Para Carlos Cattoni, titular de la cantera El Trincante, hay intereses creados ?para quedarse con las sierras?

Carlos Cattoni lleva toda una vida relacionado con las canteras, toda una vida cerca de la piedra, vista como símbolo de construcción y progreso de una ciudad, además de modo y medio de vida de muchas familias de Tandil, desde los albores de su propia historia.
Hoy, desde el Gobierno provincial y local se impulsa la creación de una ley que estudia y encabeza el senador Néstor Auza y pone en jaque a las canteras ubicadas dentro de la Poligonal, como lo son Los Naranjos, Carba SA y Montecristo, que deberán optar por la reconversión o serán expropiadas.
En el caso de El Trincante, cantera propiedad de Cattoni, de poco más de 50 hectáreas y cerrada al considerarla en la resolución fundamentada en un informe técnico que definió a la empresa como ?ambientalmente no sustentable?, también ubicada dentro de la Poligonal, delimitada por las rutas 74, 226 y 30, su actividad culminó casi abruptamente hace poco más de un año.

 

 

?No tengo rencor?
Aunque es reacio a realizar declaraciones, Cattoni recibió a El Eco de Tandil y mantuvo una charla distendida en las inmediaciones del predio. Si bien sus palabras no denotan rencor, en algunos tramos se advierte la voz de un hombre dolido por algunas circunstancias que le han tocado vivir, no muy lejanas en el tiempo.
-¿Podemos recordarle a la gente por qué dejó de explotar la cantera y en qué situación se encuentra usted hoy?
-Dejé de explotar porque Minería, en su momento y dada la situación política, cuando inauguraron la réplica de la Piedra Movediza dijeron que iban a realizar un Parque Lítico, que todavía no vi. A esa altura del partido y por esa razón, había que terminar con la explotación de la cantera. Sin tener motivo alguno, porque estaba cumpliendo con todo lo que desde Impacto Ambiental me exigían, los alambrados y demás; me mandaron por nota la orden de cese de explotación. En reiteradas oportunidades fuimos a Minería de la Nación, invitados por el director Jorge Mayoral, para plantear  algún tipo de arreglo, con la presencia de la ministra de la Producción, Débora Giorgi, y en una oportunidad también fueron del Municipio. El arreglo terminó siendo que ?Cattoni se arregle como pueda?. Para sacarme me ofrecieron un crédito blando, que no acepté de ninguna manera porque lo que yo necesitaba era un cerro para explotar, pero como el país es como es y desde que tengo uso de razón; desde el año setenta que  trabajo en forma independiente; me han enseñado los años que hay subes y bajas y que uno se debe adaptar a las circunstancias malas que aparecen y hay que seguir para delante.
-Le dijeron que se arreglara como pudiera. ¿Y cómo se arregla Cattoni, hoy?
-Las otras canteras locales no pudieron hacer mucho. Les dije que había que hacer algo porque habían venido por una, pero que después iban a ir por las demás. Recién ahora me dan la razón, pero así se dieron las circunstancias. Los colegas más allegados me venden piedra a buen precio para que yo la pueda moler acá y la revendo. Por otro lado, tenía alquilada una cantera en San Manuel y saqué número de productor minero para esa cantera. Trabajamos en ese lugar, la traemos acá, la procesamos acá y así seguimos sobreviviendo con la actividad.

 

Los gremios y los perjuicios
-Gremios, corralones y transportistas han salido a apoyar la explotación de canteras con sendas solicitadas…
-Hablando de los gremios, creo que ya era hora de que se despertaran, que salieran a hacer algo porque la verdad lo que hacía el gremio que dirige a las canteras, Aoma, era culpar a los empresarios diciendo que no hacían nada. Creo que cuatro, cinco o seis empresarios mucho no pueden hacer porque cuando usted saca una solicitada después le devuelven diez y ya sabemos quiénes son: ?los verdes?, que hablan sin propiedad, sin saber, ?que matamos los pájaros, que contaminamos el agua? y nos van culpando de muchas mentiras y cosas inventadas. Ni la contaminación ni los pájaros ni la forestación perjudicada existe, pero bueno, estoy contento de que los gremios se hayan dado cuenta de que las canteras le dan trabajo no solamente a la gente que ocupa sino a todo un entorno que hace mover a todos los que se movilizan ahora: albañiles, constructores, corralones, las casas que venden cubiertas, las ferreterías, todos ellos se tendrían que haber movido antes. Los otros que no ayudan mucho son los de Minería, porque el gobierno que tenemos está cubierto el 90 por ciento por ?ecologistas?, y todos queremos vivir de la ecología y yo a esa parte no la entiendo como tampoco entiendo que vayamos a vivir todos del turismo. Cierto número va a poder vivir del turismo, pero el resto, vamos a trabajar porque,  muchachos… si no, qué pasa, usted fíjese, que están pegando por una cantera y mientras tanto, frente a la estancia San Juan, en la Ruta 30, hay un bache tan grande que este fin de semana se han roto ocho autos y un micro de Río Paraná y van a esperar que se mate alguno para arreglarlo. Está bien, yo digo: el Gobernador no lo pudo hacer porque no hay plata, porque versea demasiado, por eso me gusta el dicho que usaba el general, ?mejor que decir es hacer y mejor que prometer es realizar?. Bueno, entonces, realicemos. Y si no se puede realizar hay que buscarle la vuelta, ¿no me van a decir que en la Municipalidad no tienen un chasis como para llevar un poco de material y tapar ese bache antes de que se mate alguno? Y esta referencia la hago porque todo el material que se usa para esas cosas, salen de estas canteras. Bueno, la lucha sigue como en el 81, cuando me fundí con Martínez de Hoz. Siempre les digo a mis hijos que hay que mirar para adelante porque lo de atrás, ya pasó, y de lo que pasó, que se ocupen los abogados.
-¿Ha iniciado acciones judiciales entonces?
-Sí, he iniciado acciones legales porque considero que es injusto lo que me han hecho.
-¿Ha tenido perjuicios económicos?
-Por supuesto, usted de repente no puede cambiar el rubro así como así y sin poner plata. de hecho, para la cantera de arcilla tuve que invertir y tuve que readaptar la cantera esta a la nueva situación y eso lleva tiempo. De repente, parece que se van a caer los brazos pero hay que seguir. Lo lamentable de todo esto es que uno puede hacer acciones buenas, como haber prestado el terreno para poner una plataforma para la colocación de la réplica de la Piedra y ni siquiera  hemos recibido las gracias… por el contrario, le dijeron al gobernador que cerraran esta cantera. Lo que pasa atrás no les importa, qué pasa con los empleados, si hay para pagar los impuestos pero uno tiene que seguir pagando, ojo  ¿eh?
-¿Debió realizar despidos?
-No, a pesar de todo,  traté y pude reacomodarlos y ahí seguimos.

 

 

 

Política y reconversión
-¿Siente que Tandil está ensañada con los trabajadores de las canteras?
-Creo que no saben bien de qué se trata. Cuando se hizo el Acuerdo Marco, allá por el año 2000, hubo varias movidas y más o menos la población entendió lo que era, pero después como que se fue diluyendo. Pero creo que los empresarios no tenemos la función de hacer periodismo todos los días para que se sepa cómo es, sino trabajar y producir. De repente, al empresario lo culpan porque no informa, pero pienso que los desinformados son los que no se quieren informar y que escuchan ese tipo de palabras que son mentirosas y que inventan. Y el peor de los casos, es que Minería de provincia, en vez de apoyar la actividad minera, está escuchando a todos estos que versean. No sé… hay cosas, por ejemplo: el Intendente saca un decreto prohibiendo las voladuras en Tandil, por lo tanto, no se puede sacar piedra y no se puede abastecer a los corralones. Entonces, la única forma que tuvo el empresario para que se den cuenta de lo que sucede cuando falta piedra, fue no abastecer a los corralones y atender a la gente que compraba de afuera. Cuando desabastecieron los corralones, se pusieron en la Ruta 30 a buscar información e iniciaron juicio por desabastecimiento. Entonces digo que estamos todos loquitos, porque el primero que empezó a desabastecer fue el Intendente y si van a cerrar las canteras, entonces dígame cómo van a hacer  los edificios, las construcciones, toda esa movida. Al parar yo, que soy chico, bajé a por lo menos 50 proveedores entre todos los rubros y me llamaban a ver qué pasaba. Así que imagínense cuando cierren las nueve canteras, que todas son más grandes que yo.
-¿Cree que el gobernador Scioli actúa por convicción o porque le conviene como movida política en la región?
-Creo que Scioli permanentemente está buscando votos. No tiene convicción y tampoco sabe de lo que habla.
-¿Ha pensado en reconvertir este hermoso predio al turismo o, a propósito, por no sentir que lo tuercen, no va a tener en cuenta esa posibilidad?
-No, no hago nada a propósito. No soy rencoroso para nada porque una persona rencorosa vive amargada toda su vida. Siempre miro para adelante pero para hacer algo turístico acá se necesita un inversor. Algo estamos haciendo para buscar un inversor pero lentamente. De todas maneras, creo que la familia Cattoni es bastante educada con el Municipio y todos. Me da mucha bronca, me molesta mucho cuando entran a mi propiedad sin pedir permiso. Lo digo  por varios y varias funcionarias que se creen que porque acá hay una casa de piedra y un silo del 1800, tienen derecho a entrar sin permiso. Lo hacen cuando no los veo y cuando los vea, los voy a sacar.
-¿Qué, entran con turistas, a traer gente?
-Con una Traffic del Ministerio de la Nación y recorrieron el predio así como así, sin pedir autorización, sin avisar. Esto es una propiedad privada y es lo mismo que meterse en una casa que no es de uno. A mí me llaman del Ejército, de la Policía, para realizar prácticas y mediante nota, siempre los autorizo pero esa es la forma, de frente no a escondidas.

 

 

Lo que vendrá
-Usted lleva toda una vida relacionado a la actividad de las canteras…
-Sí, es más, nací detrás de una cantera, en Cerro Leones.
-¿Cómo imagina que va a terminar todo este asunto de las canteras?
-Una cosa es que usted quiera que se vaya la cantera y otra es que la cantera se vaya en serio. Si la cantera se va en serio, si la sacan, después van a venir las consecuencias y no vamos a saber cómo solucionarlo, cuando las soluciones se pueden buscar antes y de hecho, la solución ya está encontrada. Si dicen de los ruidos, de las vibraciones, del estorbo, la respuesta está con las mediciones que dan todas debajo de los límites permitidos pero debe haber otros intereses creados acá para decir ?nos quedamos con esas sierras? y después lo que pase alrededor no importa, la cuestión es quedarse con esas sierras. Creo que ése es el objetivo, mejor dicho, no creo, lo sé de buena fuente y eso sí duele, indigna. Supóngase que no haya más canteras en Tandil, el futuro de Tandil no va a ser el mismo porque a pesar de que el país no está en su mejor momento, acá se siguen construyendo edificios y demás. Todo eso va a tener un costo mucho más alto y lo va a tener que soportar quien quiera hacer algo en la casa, quien quiera construir.
-¿Qué desearía poder decirle a la gente de Tandil?
-Que acá hay que tratar de construir no de destruir. Y creo que construir es lo que estaba haciendo hasta ahora a pesar de que este mal de las canteras lo vienen bregando gente que viene de atrás. Quisiera volver 20 ó 30 años para atrás y que no hubieran estado las canteras, a ver qué se podía haber hecho en Tandil.
-Pero el fundamento es que las canteras destruyen…
-No, las canteras construyen. Y se pueden dar pruebas de ello, de todo lo que se ha hecho ahora, si usted no hace más cosas, porque la capacidad financiera no le da,  por ejemplo, el Municipio que en realidad tendría que hacer muchas más cosas  y no voy a criticar la réplica de la Piedra Movediza, si está bien o mal pero antes que eso, había muchas otras cosas como para hacer, por ejemplo, que la gente viva dignamente y no que salga de la casa y pise un charco.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario