?Nosotros no lucramos con la pobreza?

“El Gobierno Nacional ha tomado el desarrollo social y la pobreza como políticas de Estado, y lo viene demostrando todos estos años con decisiones claras y concretas, sino basta con observar el incremento del presupuesto”, afirmó el funcionario en diálogo con Télam.
En ese sentido, Castagneto explicó que “el presupuesto del ministerio aumentó del 2003 a la fecha en más de 650 por ciento, de 800 millones que tenía, a los 10.500 millones actuales”. Del presupuesto, una parte se destina a las políticas activas, como las pensiones no contributivas, que de 176 mil que había en 2003 se incrementaron a 830 mil pensiones.
Según explicó el funcionario “no sólo se otorgaron más para cumplimentar las leyes, sino que además se subió el valor de la pensión: en el caso de madres con 7 hijos o más, de 150 pesos se elevó a 770; mientras que las de Vejez e Invalidez pasaron de 105 pesos a 540”.
“Pero también dentro del desarrollo se trabajó mucho en el cooperativismo, hoy tenemos más de 17 mil cooperativas en el país generando mas de 300 mil puestos de trabajo; y con el programa de seguridad alimentaria, a través de las tarjetas, estamos llegando a 1.554.000 familias”, añadió.
Por otra parte, Castagneto manifestó que “al hablar de políticas activas me refiero a que no son programas financiados a través de deuda externa o préstamos, sino que adaptamos las políticas sociales a las necesidades de cada lugar”.
“No es lo mismo la pobreza en Impenetrable chaqueño, que la pobreza de los cordones de los grandes centros urbanos. Con esto quiero decir que nosotros tenemos políticas activas, pero como dice la ministra la mejor política es el empleo, y no vamos a estar conformes mientras que quede un solo pobre”, enfatizó.
No obstante, el funcionario señaló a esta agencia que “tenemos virtudes y defectos y el Estado somos todos, pero veo que muchos opinan detrás de un escritorio y lucran con la pobreza cuando nosotros, eso no lo vamos a hacer jamás”.
“Este compromiso de Estado tiene que ser de toda la sociedad, de los que tienen trabajadores en negro, de los que mantienen a la gente de manera asistencial, nosotros tomamos a la persona como una persona de derecho y no como una asistencia”, agregó.
Por último, Castagneto sostuvo que “hay que ser muy respetuoso sobre los números de la pobreza, porque detrás de un decimal hay una persona”, al tiempo que advirtió que “hay una palabra fundamental que tenemos que aprender, la sensibilidad”.
“Si todos ponemos un granito de nuestra parte y jugamos todos para la Argentina, vamos a tener un país más justo y equitativo sin ninguna duda”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario