Otra agresión a un árbitro pone al fútbol en alerta

La agresión sufrida el sábado por el árbitro Ezequiel Quintana, de parte de Oscar Vázquez, jugador de Juventud Agraria de Rauch, volvió a ser otra mancha y puso en alerta la continuidad de la Unión Regional Deportiva.
El hecho aconteció siete días después de que Franco López fuera golpeado por Elías Goñi, de Loma Negra, durante un cotejo de quinta división.
En Rauch, Juventud Agraria y Defensores del Cerro empataban 1-1, sobre 27 minutos del segundo tiempo. Después de que el árbitro Quintana cobrara una falta y amonestara a Vázquez, éste fue recriminado por un compañero, ante lo cual reaccionó yendo contra el árbitro.
Vázquez le propinó un golpe de puño a Quintana y volvió a pegarle cuando éste estaba en el piso, ante la inacción de los efectivos policiales. El agresor ni siquiera fue detenido en el lugar.
Las irregularidades habían comenzado durante la semana. Los integrantes de una terna rauchense fue sancionada por quince días, al haber confeccionado erróneamente una planilla. En consecuencia, se apeló a árbitros que no venían dirigiendo o lo hacen en torneos de fútbol reducido.
Hoy, integrantes de la Asociación Tandilense de Arbitros se reunirán para evaluar los pasos a seguir. Gustavo Beckman, presidente de la entidad, le contó a este Diario que “intentaremos averiguar algo más de lo que sucedió en Rauch. Por supuesto que esto nos involucra, aunque haya sido con un árbitro de otra ciudad. Es un colega agredido, como había pasado una semana antes, y son cosas que no pueden suceder”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario