No se queje si no se queja

Un vecino de Laprida al 2000, entre América y San Juan, utilizó el espacio para reclamar soluciones frente al estado que presenta la calle.

En concreto graficó que “cuando llueve la cuadra se vuelve intransitable ya que nunca se hizo el entoscado y se torna imposible”.

Contó además que “se han presentado varias notas en la Municipalidad sin tener respuesta alguna”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario