Otra vez, Independiente empató en el San Martín

Independiente sigue sin volver al triunfo. En una floja producción futbolística, empató 1-1 con Alvarado de Mar del Plata, que dentro de un trámite parejo mostró mayor serenidad y aplomo para jugar el partido, válido por la duodécima fecha del torneo Argentino B.
El rojinegro, que acumula diez partidos sin triunfos en la cuarta categoría del fútbol nacional, terminó envuelto en el nerviosismo que lo caracterizó en los últimos cotejos, tal vez producto de la falta de resultados positivos.
La visita pobló la mitad de la cancha y mostró mayores intenciones de jugar la pelota contra el piso, aunque se encontró con una defensa local bien plantada. En la primera acción ofensiva de riesgo, el vertical izquierdo de Quintas devolvió un disparo de Trejo.
El empate se rompió sobre 26?, cuando Trejo encaró con pelota dominada y ubicó en profundidad a Villa, que resolvió sobre la salida de Quintas. El balón, tras desviarse levemente en Lecuona, se coló a la izquierda del arquero para el 1-0.
Independiente no pareció sentir el impacto del gol, pero le costó demasiado fabricarle espacios a Prezioso o hacerle llegar la pelota a Turri. Sin cambio de ritmo, los intentos del local se limitaron a remates de media distancia, principalmente a cargo de Méndez.
Las variantes se buscaron con Aguirre delante de la línea de volantes y Arteagaveytía moviéndose por izquierda (habían comenzado al revés), aunque sin los resultados esperados.
Los de Nosei encontraron la tranquilidad del empate, justo antes del descanso. Aguirre ubicó en el área a Prezioso y éste retrasó para Harguindeguy, quien tras acomodarse sacó un fortísimo disparo que se transformó en el 1-1. La pelota dio en el travesaño y picó detrás de la línea de gol, en situación correctamente advertida por el asistente Jorge Natale.
Para la segunda etapa, Méndez quedó más adelantado que Petersen, aunque en el trámite no hubo mayores variantes. Lo tuvo Prezioso, a los 3?, pero Navarro estuvo atento en la salida y Christovao terminó alejando el peligro.
La variante de Izquierdo por Aguirre agregó algo más de ritmo a los avances rojinegros, aunque siguió faltando precisión de mitad de cancha en adelante para comprometer a una defensa marplatense que tampoco exhibió demasiada seguridad.
Dentro de un trámite que fue ganando en pobreza, la situación más clara fue un centro de Trejo que se cerró peligrosamente para dar en el poste izquierdo de Quintas.
En general, ambos equipos mostraron los motivos por los que están tan abajo en la tabla de posiciones, más allá de que Alvarado creció cuando la pelota pasó por García Lorenzo o Trejo. Para afear aún más el espectáculo, el árbitro Nocera permitió demasiadas infracciones violentas.
Más preocupado por pelear que por jugar, Independiente dejó pasar otra buena ocasión para sumar de a tres en casa. Será cuestión de levantar cabeza y pensar en la difícil visita del próximo domingo, cuando deba medirse con Bella Vista en Bahía Blanca.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario