Obras en establecimientos vinculados a la educación

La biblioteca “Hugo Nario”, ubicada en el barrio 21 de Abril, concluyó los trabajos de ampliación, los cuales incluyeron trabajos de albañilería y plomería a un espacio de unos 90 metros cuadrados. La iniciativa se enmarca en el plan de obras del Municipio de Tandil dirigidas a establecimientos vinculados con la educación, para permitir aumentar o mejorar los servicios que prestan a la comunidad.

El nuevo espacio será inaugurado el sábado a las 17.30, en un acto con la participación del Intendente Lunghi, autoridades de biblioteca y vecinos de la zona.

Al mismo tiempo el gobierno comunal avanza con las obra de ampliación en el Jardín Maternal Municipal “Cocomiel”, que funciona en el barrio Las Tunitas, una iniciativa que busca mejorar la calidad del servicio que se ofrece a los vecinos de esa zona de la ciudad.

El proyecto incluye la construcción del salón de usos múltiples, un nuevo acceso y sanitarios. Se trata de una obra de unos 60 metros cuadrados, que brindará mayor comodidad no sólo a los niños que concurren, sino también a las trabajadoras del lugar y a los padres, puesto que se genera un espacio de interacción que cumplirá diferentes roles: sala de expansión y juegos, salón de actos, sala de aprendizaje, etc.

A ello se suma un mejor aprovechamiento del espacio y accesibilidad pues se plantea un nuevo acceso al establecimiento, eliminando los dificultosos escalones de la entrada actual, lo que significa hoy un obstáculo importante para las mamás que acceden cada día con los niños en los cochecitos.

Actualmente hay cuatro jardines maternales municipales que funcionan en diferentes zonas de la ciudad: Cocomiel, en el barrio Las Tunitas, CAI Mater en Movediza, María Teresa Díaz, en barrio Maggiori, Adolfo Pérez Esquivel en Villa Aguirre.

Estos espacios cumplen un rol clave en la integración social, en la formación de los chicos y son un apoyo fundamental para las familias de cada una esas zonas, ya que son alternativa para aquellas madres que necesitan dejar los niños a resguardo en un lugar seguro y con las mejores condiciones a cargo de profesionales, para poder ir a trabajar.

Además en los últimos días se iniciaron los trabajos de refacción del cielorraso del edificio de la biblioteca Rivadavia, que estaban muy deteriorados. La semana pasada el intendente Lunghi visitó la institución y comprometió el aporte de fondos comunales para llevar adelante los trabajos que se iniciaron esta semana y que permitirán el normal funcionamiento de la histórica institución.

obras2

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario