No se queje si no se queja

Desde las oficinas de la Dirección de Habilitaciones e Inspección General, en el primer piso de la Terminal de Omnibus, una vecina captó con su celular el estado en que se encuentra la parte superior de la marquesina del edificio.

“Hay miles de palomas enfermas y otras muertas. Años de excremento de paloma acumulados”, describió. Y planteó: “Qué diría (la Dirección de) Bromatología a esto”.

Para finalizar describió que en las oficinas “abren las ventanas por el calor y respiramos esto.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario