Necrológicas

Semblanza de vecinos fallecidos recientemente.

NELIDA JOSEFA DE SOUZA DE ALVAREZ
El 16 de mayo pasado dejó de existir de Nélida Josefa De Souza de Alvarez, tras una larga lucha en la que demostró el amor que tenía por la vida y lo fuerte que siempre fue.

Dedicatoria

“Querida Neyi: gracias por cada momento compartido, por ayudar a cada uno de los integrantes de tu familia, por tus charlas, tus consejos y -por sobre todo- por ser una gran madre y abuela.
La expresión que más te define es una mujer luchadora, donde nunca bajaste los brazos: salías siempre adelante y nos transmitiste ese amor por luchar y nunca abandonar nada de lo que nos proponemos
Sabemos que tu vida nunca fue fácil, que siempre te daba motivos para dejar todo y rendirte. Sin embargo, hasta los últimos momentos de tu vida la luchaste.
Nos queda solo la tranquilidad que hicimos todo por tenerte y que hoy estas descansando en paz, rodeada por el abuelito, tu hijo, nieta y mamá, a la que tanto llamabas antes de irte.
Entendemos que va a ser muy difícil comprender por qué te fuiste, por qué no estás en tu habitación mirándonos con esa mirada que transmitía lo que pensabas. Pero también sabemos que vas a cuidarnos desde arriba, porque fuiste y vas a ser nuestro angelito que nos guiará hasta nuestros últimos días.
Gracias por tu lucha, tu amor, por ser la personita que fuiste.
Siempre vas a estar en nuestros corazones. Te pedimos que nos cuides y nos protejas siempre desde arriba, con los angelitos que te estaban esperando en el cielo.
Sabemos que no vas a leer estas palabras. Pero son las mismas que nos salen del corazón y que te transmitimos hasta el día en que decidiste partir.
Te amamos y siempre vas a estar presente en nuestra vida, angelito hermoso. Cuidamos desde arriba. Y espéranos para el recuentro, algún día”.

SERGIO EDUARDO BARBIERI
A los 46 años, el 15 de mayo pasado, falleció Sergio Eduardo Barbieri.
Estaba casado con Fabiana Quinteros, con quien tuvo dos hijos: Luka Lío el y Sol Alexia, en tanto que sus padres políticos eran Raquel Bernaola y Jorge Quinteros. Junto a su hermana Patricia, sus sobrinos Ayelén, Bautista, Rodrigo y Juan Pablo, así como demás familiares y amigos acompañan su partida hacia un mundo de luz.
“Era incansable militante a favor de la no violencia y discriminación. Todos te deseamos un buen viaje hacia tu nueva vida y que desde allá nos ilumines. Siempre estarás con nosotros y te amaremos”.
Sergio Eduardo Barbieri había nacido en Avellaneda (provincia de Buenos Aires), en tanto que vivió hasta los 14 años en Bernal y Quilmes, hasta que se mudó al barrio porteño de Colegiales.
Trabajó en diferentes rubros y se distinguía como autodidacta, con capacidad de diseñar diferentes cosas en madera y metal.
También se distinguió como diseñador gráfico y tuvo a su cargo una revista barrial humanista de Caballito.
Desde que conoció Tandil se enamoró del paisaje hasta cumplir su sueño de vivir acá junto con su familia (hijo, hija y esposa).

TOMAS APECECHEA
El pasado 12 de mayo, a los 84 años, se produjo el deceso de Tomás Apecechea, un querido hombre de campo, a quien su familia recuerda con todo amor.
Lo despidieron de la siguiente manera:

“Hoy quiero que usted vea
cómo fue la vida de este vasco,
que no solo comía churrasco
con vino y galleta
y al trabajo no le hacía gambeta.

Empezó de chiquitito,
entre vacas y tarros lecheros
en la zona de “Santa Teresa”,
con la vida de tambero
y sin miedo a los mosquitos,
como jugando con los aperos
junto a sus hermanos,
salía de resero.

Y cuando grande se hizo
el rancho, y el tambo fue dejando
demostrando lo aprendido,
con orgullo trabajando,
junto a su hermano Pancho
de herramientas se armaron
y de chacareros salieron.
Por muchos pagos pasaron,
pero en Iraola se quedó
y una hermosa familia formó.

Tras muchos años de luchar
con tractores, vacas y ovejas,
tiempos buenos y fuleros pasó
y en su casita, entre asados
mateadas, cumpleaños y amigos, envejeció.
Y desde esa casita, despacito, en paz
un 12 de mayo, a los 84 años,
hacia el cielo partió.

Pero a sus hijos nos dio el ejemplo
de la honestidad y el respeto.
El sembró la semilla y hoy le prometo:
“que algún día florecerán”
que no han de ser como la gramilla,
que crece sin afán,
si sus consejos sigo
espero que sean como la del trigo
que da el mejor pan”.

EDUARDO DANIEL OLAECHEA
El 24 de mayo pasado dejó de existir Eduardo Daniel Olaechea, un vecino de la zona del Hípico.
Su padre Bernardo Pacífico Olaechea y sus hermanos María Ester, Rubén, José y Julia; sus cuñadas y sus sobrinos lo despiden con afecto.

Dedicatoria

“Dios decidió que era hora de tu partida, hoy no te tenemos más, solo tenemos el consuelo que te encontraste con tu mamá, allá en ese lugar tan bello donde van las personas especiales como vos.
Bostero de corazón, la azul y oro llora tu partida, al igual que todos los que te amamos.
Nada ni nadie llenará el vacío que dejaste pero vivirás eternamente en nuestros corazones, por siempre presente, Potola”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario