Necrológicas

 
 
 
JORGE ROQUE LABACA
“Cerraste tus ojos el pasado lunes 30 de diciembre, abatido, tras una lucha sin tregua que te dio esa cruel enfermedad desde hacía dos años.
Quiero recordarte como lo que fuiste: una persona sencilla querible, pese a la aparente hosquedad que demostrabas.
Amaste con pasión tu trabajo: chofer de camión, solitario, recorrías caminos, sacabas fotos de arroyos, amaneceres, caballos, etcétera, que luego mostrabas a todos con orgullo.
Coleccionabas todo lo concerniente al Turismo Carretera, con pasión escribías desde sus comienzos hasta la actualidad (eras fanático de Ford).
Cosechaste muchos amigos entre tus compañeros de trabajo y en otros sitios que frecuentabas.
Gustabas del ciclismo, del fútbol (Independiente de Avellaneda era el cuadro de tus amores); la pesca; rasgar las cuerdas de tu guitarra y dibujar.
Pero el destino te marcó otros rumbos, actualmente tu desandar de la vida me confesaste que te hubiera gustado formar una familia, porque la soledad te pesaba.
Quiero decirte, querido hermano, que hicimos todo lo posible para que no sintieras ese vacío y te fuiste en paz, sabiendo de nuestra presencia, y sobre todo del cuidado y acompañamiento de tus sobrinos Ignacio y Luciana. ¡Descansa en paz!… Cora Labaca”.   
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque Pradera de Paz.
 
– – – – – – – – – – – –
 
“Querido primo hermano: Dios no dudó en llevarte con él, oraciones mil ¡cuánto te extrañaremos! Pasamos desde niños y hasta ahora, todas las fiestas junto con nuestras familias. Tus padres; mis tíos Roque Labaca y Angelita Estens Labaca, suscriptores de Multimedios El Eco de Tandil, desde hace más de sesenta años. Tío hermano de mi padre y socio de mi padre en la casa de remates “Ostinelli-Labaca”. También te lloran tus hermanas ¡qué dolor inmenso!
Fuiste un gran tipo, visitabas a mis viejos (con Juan Manuel Cuestas) excelente, siempre buenos mates con ellos.
Fuiste “fana” de Independiente de Avellaneda; las pesca era tu divertimento y ciclista cuando eras muy joven y por sobre todo, profundamente amante del Turismo Carretera.
Sabías todo sobre el deporte motor y hasta fuiste a saludar a Dante Emiliozzi, quien te recibió en su casa y te preguntó ¿cómo sabe tanto usted?; le contestaste: tengo todo documentado señor Dante y también en la cabeza, mi pasión. El olavarriense no podía creerlo y lo felicitó de corazón y algún regalo le entregó. Asiduo concurrente a los autódromos entre otros, con el señor “Perico” Cubiat. 
También te van a recordar tus sobrinos: Luciana, Marcos, Ignacio; tus sobrinos nietos: Milagros, Alejo, Delfina, Camila y Lorena; primos y amigos, con mucho afecto, no te queden dudas.
Trabajaste en la empresa Terrabussi S. A., desde muy chico y luego por tu cuenta, hasta alcanzar tu merecida jubilación. Arriba de los camiones, siempre, trabajos duros si los hay ¡Nos vemos querido Jorge!”.
Tu primo Enrique A. Ostinelli Labaca, y mis hijos Ana Inés Ostinelli y Martín Enrique Ostinelli; mi yerno Esteban y mi nuera Elizabeth y mi nietita Juana.
¡Chau Jorge! Siempre te recordaré con mucho afecto!
 
 
IGNACIO BELLVER
Cuando contaba con 88 años de edad, el pasado domingo 15 de diciembre se produjo el fallecimiento de Ignacio Bellver, causando dolor y tristeza entre sus familiares y amistades.
“Nene” Bellver nació en esta ciudad el 8 de marzo de 1925, dedicando su actividad laboral a la profesión de albañil; además se desempeñó como secretario general de UTDIC y fue concejal del peronismo durante la gestión del intendente Nicolás “Gino” Pizzorno.
Muy joven conformó su hogar junto a su compañera Angela Manga (f) y tuvieron tres hijos: Miguel (f), Amelia y Jorge (f); quienes más tarde sumaron a sus hijos políticos Rubén Patrón y Graciela Castro.
También pudo disfrutar de sus nietos: Elsa, Roberto, Eduardo, Hernán, Jorge, Mariana, Lorena, Carolina, Silvina y Natalia; sus nietos políticos: Alberto, Rosana, Rosita y Andrés; sus bisnietos: Darío, Héctor, Virginia, Gastón, Gonzalo, Romina, Milagros, Jonatan, Martín, Ulises, Axel, Alan, Paulina, Juanita, Tiago y su hermanita.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.
 
 
MARIA DICKES de CARREIRO 
El pasado lunes 23 de diciembre se apagó la vida de María Dickes de Carreiro, dejando pesar y tristeza entre sus familiares y amistades.
María era hija de Pedro Dickes y Catalina Heirens, ambos luxemburgueses, nació el 19 de septiembre de 1911 en Ochandio (Tres Arroyos).
Con sus padres se radican en la zona de la “Sierra del Tigre” en cercanías de Claraz (Necochea), donde nacieron sus hermanos: Ana Susana, Nicolás, Vicenta y Pedro. 
Todas las  hermanas cursaron sus estudios como pupilas, en el Colegio de la Sagrada Familia en Tandil, en aquella época solo salían del colegio una vez por año, las distancias no eran fáciles de recorrer. 
Casada con Manuel Amando Carreiro, se radica en esta ciudad y aquí nacieron sus hijos María Teresita, Alberto Manuel y Susana María. 
Se dedica a su educación e inclusive los acompaña mientras realizan sus estudios universitarios en la ciudad de Buenos Aires. Finalizada esta etapa vuelve a establecerse en Tandil, y desde 1991 al fallecer su esposo, alterna su estancia entre el campo y Tandil, dedicándose a su explotación agropecuaria. 
Falleció en esta ciudad, a los 102 años, reconfortada con la unción de los enfermos y acompañada por sus hijos e hijos políticos, Carlos Cuadrillero y María Cristina Gómez Constenla, de sus nietos Virginia Catalina Flamarique, Martín Alberto y Francisco Manuel Carreiro y sus nietas políticas Karina Valeria Rosellini y María Soledad Rodríguez. Todos ellos y sus bisnietos Nicolás, Manuel Agustín, Pedro, Federico, Lucía y Santiago Martín agradecen a familiares, amigos y vecinos la muestras de afecto y condolencias recibidas.
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el Cementerio Municipal.
 
 
JORGE OSCAR LASCURAIN
El miércoles 11 de diciembre de 2013, un día que según decían los medios y la gente era muy especial. Para nosotros se presentaba como un día más, pero  no fue así, esa noche partió un ser especial: Jorge Lascurain
Nació en Lanús, junto a sus padres, Eusebio y Emilia, y su hermano Rodi se radicó en Tandil. Desde muy chico los ayudó en la Confitería de La Estación donde comenzó a cosechar amigos. 
Luego se recibió de Perito en Granos y esa fue su profesión, en la cual volcó todos sus conocimientos, adquirió  experiencia, sabiduria, responsabilidad y llegó a ser como pocos un gran conocedor en Plantas de Silos. 
Pero lo que más cosechó fueron amigos, compañeros, conocidos que no dejaron de acompañarlo en su ultimo adiós sin distinción de jerarquía, profesión o amistad; todos  estuvieron ahí reconociendo incesantemente sus virtudes y valores de hombre honesto, sincero, alegre, compañero, querido, amable, dedicado, servicial, pero principalmente familiero. 
Le encantaba estar rodeado de seres queridos, y deleitarnos con riquísimos platos que elaboraba sin pereza y con mucho amor.
Con Inés, su gran compañera de 39 años de matrimonio, tuvo a sus tres hijos Guillermo, Ezequiel y Mariano. Fue un esposo compañero, leal, cariñoso, pícaro, dedicado, capaz de reír y lagrimear con la misma pasión. 
Como papá, fue cómplice, “pata”, los dejó volar en libertad pero dándoles un ejemplo de vida que ahora tendrán en cuenta para ser hombres de bien.
Moni y Coti también formaron parte de su familia, y así nacieron Luisina, Serena, Delfina y Bautista otro angelito especial. Con ellos  compartió momentos de alegría  y amor. Ahora los cuidará desde una estrellita.
Fuiste un gran compañero de ruta, y nos dejaste un viaje pendiente. Junto a Miguel y Beatriz en cada destino te vamos a recordar.  
Jorge, se te va a extrañar…
Pero… como dice San Agustin: “no me llores si me amas”.                                                                                                                 
                                                    Mirta y Jorge Zubiraray y flia.
 
 
ALICIA JARAMILLO
Cuando contaba con 63 años de edad, el pasado jueves 26 de diciembre falleció la profesora Alicia Jaramillo, causando dolor y tristeza entre sus seres queridos.
Alicia había nacido en esta ciudad el  2 de agosto de 1950. Cursó sus estudios primarios en la Escuela Nº 21 y en la Escuela Nº2 y los secundarios en la Escuela Normal Mixta “Gral. José de San Martín” egresando como Maestra Normal Nacional en el año 1968.
Continuó sus estudios superiores en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Tandil obteniendo el título de Profesora de Matemática y Física en marzo de 1973.
Desarrolló su tarea docente en el nivel Superior como jefe de trabajos prácticos de Análisis  Matemático y Algebra en la Facultad de Ciencias Exactas de nuestra ciudad, como coordinadora del Centro Asociado Promec (Programa para el mejoramiento de las Cs. en la escuela secundaria) y como profesora del centro de Investigación de Enseñanza de las Ciencias y Ciencias  Integradas del Servicio de Educación a Distancia de la UNCPBA.
Asimismo cumplió tareas como docente en el Instituto Superior de Formación Docente Nº 10.
En el Nivel Medio comenzó desarrollando  su tarea como Profesora de matemática en la Escuela Media Nº1 de María Ignacia, Vela; En la Escuela de educación Media N°3, Nº 7 y Nº 1 de nuestra ciudad.
También desarrolló tareas en la Escuela Nacional de Comercio  como profesora y como coordinadora del Área de Ciencias  Exactas y Naturales del CBG .
Fue docente fundadora del Centro Polivalente de Arte desde el 2 de mayo de 1975, donde desarrolló tareas docentes en forma continua desde esa fecha no solo como  profesora sino también ocupando cargos directivos. Actualmente  era vicedirectora de ese Centro educativo y cumplía tareas como profesora en la Escuela Secundaria Nº 8 (ESB 2).
“Defensora de la escuela pública y con una gran vocación docente. 
Puso mucho esfuerzo por conseguir un edificio propio para el Polivalente el cual por diversas razones estaba muy comprometida”. 
Sus restos, previo velatorio, recibieron inhumación en el cementerio parque Pradera de Paz.
 
– – – – – – – –
 
“…La vida es como un viaje en un tren, con sus estaciones, sus cambios de vías, sus accidentes. Al nacer nos subimos, nos encontramos con nuestros padres, y creemos que siempre viajaran a nuestro lado, pero en alguna estación ellos se bajaran dejándonos en el viaje solos. 
De la misma forma se subirán otras personas que serán significativas: nuestros hermanos, amigos, hijos…: muchos bajaran y dejaran un vacío permanente…otros pasaran tan desapercibidos que ni nos vamos a dar cuenta que desocuparon sus asientos. Este viaje estará lleno de alegrías, tristezas, fantasías, esperas y despedidas…
Pero el gran misterio para todos es que no sabemos en qué estación nos bajaremos, por eso debemos vivir de la mejor manera, así cuando llegue el momento de desembarcar y quede nuestro asiento vacío, dejemos bonitos recuerdos a los que continúan viajando en el tren de la vida…”
Tía te nos bajaste del tren cuando nadie lo imaginaba…No hace mucho, en tu cuaderno de cada día, escribíamos que arrancaba  el segundo tiempo de un largo partido, de un partido contra la vida, contra todo eso que tenías, que te pasaba. Un partido en el que nosotros desde afuera,  estábamos dándote fuerzas y ayudándote a nuestra manera. Parecía que llegaba una segunda oportunidad, pero fue en ese instante cuando te empezaste a agotar, te comenzó a doler el cuerpo,  y simplemente te quedaste dormida. Pero así y todo seguiste un poco más, como siempre lo hiciste con cualquier cosa. Con esa entereza y fuerza te ganaste el respeto de todos y el cariño de muchos más, a lo largo de ese viaje, en el hermoso tren de la vida. 
Tía, te nos fuiste, nos dejaste con muchas cosas por compartirte, muchos momentos por pasar, muchas cosas por charlar…en algún momento nuestro tren va a llegar a vos y esperemos que estés ahí esperándonos. Mientras tanto acá hay mucho por hacer, creo que nos dejaste muchas cosas por las que pelear, y por sobre todo, una pequeña, pero hermosa familia que apoyar, seguir y apuntalar. 
Te vamos a extrañar con el alma, fuiste una persona que nos dejó muchas cosas, que nos enseñó otras,  te recordaremos con esa sonrisa y esa carita que muchas veces hablaba por si sola. Seguro que de donde estés, no vas a perder la costumbre de estar en todos lados y que se te escape una, ya debes estar ordenando ahí arriba y poniendo las cosas en su lugar. 
Hoy hay fiesta en el cielo, porque llegaste a él, sin equipaje, porque allí sólo se lleva lo que sembraste en la tierra y marcan las huellas que dejaste, y valla que así lo hiciste… No fue un adiós que nos dijimos, fue simplemente un hasta luego. Quizás sea pronto nuestro encuentro, quizás pasen muchos años para volvernos a encontrar, pero si te aseguramos que ese encuentro entre nosotros es lo único que tenemos seguro. 
Recuerda que te amamos mucho y te pedimos que estés a nuestro lado hasta que nos volvamos a encontrar…ya se te extrañaba mucho y lo vamos a seguir haciendo. Siempre vas a estar presente entre nosotros, y siempre vamos a ser “tus sobrinos preferidos”, Rodri, Pao, Nan y Noe… mamá tu cuñada “preferida”, también papa y la tía, y los abuelos…en fin, somos y vamos a ser siempre,  tu “familia preferida”.
 
 
 
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario