Padres de alumnos de escuelas rurales se manifestaron en apoyo a los transportistas

Ayer, un grupo de padres de alumnos de las escuelas de concentración se movilizó al Consejo Escolar para apoyar a los transportistas rurales. Preocupados, exigieron una solución de las autoridades y lamentaron que “todos los años pase lo mismo”.

La movilización comenzó cerca de las 10, pero no logró una gran convocatoria, ya que solo se juntaron unas seis personas. Sin embargo, el reclamo se visibilizó en los carteles que fueron pegando en la fachada del edificio con leyendas pidiendo “no más mentiras”; “la educación es un derecho”; “sí al transporte rural”, entre otras.

En la ocasión, Susana Pardo, madre de un alumno de De la Canal, contó en diálogo con El Eco de Tandil que todos los días esperan el mensaje de los choferes para ver si al día siguiente sus hijos van a disponer o no del servicio.

En lo personal, admitió que le hubiera gustado que fueran más padres a la protesta porque remarcó que es importante salir a apoyar a los choferes, quienes a diario se hacen cargo de llevar y traer a sus hijos a la escuela. “Les damos nuestra confianza a ellos, entonces me hubiera gustado que vinieran más padres a apoyarlos”, dijo.

Sin embargo, Pardo afirmó que no bajará los brazos y seguirá apoyándolos porque “hay contratistas de la ciudad que hace más de veinte años que están trabajando y les tenemos toda la confianza del mundo”.

Seguidamente, la señora relató que había escuchado a “un político de Tandil decir que piensa contratar -sino- a gente de afuera. Los padres no sé si les vamos a tener la misma confianza, hoy en día están pasando muchas cosas y no le podemos dejar nuestros chicos a cualquier persona”.

Manifestó que quizás “tengan errores y no todos los contratistas o choferes sean las personas indicadas, pero la mayoría de los que trabajan, lo hacen porque necesitan ganarse un peso y es gente de trabajo, como todos nosotros. Porque si mandamos a los chicos a la escuela, lo hacemos con todo el esfuerzo. Nos levantamos a las 5 de la mañana para que los chicos desayunen bien y puedan ir a la escuela a estudiar”.

Las gestiones del
Consejo Escolar

Consultada si iban a buscar ser atendidos por las autoridades del Consejo Escolar, la madre confesó que “el presidente, Cristian Cisneros, recién estaba acá y se acaba de ir. El día de la licitación también vinieron los contratistas, dejaron los papeles y él estaba en una reunión. Quizás esas reuniones sirvieron de algo, no sé, a nosotros no nos atienden nunca”.

Contó que el otro día escuchó a una periodista decir que “en Rauch pasa lo mismo, pero en el Consejo Escolar de allá se tomaron la molestia de ir a La Plata a reclamar y moverse un poquito más para que los problemas se solucionen”.

Por lo tanto, planteó que los consejeros escolares de Tandil “no se están moviendo lo suficiente”, aunque admitió que “son nuevos y no quiero cargarles todo a ellos”.

Sin embargo, deslizó que “podrían hacer un poco más”.

“Una situación
muy cansadora”

En cuanto a las gestiones tendientes a normalizar el pago de los meses adeudados a los transportistas rurales, la señora afirmó que “en este momento nos informaron que pagaron marzo y ellos quieren salir si pagan marzo y abril, y lo que les debe el Municipio, que es lo que habían arreglado”.

De todas formas, aclaró que “con ese dinero ellos no pueden salir porque no tienen contrato hecho para hacerlo porque supuestamente los precios que pasaron fueron muy altos, se tienen que sentar a conversar, hacer otra licitación y por eso les estoy informando que ayer salieron a decir que piensan traer a contratistas de afuera. Se pueden tomar si quieren, está bien, pero si los de acá, que tienen sus unidades acá, no pueden ni dan abasto, imagínese si tienen que viajar de afuera. No entiendo”.

Finalmente, lamentó que “es una situación muy cansadora. Todos los años pasa lo mismo”.

El lunes habrá una reunión
en La Plata en otro intento
por destrabar el conflicto

Lo que hasta este jueves parecía un avance a partir de un anticipo financiero por parte del Municipio, ayer se sumó otro capítulo al conflicto que se mantiene desde hace varios meses y que atenta con el dictado de las clases en las escuelas de concentración, a las que asisten cerca de 800 chicos.

Ayer, y tras una extensa negociación, los transportistas rurales se mantuvieron firmes con su reclamo en pos de mejorar el valor por kilómetro recorrido que otorga la Provincia y, sin acuerdo, decidieron suspender el cumplimiento del servicio hasta tanto se resuelva la situación.

Frente a este esquema, el presidente del Consejo Escolar, Cristian Cisneros, acordó un viaje a La Plata en otro intento por destrabar el conflicto.

Durante la reunión, que comenzó al mediodía y se extendió durante cuatro horas, las partes analizaron el esquema actual y evaluaron distintas alternativas, frente a la postura firme de los trabajadores en relación a las condiciones de contratación del servicio con un precio superior al oficial que se ajuste al contexto actual.

“Quieren negociar el número nuevo”, puntualizó el titular de la entidad educativa, que confirmó la audiencia para este lunes por la mañana con el director provincial de Consejos Escolares, Hernán Berisso.

Con la licitación “trunca” a raíz de un desacuerdo entre los valores propuestos y los establecidos, le propuso hacer una prórroga de la contratación por el servicio correspondiente a julio con los precios oficiales de la Provincia. “Pero les resultó insuficiente”, expuso.

Sin salida, surgió como alternativa mantener negociaciones con el área bonaerense tendiente a acercar posturas, por lo que las expectativas apuntan a lo que pueda surgir en ámbitos superiores.

Problemas edilicios en la escuela
de concentración de San Antonio

La directora de la escuela primaria del paraje San Antonio, Laura Simonetta, junto a su par del jardín de infantes de ese establecimiento, Gabriela Alonso, se acercó en la mañana de ayer al Consejo Escolar de Tandil para pedir asistencia, tras sufrir este jueves un incendio en el techo del espacio del nivel inicial por falencias eléctricas.

En diálogo con El Eco de Tandil, Simonetta explicó que acudieron a las autoridades del organismo escolar a raíz de un inconveniente sufrido horas antes.

“Ayer se incendió parte del techo por problemas eléctricos”, confirmó. Contó que “el año pasado se hizo una obra de casi 600 mil pesos del Fondo de Financiamiento Educativo y eso cubrió el 40 por ciento de las necesidades edilicias”, quedando casi el 60 por ciento de los inconvenientes sin resolverse. “Hacía muchos años que no se hacía mantenimiento”, planteó.

En consecuencia, decidieron movilizarse al Consejo Escolar para reclamar por otra obra del Fondo Educativo para evitar un nuevo incidente. Por otro lado, la docente advirtió que “el jardín está en un edificio que no corresponde ni para un depósito”.

Según detalló, algunas de las obras que se precisan son un comedor, ya que hoy en día los alumnos de la escuela secundaria tienen que comer allí y lo hacen arriba de tablones en un SUM, como así también resolver el tema eléctrico.

Precisó que en total, la concentración del Paraje San Antonio cuenta con 150 chicos en los tres niveles.
Por su parte, la directora del jardín de infantes del mismo establecimiento, Gabriela Alonso, planteó que “necesitamos un edificio nuevo porque las condiciones no son las apropiadas. Nosotros tenemos dos salas y el espacio es muy reducido, todos los días estamos acomodando y reacomodando los muebles para poder dar clases”.

“Y a eso -señaló- hay que sumarle que como la parte del edificio donde estamos es la más vieja, tenemos todo tipo de falencias”.

Por lo tanto, contó que lo que buscan es el apoyo para que el edificio se construya.

Aclaró la docente que han recibido apoyo “del Municipio, del Consejo Escolar y de Jefatura Distrital de Educación; todos lo dan como prioridad dentro de los jardines rurales. Ahora hay un nuevo plan de financiamiento, que es de 3 mil jardines, pero la realidad es que no tenemos una matrícula de 70 u 80 nenes como se necesita, y la matrícula rural es muy golondrina porque las familias van variando de acuerdo al trabajo”.

Alonso subrayó al cierre que “el jardín nunca tuvo edificio propio y este reclamo está desde que se inició. Creo que a los treinta chicos que tenemos les tenemos que brindar lo mejor. Hoy venimos a pedir que se concrete la obra y por lo que sucedió en el jardín”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario