Olavarría desactiva recargas sobre rutas

La problemática del sobrepeso en los vehículos de carga resurgió con mayor fuerza tras el último bloqueo del Sindicato de Choferes de Camiones a las canteras de Tandil y Olavarría.
Precisamente, el Municipio de esa localidad vecina informó esta semana sobre la puesta en marcha de la balanza de peso de carga, adquirida con fondos municipales y la realización de un total de 104 controles en caminos vecinales, rurales, en cercanías de la Ruta 226 y sobre la misma, con el objetivo del control del tránsito pesado con la finalidad de impedir la destrucción de la pavimentación y de los caminos de la producción.
El exceso de carga en los camiones es un flagelo que amenaza con destrozar definitivamente las rutas, tornando en inútil toda inversión que se haga sobre ellas y transformando los caminos en verdaderos escenarios de riesgo para cualquier automovilista que transite por ellos. Como ya habría pasado en varias oportunidades.
Las rutas presentan huellones prolongados generados por el sobrepeso de los camiones que nadie parece controlar. Canteristas de la zona, dispuestos a combatir estas prácticas desleales, han iniciado una serie de investigaciones ilustradas por imágenes que ellos mismos rescataron, cuidándose muy bien de que los protagonistas de la sobrecarga los vieran.
El sitio se encuentra cerca de la rotonda de las rutas 3 y 226 en dirección a Bahía Blanca. El lugar es, podría decirse, especial, ya que la montaña de material está tapada por un monte que no permite visualizarlo a simple vista.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario