Nicolini rescató que el Municipio haya sabido administrar ante la merma en la coparticipación

Además, afirmó que todo el año fue de mucha restricción presupuestaria, donde el Municipio tuvo que estar muy encima de la administración tanto de los ingresos como de los gasto. Están llegando a fin de año y si bien se pudo recuperar un poco de esos 9,5 millones de pesos que era de coparticipación directa, están en 7.300.000 pesos de menos a fin de noviembre. “Es un número grande para absorber para un municipio y alrededor de 1 millón de pesos menos del fondo sojero. Esto ha hecho que todo el año debamos estar con mucha tensión en cuanto a la ejecución presupuestaria en todas las secretarías, hubo que hacer un ejercicio muy grande de control de gastos y por supuesto hubo que suprimir algunos”.

Positivo
 
No obstante, Nicolini sugirió que fue un año interesante porque se concretaron obras importantes para Tandil, una de ellas con financiamiento provincial como es el Ramal H que si no hubiera estado terminada la obra, distinta hubiera sido la situación en Tandil con las intensas lluvias que hubo. Además se avanzó con el plan de repavimentación y con obras de gas y agua, se pavimentó la calle Palacios, se terminó la planta de cloacas de Movediza que próximamente va a ser entregada por la empresa.
En materia de obras públicas, en el Hospital se terminó el lavadero, que quedó a nuevo, más allá de todos los reclamos que hizo el Sindicato en ese sentido, también se terminó el sector de residuos patológicos, se modernizó cirugía y traumatología y se amplió neonatología.
“Desde este punto de vista fue un año importante en cuanto a concreciones y justamente con el control de gastos; es así que pudimos pagar aguinaldo y sueldo cumpliendo con todos los trabajadores municipales el día 21”.
 
Aumento en las tasas
 
Al momento de hacer un análisis sobre el criticado aumento de tasas del 35 por ciento, Nicolini recalcó que se llega allí luego de un año de todas restricciones y a su vez con una necesidad que tienen todos los municipios en la Argentina que es que no pueden elevar presupuestos con déficit sino que tienen que ser equilibrados para su aprobación.
Una de las justificaciones que brindó es que, como se enviaron menores recursos desde la Provincia de los que estaban informados, el Municipio necesariamente tiene que obtener ese dinero para poder tener un presupuesto equilibrado y la manera que tiene para hacerlo es con el incremento de tasas.
Además advirtió que la discusión sobre si es mucho o poco, es algo que hay que comparar con otros indicadores. “Lamentablemente en Argentina cuando se habla de indicadores, todos sabemos cuál es la realidad del Indec, entonces es muy difícil saber con qué comparamos. Con el Indec yo te puedo decir que es mucho, pero ¿el Indec es cierto? Otra cosa son las calificadoras privadas que las multan si difunden cuál es la  inflación real, entonces esa situación es muy compleja” esbozó.
Y añadió que toda esa realidad hay que evaluarla a la hora de decir si es mucho o poco. “El Municipio viene haciendo incrementos entre el 20 y el 25 por ciento y este año fue 35; pero en otros municipios el año pasado aumentaron más del 30 por ciento las tasas y en algunos hasta superan el ciento por ciento de aumento este año”. Además recalcó que “es importante ver cuáles son los servicios que presta, en el caso de Tandil tiene a cargo todo el sistema de salud pero hay otros municipios que no la tienen a cargo porque tienen instancias provinciales en sus territorios. En la salud va una fuerte inversión pública que es prioridad para el Intendente”.
“Es el menor aumento posible para poder financiar el Municipio -añadió- ya que si fuera por las necesidades que tiene la ciudad que se encuentra con demandas crecientes de infraestructura y de servicios, es necesario un aumento mayor. Todas las provincias han elevado presupuestos con incrementos pero parece que se localiza la cuestión del aumento. Nosotros somos un gobierno local, pero hay que tener en cuenta cuál es el contexto nacional y provincial a la hora de emitir opiniones”, resaltó.
 
Perspectivas para 2013
 
En relación a la negociación paritaria, el Municipio tiene un acuerdo con el Sindicato que incluye los meses de enero y febrero con sumas fijas remunerativas. Se pagó una suma fija de 1000 pesos en octubre noviembre en dos cuotas de 500 y ahora son dos cuotas 450 en este caso ya remunerativo. Por su parte, en marzo van a tener que lograr un acuerdo en paritarias, pero por lo pronto el presupuesto contempla una pauta para aumento salarial.
Nicolini expuso además que la prioridad del Intendente siempre es la gestión de la ciudad más allá de años electorales o no; por lo que la apuesta para 2013 es que se realicen varias obras en la ciudad que están planteadas desde este año.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario