No se queje, si no se queja

“¿Por qué funcionó durante tan poco tiempo la ‘onda verde’ de los semáforos de avenida Santamarina?”, se preguntó Gustavo a través del espacio No se queje, si no se queja.
Luego, reconoció que “requiere muy poco compromiso de quien hace el mantenimiento; no es caro hacerlo y nos da comodidad además de ahorro de tiempo y combustible”.
“Ya sabemos que funciona, sólo falta que se ocupe quién debe hacerlo”, cerró.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario