Optimismo del sector rural local ante los anuncios del futuro gobierno

El sector agropecuario mostró optimismo tras la designación de Ricardo Buryaile al frente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación por parte del presidente electo Mauricio Macri, y los anuncios que realizó en las últimas horas en materia de retenciones renovó las expectativas.

El actual diputado nacional por el radicalismo ratificó ante un medio capitalino que se eliminarán “desde el primer día” las retenciones al trigo y al maíz y que se implementará una reducción gradual en la soja de 5 puntos anuales.

De esta manera las retenciones sobre el grano pasarían de 35 a 30 por ciento, que seguiría con un esquema de 5 por ciento anual, lo que implicaría que recién desaparecerían en siete años.

En el sector estiman que en 2016 crecería muy fuerte la siembra de trigo, que en los últimos años registró las cifras más bajas.

En diálogo con El Eco de Tandil, el presidente de la Sociedad Rural de Tandil, Angel Redolatti, evaluó el impacto de las medidas para la actividad agropecuaria de la región y avizoró nuevos horizontes, con crecimiento de la producción y mejoras en los precios.

Admitió que estas medidas generan “nuevas expectativas” y definió que “nos encontramos con más energía, ganas de trabajar y de aportarle a la Argentina todo lo que el campo puede darle”.

 

Medidas “muy buenas” para

las economías regionales

 

En primer término se refirió a la procedencia de Buryaile, que asumirá al frente de Agricultura de la Nación el 10 de diciembre, y a las iniciativas vinculadas a la actividad promovida desde distintos organismos. “Todo lo que está diciendo en cuanto a retenciones, ya lo había comentado desde la Fundación Pensar (PRO), donde se desarrollaron 13 propuestas para el campo”, evaluó.

Tras la referencia, explicó que las medidas serán “muy buenas” para las economías regionales puesto que se eliminan las retenciones para el trigo y el maíz y las reduce en 5 puntos para la soja por año. “Eso le dará una gran vida al productor, en especial al de trigo, que desde hace mucho viene relegado”, evaluó el dirigente del sector.

Estimó que en el caso de ese cereal la medida comenzará a percibirse en 2016, con un aumento en la superficie implantada con ese cultivo. “Bajó mucho el nivel de hectáreas sembradas con respecto al año pasado. Esto recién comenzará a repercutir el año que viene”, evaluó.

Dijo que habrá que aguardar el modo en que se comercializará la cosecha de este año, que estará lista entre fines de diciembre y comienzo de enero, “y ver cuál es el valor de todos los cereales”.

Las retenciones contemplan un porcentaje fijo que se le descuenta al productor del precio de los cereales que comercializa, “independientemente que tenga problemas climáticos, pierda o gane” y ejemplificó que “de 100 pesos de la soja se llevaban el 35 por ciento”.

“Los valores dados como referencia en el país ya tenían descontados ese porcentaje; por eso los cereales tienen una diferencia de precio con respecto a los mercados mundiales”, puntualizó.

 

“Cambio de humor”

 

El presidente de la Sociedad Rural de Tandil indicó que desde la semana pasada se multiplicaron las conversaciones con asociados frente a las novedades que trajo la elección del domingo pasado y admitió que luego de las PASO “ya había un cambio en el humor del productor”.

Ahora analizó que “hay también un efecto impulsivo” y que todas estas medidas “van a ayudar” al sector y abrirán “un nuevo horizonte para todos los cultivos”.

“Se generan expectativas de una mayor producción, mejor valor”, que permitirán al productor “reacomodarse”, luego de varios años de políticas impulsadas por un gobierno con el que “no hubo diálogo desde después de 2008”, exceptuando a la administración bonaerense.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario