Para D´Alessandro se “descuidó” la seguridad en Tandil y llamó a imitar el modelo de Chivilcoy

Ayer a las 19 en la Cámara Empresaria se realizó el encuentro “Participación Ciudadana en la Seguridad Pública”, que estuvo encabezado por el director del grupo Bapro Mauricio D’Alessandro, el intendente de Chivilcoy Guillermo Britos y el secretario municipal de Seguridad de ese Municipio.

Durante el encuentro, se expuso el modelo de seguridad de Chivilcoy a modo de ejemplo ya que en pocos meses lograron bajar el índice de delitos. Asimismo, se habló de otras cuestiones que también tienen que ver con la seguridad, como el patronato de liberados y el juicio por jurados, a poco de que se realice el primero en Tandil.

En diálogo con El Eco de Tandil, Mauricio D´Alessandro destacó la “experiencia de Chivilcoy de Guillermo Britos, que ha bajado exponencialmente los índices del delito después de haber asumido a fines del año pasado con el control de cosas básicas como son los escapes libres, los ruidos molestos, los pibes que están en la calle sin nada que hacer”.
“Queremos trasladar esa experiencia”, indicó, y remarcó la capacitación de la Policía Local que se está haciendo en esa localidad.

“Hoy (por ayer) hablaba con vecinos de La Movediza sorprendido de las peleas que hubo el domingo donde se enfrentaban paraguayos y argentinos, se están generando focos étnicos segregados y me contaban experiencias muy tristes de la Policía Local”, manifestó.

Y puntualizó que “una policía le gritaba a un grupo de los pibes ‘vení pegame, si sos macho’. Eso demuestra una falta de capacitación, seguramente esta mujer fuera de sí ante la imposibilidad de cumplir su cometido de cuidar el orden y la ley, terminaba gritando como si fuera un desaforado más”.

“Se descuidó la
seguridad”

D’Alessandro planteó que “se descuidó la seguridad en Tandil” debido a “esta idea de muchos intendentes del interior que nunca pensaron que se iba a conurbanizar, que prefirieron dedicarse a limpiar las plazas y a tener espectáculos públicos mejores”.

“Hay falta de trabajo, de escolaridad, de urbanización de los barrios. Cuando un barrio se urbaniza se corre el delito, hay pibes que si uno los logra agarrar a tiempo puede hacer maravillas sobre esa juventud”, enfatizó.

Y cuestionó que la Tasa de Seguridad haya sido “solamente para meterle la mano en el bolsillo a la gente” ya que hubo “25 millones de pesos solamente ejecutados de casi 80 que estaba en el presupuesto, o sea se le cobró la plata a la gente y no se gastó. Es tiempo para cambiar y lo tenemos que hacer entre todos, esto no tiene bandería política”.

“Estoy aterrado de que en Tandil haya algún caso de justicia por mano propia, podía haber pasado el otro día con uno de los vecinos que estaba armado (en El Tropezón), y de milagro no lo hizo, sería muy triste. Recién me dijeron que golpearon bestialmente a un nene de 8 años en La Movediza, y si a uno le tocan un hijo es muy probable que quiera hacer justicia por mano propia. Eso es ausencia del Estado”, lanzó.

Unificar la Policía

En tanto, consideró que hay que “unificar el comando porque hay mucha policías descentralizadas que existen, necesitamos unidad”.

“También tener más contacto con la Justicia. En este momento está terminando Britos en Chivilcoy un centro unificado de monitoreo con intervención de la policía adentro, porque otra cosa que pasa es que no hay policías en el centro de monitoreo, no hay conexión”, indicó.

Eso produce que en Tandil un “patrullero esté tardando 15 minutos en llegar. En Chivilcoy se están tardando cuatro o cinco minutos, como máximo, y eso es lo que tenemos que lograr”.

La alcaidía

Por otro lado, D´Alessandro consideró como algo necesario la construcción de una alcaidía en Tandil.

“El otro día había siete detenidos en Tandil, la semana del hecho de Sarasola, y estaban en un garaje de la fiscalía de drogas. Los presos terminan en lugares infrahumanos pero además con gran peligro, hay que decidir qué se hace con la alcaidía”, manifestó, pero aclaró que la misma no se debe convertir en una cárcel.

En ese sentido, indicó que “en la experiencia de Chivilcoy hay una alcaidía para mandar a los presos ahí, pero cerraron los calabozos de las comisarías. La idea es sacar los presos de las comisarías y mandarlos a las alcaidías”.

Destacó la justicia de “primera línea” que hay en Tandil, ya que es “dura” y que “condena”.

“Hay que aprovechar esa Justicia, y el poder político tiene que hablar con el judicial”, sostuvo.

“Britos me dijo cuando asumió que iba a bajar el delito y lo bajó de la forma más simple, no tiene tasa de prevención como acá, pero ha invertido en seguridad. Hemos hecho muchas leyes con él modificando el código de procedimiento, por ejemplo una persona que es capturada en la calle con un arma en la mano debe permanecer detenido hasta que termine el juicio, cosa que no pasa en la actualidad”, remarcó.

“El combate de la inseguridad se debe
tomar como política de Estado”

Guillermo Britos destacó la importancia de la “participación ciudadana en seguridad y la formación de la Policía Local”.

“Tenemos la suerte de estar formando hoy 117 policías locales, en Chivilcoy no existe aún la Policía Local pero la estamos formando con ciertas particularidades. El combate de la inseguridad se debe tomar como una política de Estado, dejando de lado lo electoral y se debe formar adecuadamente a todos los policías”, sostuvo.

En ese marco, evaluó que “deben ser policías entrenados que hagan que la gente recupere la confianza en la policía y también que conozcan a sus propios vecinos con un proyecto muy ambicioso que ojalá se pueda poner en funcionamiento en Tandil. Nosotros a partir de diciembre lo vamos a implementar”.

Por su lado, Carlos Perillo explicó que la policía no solo debe tener una función “reactiva o coercitiva” sino aplicar un “sentido de empoderamiento social y para eso tenemos que darle juego a la participación ciudadana”.
“Lo primero que hicimos en Chivilcoy es el área de participación ciudadana porque entendemos que es importante elaborar políticas de prevención trabajadas con los vecinos”, señaló.

El segundo paso fue “capacitar a los cadetes que van a egresar en diciembre, no solo sobre las temáticas curriculares que imponía el Ministerio sino también extracurriculares, que implican la sensibilización con determinados temas como adicciones, resolución de conflictos y capacitarlos en la conformación de equipos de barrio, cada efectivo va a trabajar en el mismo barrio, en el mismo sector, interactuando con los vecinos”.

Con el sistema que han implementado hasta ahora lograron bajar el delito alrededor de un 25 por ciento en los últimos meses y esperan que esa cifra crezca en el futuro.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario