?No dejo de ser de La Cámpora ni dejaré de serlo?, dijo el concejal electo Rogelio Iparraguirre

En diálogo con El Eco de Tandil, Iparraguirre aseguró que fue una decisión que tomaron hacia adentro “con los compañeros”, pero “no dejo de ser de La Cámpora ni dejaré de serlo”. 
El actual titular de la UDAI Tandil de la Anses, recordó que armaron la organización en Tandil en junio de 2008, por lo tanto no se puede pensar que después de 5 años en la conducción tomó la decisión de alejarse por “la mala imagen” de  La Cámpora. 
El concejal electo destacó estar en desacuerdo con esa supuesta mala imagen que algunos le adjudican a la agrupación e indicó que su referencia política se construyó desde lo colectivo y tiene que ver con un trabajo en conjunto y un número importantísimo de compañeros que no dejan de crecer. 
“Esto se da precisamente por ser La Cámpora que tiene una identidad política que es la que nos agrupa y mejor nos representa por ser desde nuestro entendimiento, la organización de la Presidenta, con lo cual estamos orgullosos. Además es la organización que más de 200 compañeros han elegido para militar y trabajar todos los días”, destacó Iparraguirre. 
 
Responsabilidades políticas
Ante algunos comentarios que llegaron a oídos de la comunidad sobre esta decisión a raíz de la multiplicidad de puestos de algunos concejales, el concejal afirmó que esto no tiene nada que ver ya que “el ser el responsable político de una organización no es un puesto como se lo entiende, ya que no hay dinero ni salario de por medio”. 
Además, agregó que en realidad tiene que ver con reacomodar ciertas responsabilidades para poder rendir mejor los tiempos de cada una de las personas que tiene responsabilidades políticas. 
“Tanto en mi caso como en el de Tony Ferrer, que somos y seguiremos siendo militantes de La Cámpora, nos toca circunstancialmente ser concejales por lo que intentaremos estar todos los días a la altura de las circunstancias”, remarcó. 
Y agregó que tienen la enorme suerte de contar con muchos “compañeros” que son grandes cuadros políticos con muchos años de militancia y eso les permite ir haciendo esos relevos en la organización. 
“Este es el caso de Darío Méndez. Es el mejor cuadro político que yo conozco en todo Tandil, un hombre preparado que comenzamos a militar juntos con 16 años y con una capacidad de trabajo y admiración por la militancia que pocas personas tienen”, resaltó con entusiasmo Iparraguirre sobre el nuevo jefe político de La Cámpora.
 
Trabajo colectivo
El futuro edil destacó que este cambio de autoridades no tiene mayor relevancia ya que toman las decisiones para seguir precisamente creciendo y profundizando el trabajo que tiene que ver con lo solidario, en los barrios, con sumar a los compañeros a la organización y que tomen las decisiones por sí mismos. 
“Después lo que hay son interpretaciones claramente interesadas al respecto y la verdad es que no le damos importancia a ninguna de ellas”, advirtió.
Por último, indicó que una organización tiene su propia vida interna y que siempre se ocupó de aclarar que cuando hablan de lo colectivo no es de la boca para afuera. 
“Quienes me conocen, saben que toda mi vida hablé en plural porque no concibo la política en ámbitos que no sean colectivos. Milito desde que tengo 16 años y siempre fue en organizaciones donde uno construye a la par con los compañeros. Cuando por el 2001 me alejé de una organización y no me sumé a otra, durante ese tiempo dejé la política porque no la puedo construir individualmente”, concluyó Rogelio Iparraguirre. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario