No se queje si no se queja

El vecino Sixto Fernández hizo llegar su preocupación acompañada con imágenes de lo que se observa de uno de los ingresos ruteros a la ciudad.

Con destino al especio No se queje si no se queja, el lector detalló que en una de las “entradas a Tandil, justo frente a la perrera en la Ruta 30 (acceso Base Aérea) hay un basurero a cielo abierto”, lo que representa “una verdadera vergüenza para una ciudad que se pretende como destino turístico”. Fernández, por último dijo que aguardará que se tomen cartas en el asunto.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario