Pami convocó a la Chacabuco a una audiencia para el martes

En medio de un conflicto que este miércoles llegó a su punto más alto tras la decisión de la Nueva Clínica Chacabuco de suspender en forma total las prestaciones, finalmente Pami convocó a los directivos del centro privado a una audiencia para este martes por la tarde, en un acercamiento que en principio abrirá el diálogo entre las partes.

El encuentro se desarrollará este martes a las 16.30 en las oficinas de Capital Federal y estará encabezada por el director de Prestaciones Médicas, Diego Palomo, y por el titular de la Unidad de Gestión Local XI, correspondiente a Mar del Plata, Fernando Alí, quienes recibirán a los miembros del directorio de la institución local.

Hasta tanto se concrete la reunión, confirmada por fuentes de Pami, el Hospital  absorberá la atención de los afiliados a la obra social, que en Tandil suman unos 15 mil jubilados.

 

El impacto

en el Hospital

 

El director administrativo del Hospital Municipal “Ramón Santamarina”, Darío Pretti, repasó la situación en las primeras horas del corte de las prestaciones y comunicó las novedades en relación al accionar frente a determinados casos, que se definieron ayer, luego de una reunión con autoridades locales de la obra social.

En primer término admitió que perciben un incremento en la atención en la guardia y en internaciones, al igual que pedidos por turnos en consultorios externos. “Vamos tratando, dentro de los límites edilicios y humanos, de dar toda la atención posible”, se excusó.

En tanto, con un promedio de internaciones de 20 por día en el centro privado, se planteó el modo de resolver la demanda en el sistema público. “No tenemos esa cantidad de camas para poder responder a la demanda de todos los abuelos”, reconoció.

La circunstancia podría hallar una salida mediante internación domiciliaria, que se planteó como alternativa para descongestionar la atención hospitalaria durante la citada reunión con Pami, de la que también participaron responsables de una empresa privada dedicada a brindar el servicio.

 

Derivaciones

a Bahía Blanca

 

En ese sentido Pretti aseguró que hay ciertas patologías que no pueden ser atendidas en el centro asistencial, como por ejemplo las cardiovasculares, e indicó que tras insistir este miércoles lograron una respuesta de la oficina local de Pami para establecer los parámetros de atención de aquellos pacientes con esta condición.

En esos casos las autoridades de la obra social indicaron que las derivaciones deberán hacerse al Hospital Español de Bahía Blanca “el único encargado en este momento de recibir este tipo de patologías”, ratificó.

Sin embargo, y ante casos de extrema urgencia, remarcaron que “nos prometieron que iban a hablar con la Clínica Chacabuco para que puedan ser atendidos allí”.

En medio de un panorama incierto, Pretti valoró la “buena voluntad” en tratar de buscar salidas a este problema de parte del jefe interino de la oficina local de Pami, Javier Echauri, con quien mantuvieron una reunión el jueves de la semana pasada. “Obviamente no todo depende de él, pero tengo que considerar y reconocer que está poniendo todo de sí como para buscar alternativas”, valoró.

En cuanto a los próximos pasos anunció que una vez que se concrete la audiencia con la Chacabuco, las autoridades del Hospital buscarán que se extienda la convocatoria para atender el planteo en torno a la facturación y cobranza en el centro asistencial público.

ACCIONES POR EL CONFLICTO SUSCITADO

 

El PRO presentará un proyecto para reclamar una solución a un problema “sumamente grave”

Con cautela y con la atención puesta en lo que pueda suceder el martes, el concejal del PRO e integrante de la Comisión de Salud, Pablo Díaz Cisneros, adelantó que, de no haber novedades, desde el bloque impulsarán un proyecto de resolución para solicitarle a Pami que arbitre “todos los medios necesarios para solucionar el problema en Tandil”.

Convencido que al que le toca responder ‘qué van a hacer con nuestros jubilados’, es Pami, admitió preocupación por el impacto que genera la medida en el sector “más vulnerable”.

También recordó las acciones impulsadas oportunamente desde la comisión legislativa que preside el radical Adolfo Loreal, con notas elevadas a la central de la obra social que “no obtuvieron respuestas satisfactorias”.

Desde su perspectiva el médico sostuvo que “después de seis meses la Clínica Chacabuco debería haber cortado los servicios” y evitar la situación actual, que se presentó como “insostenible” para los directivos del centro asistencial, en la que persiste la falta de un “reajuste” por los servicios brindados desde el año pasado, a lo que sumó que en el último mes el pago llegó con un descuento del 25 por ciento “algo que se registró en forma masiva en otros institutos”.

En cuanto a la repercusión en el sistema público, Díaz Cisneros opinó que el Hospital “no está en condiciones de salir a responder por todos los jubilados” y advirtió que de sostenerse la demanda “faltará lugar para otros pacientes”.

“El problema es sumamente grave”, definió el concejal macrista.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario