Organizaciones no gubernamentales avanzan con la capacitación, para definir sus acciones

La Universidad Nacional del Centro anunció oficialmente la realización del Tercer Encuentro de Capacitación, organizado por el Programa de Investigación y Estudio sobre Política y Sociedad de la Facultad de Ciencias Humanas, en coordinación  con el Foro Social Tandil XXI y con el auspicio de la Secretaría de Bienestar de la Unicén. 
Se realizará el viernes 18 de julio, a partir de las 18.30 en el Salón de los Espejos del Centro Cultural Universitario de Yrigoyen 662.
A lo largo de los encuentros ya realizados, han trabajado colectivamente con las organizaciones sociales presentes, sobre el eje ?Definiendo, conociendo y construyendo la organización?.
En este tercer encuentro la propuesta de trabajo se organiza en torno a las “líneas programáticas, el proyecto, la evaluación; y las herramientas para aprender, modificar y definir acciones?.
Los organizadores agradecieron una vez más ?la presencia y el compromiso de las organizaciones participantes, e invitamos a todas aquellas que quieran sumarse a construir esta experiencia de trabajo colectivo y plural para la formación y la construcción en conjunto de conocimiento?.
El programa fue presentado oficialmente a mediados de este 2008 en el rectorado de la Universidad.
?Tenemos que ofrecer un trabajo sistemático de relación con el tercer sector que en muchos casos ha complementado las actividades del Estado, y en otros las ha suplantado en situaciones críticas del país”, definió el rector Marcelo Spina, cuando anunció la tarea de capacitación a las ONGs locales y de la zona de influencia, través del grupo Proieps de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia y en concordancia con el Foro Social Siglo XXI. También se suman al proyecto otras unidades académicas.
“Creemos -acentuó el funcionario- que éstos son tiempos de fortalecer la capacidad de organización de las ONGs”, reconociendo cómo la Universidad, integrándose con estas organizaciones, “puede ir aprendiendo en qué cosas puede ir colaborando”.

 

La capacitación
A su vez, el padre Raúl Troncoso, titular del mencionado foro, reconoció con satisfacción la calidad de instrumento de la Universidad para el mejoramiento de la calidad de vida que en este proceso de articulación adquiere el Foro, permitiendo que “jóvenes profesionales universitarios vean la realidad social, sintiéndose útiles y posibles para que las personas crezcan con dignidad”.
Participaron en ese encuentro los licenciados Silvia Fernández Soto y Jorge Tripiana conductores del Programa de Investigación y Estudio sobre Políticas y Sociedad (Proieps), dependiente de Ciencias Humanas.
Precisamente la licenciada Fernández Soto describió el sistema de capacitación mediante un “programa permanente de construcción de conocimientos, formación y articulación de las organizaciones de la sociedad civil pensando que ésta aprenden, pero también nosotros”, detalló.
“Armamos un programa que va a durar todo el año ?detalló- mediante encuentros mensuales organizados en tres ejes de trabajo. Uno se refiere a la cuestión de fortalecimiento de las organizaciones y elementos de planificación, gestión y evaluación de lo organizativo; un segundo eje que refiere a poder debatir, discutir y pensar temas y problemas prioritarios que hacen a sus niveles de actuación e intervención, y un tercer eje que plantea discutir y pensar, en conjunto y en colectivo, cómo diagramar procesos de articulación social”.
En suma, todo esta acción coadyuvará a que las ONGs “se fortalezcan y tengan capacidad de estar participando en el Estado, construyendo propuestas y pensando procesos y prácticas de incidencia sobre lo público”.
Recordó Fernández Soto que “venimos trabajando hace ocho años con el Foro Social, tiempo en el que ha surgido con fuerza en las ONGs la necesidad de solicitud y demanda a la Universidad para que participe capacitando”.
El segundo relevamiento en marcha del Foro “ya llevamos registradas doscientas organizaciones”, estimando que “van a ser un poco más de trescientas en total. Lo que vemos son cambios en términos cualitativos; aquellas que surgieron para dar una respuesta ante la crisis social ahora han diversificado sus acciones. No sólo responden a través de actividades referidas a emergencias alimentarias o de vestimenta sino que han incorporado acciones como el apoyo escolar y actividades recreativas que enriquecen también el trabajo con la gente”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario