Oído agudo

Intimidando a las víctimas

Al efectuarse días pasados la reunión por inseguridad en la calle Brandsen al 100, Víctor Barsola, presidente de Uncota (Unión de Comerciantes Minoristas), increpó a la dueña de la vivienda donde se realizó la reunión por no haber estado presente en la marcha de inseguridad que él había organizado días atrás.
La joven, que había sido víctima de un robo pocos días antes de esa movilización le aclaró que no pudo concurrir por temor a dejar su casa sola y que fuera blanco nuevamente de un hecho delictivo. Y le resaltó, ya entre lágrimas debido a la impotencia del trato recibido, que vive con miedo y que es más importante cuidar su casa que salir a protestar.
Aparentemente, el presidente de Uncota está tratando de convocar más gente a la próxima marcha, aunque al parecer no con las mejores formas.
 
Unas felicitaciones equivocadas
 
Que Juan Martín Del Potro y Juan “Pico” Mónaco son orgullo de la ciudad, nadie duda. Que merecen el reconocimiento por su trabajo que los llevó a estar entre los top ten del tenis mundial, tampoco. Su fantástico presente deportivo hace que resulten embajadores de la ciudad y, puntualmente, de la escuela de tenis que supo generarse desde el club Independiente.
Hasta ahí todo muy bien, incluso que el propio Municipio quiera destacarlo y reconocerlo en los medios gráficos más allá de las fronteras serranas. El problema es cuando el entusiasmo por felicitarlos hace cometer torpezas.
Así se desprende del aviso que el Municipio pagó en el diario capitalino La Nación, en su sección deportiva, cuya publicación habla del orgullo de la cuidad por contar con el único caso de dos tenistas de la misma ciudad en el top ten.
Evidentemente quien propuso la idea publicitaria no está muy actualizado del mundo del tenis, siendo que el caso tandilense no es el único.
A saber, Novak Djokovic y Janko Tipsarevic, son número 2 y 8, respectivamente del ranking.  ¿Y adivinen qué? Los dos son serbios, de Belgrado.
 
Mente no tan sana
 
Y hablando de deporte llegó a este oído ácidos comentarios que habría realizado un dirigente deportivo recientemente en el estadio San Martín, cuando desde la platea observaba el amistoso entre Santamarina y San Juan, en plena pretemporada.
El plateísta en cuestión, que reviste funciones en la comisión directiva del club cuyo lema habla de mens sana in corpore sano, parece no escatimar en críticas para con sus pares de otros clubes, más precisamente de Santamarina.
Por lo que se le escuchó vociferar en pleno partido fue que al parecer el aurinegro mantendría una deuda importante con los encargados de cuidar la cancha del club Banco Provincia, campo de juego que además lo habrían dejado en mal estado.
Parece que el dirigente quejoso también forma parte de aquella institución encargada del predio deportivo situado en el circuito turístico.
 
De eso no se habla
 
Los comentarios y repercusiones por el cruce mediático entre distintos protagonistas, por lo que se presentó como un “adoctrinamiento” político de La Cámpora en escuelas locales sigue dando que hablar. Tras el paso en falso hasta caer al precipicio del papelón de la edil Condino, se pasó a testimonios de estudiantes que volvieron a manifestar aquella intencionalidad política de la agrupación kirchnerista, alguno de ellos admitiendo que forman parte de una agrupación y se sienten contenidos en el Partido Obrero.
Frente a dichos testimonios, se requirió la palabra de quienes eran blanco de las críticas y denuncias, empero, fiel al estilo kirchnerista, dijeron no querer contestar nada mediáticamente. Al parecer, la estrategia es no responder o hacerlo por los medios no convencionales como redes sociales. A no ser que pretendan instaurar en el pago la cadena nacional, como su líder nacional, la presidenta Cristina.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario