“No hay distribución de tóxicos sin connivencia oficial”, dijo Zaffaroni en una charla sobre drogas con estudiantes

“Lo que nos interesa es agarrar a los que trafican”, aseguró Zaffaroni, consultado sobre la posibilidad de despenalizar el consumo de drogas en el país. El magistrado también destacó la necesidad de reorientar “los cañones del poder punitivo sobre los que trafican”, durante una charla con estudiantes de colegios secundarios de Moreno, La Plata y Avellaneda.
Los alumnos entrevistaron a Zaffaroni en el evento de cierre del programa “Manejá lo que Tomás”, organizado por la asociación civil “Las otras voces” y destinado a proporcionar herramientas para la acción preventiva sobre el consumo abusivo de alcohol en jóvenes. El juez procuró diferenciar “advertencia” de “prohibición” y explicó que “despenalizar o no despenalizar es una cuestión mundial”.
“La tenencia para propio consumo es una cuestión moral, es un agredirse a sí mismo. La tenencia para consumo propio está fuera del poder del Estado”, añadió. “A nosotros lo que nos interesa es agarrar a los que trafican”, remarcó ante los alumnos, que expusieron una serie de trabajos realizados como parte del programa. Zaffaroni alertó sobre los tremendos peligros que implica el consumo de paco y pidió a los jóvenes que nunca tomen “esa porquería”. “Hoy circula un tóxico barato que es el paco.
Eso no tiene parangón con los otros tóxicos”, aseguró. “Estamos hablando de una porquería que reciclan en la producción de cocaína que contiene la basura de los elementos con los cuales se prepara cocaína, cuyo uso produce a cortísimo plazo lesión neurológica y lesión pulmonar”, agregó. En este sentido, advirtió: “Tengan cuidado con eso. Es un tóxico mortal y los efectos que causan son irreversibles. Paren. Ni siquiera lo consuman. Engancha y produce un deterioro neurológico y pulmonar que es irreversible.” La actividad estuvo coordinada por la ex diputada nacional Irma Parentella y se realizó por la tarde en el Galpón de la Reforma del Ministerio de Educación de la Nación, en el Palacio Sarmiento (Pizzurno 935, Buenos Aires). Por último, Zaffaroni criticó las políticas estatales en materia de prevención. “Son publicidad que muchas veces ocultan parte del problema”, recalcó.
“El problema frente a promesas falsas de bienestar y estado placentero es que el tóxico de eso no tiene nada. El que se intoxica goza menos. Eso muchas veces no se dice”, completó.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario