Obama-McCain y la dura pelea por el voto latino

En el marco del Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y recibido como una “estrella de rock”, el demócrata dijo a los hispanos de San Diego, California, que “esta elección es nada menos que un examen de nuestra lealtad al sueño americano”, según publica el Washington Times.
Dirigiéndose a los presentes como el grupo critico en las votaciones de noviembre y prometiéndoles un renovado esfuerzo por la aprobación del proyecto de ley de inmigración durante su primer año al mando de la Casa Blanca, Obama afirma su acercamiento hacia la comunidad latina, el electorado considerado como clave para decidir el próximo presidente de los Estados Unidos.
Por su parte, el senador McCain, quien permanece por debajo de la preferencia hispana respecto al demócrata, argumenta a su favor que fue Obama quien trabajó en contra del proyecto de ley del 2007 al votar por la reducción del número de futuros trabajadores inmigrantes que serán permitidos en los Estados Unidos, indica el mismo matutino.
“El senador Obama rechazó obtener algunos de esos difíciles votos (latinos). El votó e incluso apoyó las enmiendas que intentaban aniquilar la legislación, enmiendas que tanto el senador Kennedy como yo, votamos en contra”, argumentó McCain en la revista Times.
Hasta principios del mes de julio, Barack Obama lideraba el voto latino con el 59% de los votos, contra el 29% que obtenía el republicano McCain, según encuesta realizada por Gallup.
Janet Murgia, presidente de NCLR, y seguidora del demócrata, dijo a los presentes en el Consejo, que fue él quien “permaneció junto a nosotros” en la lucha por la inmigración y quien visitó personalmente el Consejo apenas electo senador, comentando los esfuerzos realizados por el precandidato para apoyar a los lideres hispanos.
En ese contexto, Obama también propuso al publico hispano, un crédito de impuestos para el apoyo a los pequeños negocios, en el pago del seguro de salud de sus empleados. Estos negocios pequeños son los generados y manejados mayormente por latinos.
Para los inmigrantes hispanos, tanto los requisitos para su legalización dentro del país como el endurecimiento en las leyes y regimenes migratorios, son uno de los temas centrales que provocan la elección de uno u otro candidato dentro de la comunidad latina.
Dentro de los ciudadanos estadounidenses, el 39% se nombra a favor de las reducciones en las inmigraciones ? disminuyendo esto el número respecto al 45% que manifestaba lo mismo un año atrás, según una encuesta realizada por Gallup el 10 de julio.
Mientras que el 64% de los norteamericanos dice que la inmigración es algo bueno para el país, actualmente, el público esta igualmente a favor de mantener el status quo en las inmigraciones como a favor de su disminución. Sólo una minoría relativamente menor de estadounidenses – el 18% – considera que los niveles de inmigraciones deberían aumentar, indica la encuestadora Gallup.
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario