Padres de niños del Jardín 916 se manifestaron para que vuelva la docente

Un grupo de padres de niños que concurren al Jardín 916, situado en el barrio 25 de Mayo, acompañados por un par de maestras se manifestaron ayer en la puerta de la Jefatura Distrital de Educación, ubicada en Mitre al 1000, para pedir que restituyan al aula a la docente que fue separada del cargo que tenía en el establecimiento educativo.

Cabe recordar que  la denuncia hacia Carolina Lugones fue realizada por la madre de un alumno que concurre al jardín de infantes del paraje El Solcito y desde ese momento la maestra fue separada de su cargo en ese establecimiento educativo y del que tenía en el Jardín 916. Un grupo de padres ya había expresado su repudio hacia la decisión de separarla del cargo y días atrás presentaron una nota con alrededor de un centenar de firmas apoyando a la maestra.

No conformes con la respuesta que obtuvieron de las autoridades distritales y las de la institución escolar a la que concurren sus hijos, ayer tomaron la iniciativa de manifestarse en la jefatura Distrital.

 

La protesta

 

Alrededor de las 13.30 el grupo de padres y docentes se congregó en la puerta de la Jefatura Distrital de Educación con pancartas exigiendo “Justicia. Queremos el reintegro de Carolina ya” y “Seño Caro estamos con vos”. Mediante esos carteles y palmas expresaron su protesta por lo que consideran una “injusticia”.

Al escuchar a los manifestantes, la secretaria de la jefa distrital, María Eugenia Poumé, salió a hablar con los padres.

En primer lugar, les pidió que no interrumpieran las clases, ya que en el lugar funcionan otras escuelas pero les aseguró no tener “ningún inconveniente de que se manifiesten. Las mamás estuvieron el martes acá y nosotros ya les dimos las explicaciones del caso. Yo no voy a nombrar a la docente porque nosotros la vamos a proteger, de ninguna manera vamos a dar sus datos porque no existe ninguna sanción hacia ella”.

En cuanto a este caso en particular, indicó que se aplicó el artículo 139 del Estatuto del Docente lo cual “no implica una sanción para la docente, ella sigue teniendo los mismos derechos que antes de la separación del cargo”.

Ante el cuestionamiento de los padres de porqué se la separó de sus cargos en ambos establecimientos educativos, argumentó que “en el nivel inicial se nos ha indicado que la aplicación del artículo 139 se debe hacer en todos los establecimientos del nivel en que trabaje la docente”.

De acuerdo al artículo 139 del Estatuto del Docente “cuando a un docente se le impute la comisión de faltas o hechos que configuren presuntivamente faltas graves, la dirección docente correspondiente procederá a una investigación a efectos de resolver sobre la conveniencia o no del pedido de instrucción del sumario a la Subsecretaría de Educación. Si por la naturaleza y gravedad de los hechos fuese inconveniente la permanencia en el desempeño del cargo por parte del presunto imputado, el funcionario actuante podrá relevarlo transitoriamente de sus funciones”.

En tanto, Poumé afirmó que “desconozco la denuncia o lo que se está investigando pero sí puedo decir que se ha aplicado ese artículo. Estará separada del cargo el tiempo que lleve la investigación pero ella tiene el derecho de realizar todos los recursos que correspondan. Nosotros simplemente estamos resguardando a la docente y una situación con un menor y nada más”.

“Está preventivamente fuera de la institución, hay que esperar los tiempos del proceso administrativo”, sostuvo.

Y remarcó que “yo soy docente, mañana (por hoy) es el día del maestro, nosotros respetamos a los maestros y de ninguna manera voy a vulnerar el derecho de los docentes. Pero nosotros vamos a permitir que los padres se expresen como quieran, los respetamos, no vamos a impedirlo de ningún modo. Los papás dijeron estar conformes con la explicación, no con la medida, pero lo único que podemos hacer es dar una explicación”.

 

“Todos se lavan las manos”

 

Luján Cabrera, una de las mamás, cuestionó que “es increíble cómo todos desconocen lo que sucede. Nuestra directora desconoce, la señora (por María Eugenia Poumé) también. Todos se lavan las manos”.

“Cuando le pedimos una explicación a la secretaria se largó a llorar, pegó media vuelta y se fue”, lamentó.

Por su lado, Dora Arévalo explicó que el miércoles tuvieron una reunión con la directora del Jardín 916 quien “se lavó las manos de todo lo sucedido. Dijo que ella no se iba a hacer cargo, que daba permiso a las docentes para que apoyaran desde la puerta para afuera, pero ninguna docente nos quiso firmar por miedo a la represalia de la directora”.

En tanto, confió que sienten que en verdad la maestra “no está protegida” y que desearían saber “en qué estado se encuentra Carolina en este momento”.

Pero aseguró que días atrás algunas madres se presentaron en Secretaría de Inspección y pudieron verla sentada en un escritorio realizando tareas administrativas. “Suponemos que está cumpliendo tareas ahí, pero cerraron la puerta para que no la veamos”, fustigó.

 

“Vamos a seguir movilizándonos”

 

Los padres cuestionaron también que cuando tomaron la medida de retirarla del cargo, ella estaba en el curso dando clase y la llamaron para que se retirara repentinamente, dejando a los niños con una preceptora.

A su vez, Dora Arévalo remarcó que “queremos que la investigación siga su curso pero que ella vuelva a trabajar”.

Silvina Bartkow, otra de las mamás, remarcó que  “vamos a seguir movilizándonos. Queremos la reincorporación de la docente, la apoyamos completamente. Mi nene más grande está en primer grado, la tuvo a ella y mi nene de dos años también y la quieren mucho”.

Por su lado, Luján Cabrera aseguró que “tres nenes solamente había el otro día en la sala porque la mayoría llora que quiere a Carolina. Ella fue la que nos ayudó en el desapego de los chicos”.

Rebecca Mengucci, una docente que trabajó en el jardín, subrayó que “una mamá de El Solcito denunció que agarró al nene del brazo y lo sentó en una silla, sólo está de testigo una portera, no es verdad lo que está diciendo. Tampoco es cierto que la están resguardando, la docente la está pasando muy mal. Está teniendo problemas de salud, se descompone, llora todo el tiempo y esto puede durar meses como años”.

Gustavo Porta, otro papá, cuestionó que Inspección no tenga en cuenta que en El Solcito de “diez padres, uno hizo la denuncia y nueve están a favor de la docente. Queremos que se haga justicia”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario