Padres Contra la Violencia advirtió que las escuelas no pueden hacerse cargo de todo

La agrupación Padres Contra la Violencia advirtió las dificultades que está atravesando la escuela para hacer frente a las numerosas situaciones de violencia que se viven y consideraron que los establecimientos educativos pretenden “hacerse cargo de todo y no pueden”.

Cabe recordar que la semana pasada un adolescente de 15 años fue salvajemente golpeado por otro de la misma edad en el interior de la Escuela Normal. Su hermano hizo pública la situación a través de los medios y radicó la denuncia en la comisaría.
Andrea Castellanos, una de las referentes de Padres Contra la Violencia, explicó que si bien no tuvieron contacto con las familias de los adolescentes agredidos y agresor, tomaron conocimiento de que la problemática que existía entre ambos jóvenes estuvo con seguimiento por parte de la escuela desde principios de año.
“Me pongo a pensar si en algún momento la escuela no tomó la decisión de decir: ´No puedo manejar este tema, se me va de las manos´. El problema de los chicos es muy complicado. Hay que pedir ayuda por ejemplo al Servicio Local, y lamentablemente tenemos que asistir a estos hechos tan graves, con un chico lastimado y adolescentes que también son lastimados en su interior, por las cosas que se han dicho, más allá de pegarse, son muy feas, y seguramente los van a marcar”, lamentó.

“El chico es solamente un caso”

En ese marco, aseguró que “estamos viendo este accionar muchas veces, es como que la escuela se quiere hacer cargo de todo y no puede. Es decir, con toda la buena voluntad, porque en el grupo tenemos un montón de docentes que tienen las pilas puestas y es como que lo quieren resolver ellos, pero no se puede”.
Además, contó que la semana pasada en una reunión con la asociación vecinal de Las Tunitas dialogaron con un referente de Servicio Local de Protección de los Derechos del Niño con quien compartieron el punto de vista de que “cuando pasa un caso determinado y se llama al Servicio Local es como que el colegio, el Hospital, no buscan una coparticipación. Le pasan el caso y es como que a ellos ya no les corresponde hacer más nada, entonces el chico es solamente un caso”.
Y consideró que “lo que tienen que hacer es trabajar todos juntos porque mientras más manos estén con esos chicos, se los va a poder ayudar más fácilmente”.
“Son problemas muy complicados, familias que ya vienen de generaciones con dificultades, y sabemos que quizás hay una solución, pero muy lenta, y cuanto más personas estén trabajando en esto, mejor”, remarcó.

Más violencia

Por otra parte, aseguró que “los chicos están agresivos en general, es decir, de un salón que antes eran dos o tres los chicos violentos en nuestra época o hasta hace 10 años, ahora son más de la mitad los chicos que se agreden, que se dicen malas palabras. Yo creo que se va a tener que empezar a trabajar como sólo lo saben hacer los asistentes que hay en los gabinetes, en el valor de grupo”.
“Nosotros sabemos que hay muchos casos de violencia. Hay casos de chicos con problemas familiares muy graves, no es uno solo. Muchos están siendo asistidos en Servicio Local también, y Servicio Zonal, hay problemas de drogas también. Pasan muchas cosas en Tandil”, sostuvo.
En cuanto a la droga, aseguró que “está en todos lados. El chico que se droga afuera de la escuela, también lo va a hacer adentro de la escuela o va a ir drogado. El chico no entra a la escuela y se le acaban todos los problemas, lleva su problema desde su familia o desde su círculo social”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario