su nieta política Norma Alvarez; sus bisnietos Sebastián, Diego y Cristian; sus bisnietas políticas Valeria, Gabriela y Anabella; sus tataranietos Alan y Kevin; además de sus hijos y nietos del corazón: Teresa, Angel, Mariela, Gustavo, Agustín, Ramiro, Luz, Oscar, Karina y Melanie ¡Siempre te llevaremos en nuestro corazón!
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

MERCEDES GRAFF de GIMENEZ
 El pasado viernes 13 del corriente falleció Mercedes Graff de Giménez, una querida y apreciada persona que contaba con 67 años de edad.
Mercedes nació en Coronel Suárez el 13 de septiembre de 1942; desde muy joven se dedicó a los quehaceres domésticos, compartiendo su vida con Ricardo Paulino Giménez y tuvieron tres hijos: Rosario Andrea Fabiana, Juan Carlos y Ricardo Alfredo.
Hacía 37 años que estaba radicada en esta ciudad, criando con ímpetu y sacrificio a sus hijos, hasta que una corta dolencia la apartó de este mundo.
Sus seres queridos agradecen a la doctora Agüero, a médicos y enfermeros del Hospital Militar Central por la atención y cuidados brindados durante su internación.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

EMILIA SALVUCCI de BATTAGLIA
 Con muestras de hondo pesar y tristeza fue recibida la noticia del fallecimiento de Emilia Salvucci de Battaglia, una querida mujer que contaba con 83 años de edad.
Emilia nació en Córdoba el 10 de enero de 1926; llegó a esta ciudad hace 30 años, para disfrutar con su esposo Angel Battaglia, el retiro jubilatorio, y compartir con su hija Lidia Mabel y su yerno Ricardo Riva, la llegada de sus nietos Diego y Eliana.
Apasionada de la música, ya que su esposo formó parte del Primer Conjunto de Bandoneones Municipal de Tandil.
Quería y fue querida por sus amigas, Patita, Alicia, Estela, Dora, Pura, Emilse, Chacha, tantas… de yoga y té beneficio.
También vivía feliz junto a sus nietos políticos Diego, Eliana, Julieta y Luciano.
Pendiente y solidaria con su familia, siempre preocupada por sus hermanos y sobrinos, además disfrutaba de las flores, los viajes y los pájaros.
Hoy en su última morada, un hornero construyó su nido.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

ELMA BEATRIZ JESUS de ADARO
 De manera inesperada, el pasado martes 17 del corriente se apagó la vida de Elma Beatriz Jesús de Adaro, una querida y estimada mujer que contaba con 69 años de edad, y que nos dejó cuando aún tenía mucho por hacer, dar y recibir.
Elma había nacido el 30 de agosto de 1940; era hija de Víctor Jesús y Teresa Jarque. Fue una persona que supo hacer de su paso por la vida un constante derrotero, en el que veló por el bienestar de sus hijos: Mauricio, Liliana y Sergio; al igual que por sus nietos: Pilar, Eugenia y Martín, esperando de todos los mejor y ayudando para que lo consiguieran.
Mucho costará a quienes compartimos su camino acostumbrarnos a su ausencia. Sus hijos, por el amor incondicional que en todo momento les brindó; sus nietos, porque sabían que contaban con ella; su familia extendida, porque sabían que estaba dispuesta en todo momento, para lo que la necesitaran; sus amigos, porque los recibía con gusto y disfrutaba de sus encuentros.
Sin dudas, éstos son los momentos más difíciles para quienes aquí quedamos, pero el consuelo y la resignación llegarán de la mano del tiempo y el imborrable recuerdo de su estilo de vida.
Sus restos, previo velatorio, descansan en el Cementerio Municipal.

ROBERTO ALFREDO GUTIERREZ
 A los 67 años de edad, el pasado lunes 16 del corriente dejó de existir Roberto Alfredo Gutiérrez, causando dolor y angustia entre sus familiares y amistades.
Oriundo de Ayacucho, se radicó en esta ciudad y se dedicó a la crianza de sus hijos, quienes sienten gran tristeza por su partida. Junto con sus nietos y bisnietos lamentan su ausencia de este mundo.
Desde su juventud se dedicó a la electricidad de obra, trabajando también en Metalúrgica Tandil y en Ronicevi, donde supo cosechar innumerables amigos, quienes hoy también lamentan su ausencia.
?El Guti?, como lo llamaban sus allegados, fue, es y será una mente brillante y un corazón hermoso, que permanecerá por siempre en la memoria de quienes más lo apreciaban
?Tu hijo Pony, y tus hijos del corazón Horacio y Miguel te agradecen haber tomado sus manos desde pequeños para guiarlos en la vida?.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.

JOSE ALBERTO LARRABIDE
Cuando contaba con 75 años de edad, el pasado lunes 9 del corriente, se apagó la vida de José Alberto Larrabide, causando dolor y tristeza entre sus familiares y amigos.
?Cacho?, apodado así por su familia o ?El Vasco? por sus amigos, había nacido el 10 de octubre de 1934 en esta ciudad. Desde joven dedicó su actividad laboral en el rubro del comercio. Trabajó en la recordada Tienda La Exposición, donde conoció a quien luego sería su esposa, Adelia Beatriz Carabetta, a quien apodaban cariñosamente ?Chiquitona?. Juntos formaron una hermosa familia con dos hijos: Susana y Beto.
Y así recorrió la vida por su querido Tandil. Trabajó también en Zabel, Cacique, en la fábrica Loma Negra y en los últimos años de su vida se incorporó al negocio de su sobrino Abel Pérez, Ingenios Gráficos, permaneciendo allí hasta alcanzar su merecida jubilación.
Lamentablemente hace dos años y ocho meses perdió a su compañera de toda la vida ?La querida Chiquitona? y a partir de ahí se fue apagando su vida.
?Se despiden de vos, viejo querido, tus hijos Susana y Beto, tus nietas Lorena, Verónica, Pamela, Guillermina; tus bisnietos Juani, Toti, Sofi, Brisa, Franco, Ramiro y Matías?.
Sus restos, previo velatorio, descansan en el Cementerio Municipal.

Dedicatoria:
Viejito, sabemos que no estás solito, estás con mamá, como vos querías. Jamás los olvidaremos, estarán presentes por el resto de nuestras vidas.
(Susana y Beto, tus hijos).

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario