Obtuvo media sanción en el Senado bonaerense la ley que pone fin a las explotaciones mineras

Luego de años de debate, intereses encontrados y negociaciones febriles, el Senado bonaerense dio ayer un paso clave para el cese de las explotaciones mineras dentro de la poligonal.
Por unanimidad, los legisladores aprobaron el proyecto de ley acordado por la Provincia y el Municipio, el cual establece como plazos cuatro meses para la reglamentación de la normativa, un año para que las empresas presenten su alternativa de reconversión y uno más para que abandonar definitivamente las explosiones en las sierras.
Sólo hubo alguna disidencia parcial del bloque de la Coalición Cívica referida a esos plazos, pero en general quedó plasmada la voluntad de los senadores de cumplir con el acuerdo.
A partir de ahora, la ley deberá seguir su curso legislativo en Diputados, donde pasará por distintas comisiones hasta llegar a la sesión en la que se vote su aprobación definitiva.
De acuerdo a lo expresado por el senador electo, Carlos Fernández, ?aún no se puede hablar de tiempos, pero existe la voluntad política de aprobarla tal cual está?.
A propósito de ello, Fernández, que ayer se encontraba en La Plata, iniciará ahora una serie de reuniones con diputados, en los que puntualizará aspectos relacionados a la historia del conflicto y a lo acordado con la Provincia.

La mano de obra
Como se ha venido informando, la ley aprobada ayer incluye sobrados artículos que preservan las fuentes de trabajo, uno de los elementos siempre presentes en el debate.
Si bien este aspecto fue celebrado por los preservacionistas, los representantes de la Unión Obrera Minera Argentina (AOMA) no piensan lo mismo. Para el gremio, un empleado canterista, con años en el rubro, no podrá adaptarse a otra actividad, tal como prevé la normativa.
Encima, los trabajadores de la piedra estiman que esta ley, que afecta sólo a las canteras que se encuentran dentro de la poligonal, es sólo el primer paso para terminar con las explotaciones en todo el distrito de Tandil.

A mitad de camino
Y volviendo a los preservacionistas, días pasados Ana Fernández fue la encargada de ratificar la postura de la Asamblea Ciudadana en Defensa de las Sierras.
Si bien los ambientalistas ven algunos puntos a destacar en la normativa, consideran que se ?ha perdido una gran oportunidad?, porque el texto ?queda a mitad de camino?.
En rigor, pretendían que se aprobara la figura de ?áreas protegidas? y no de ?paisaje protegido?, como finalmente sucedió. Aquella, además de a las canteras, incluía la prohibición de construir en las sierras y preservaba los recursos naturales con que cuenta el faldeo serrano.
Además, insistían en la necesidad de que se terminara con las explotaciones inmediatamente, y no en los plazos acordados entre Provincia y Municipio.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario