Para Diego Bossio “hay que desdramatizar un poco” la derrota

En una entrevista exclusiva, y la primera tras la derrota en las elecciones, el director de El Eco Multimedios Rogelio Rotonda recorrió ayer, en la conducción de “Dulce o amargo” (programa de Tandil FM 104.1), un interesante abanico de temas con el actual diputado nacional por el Frente para la Victoria y ex director ejecutivo de la Anses, el tandilense Diego Bossio.
-Ante todo, le deseo que tenga un gran año. A priori, no es el que se imaginaba…
-Hay que ser absolutamente franco, uno tenía otras expectativas en lo electoral, la verdad es que lo manifesté públicamente, fui parte de la campaña de Daniel Scioli, pero eso no significa que uno no tenga una responsabilidad ahora, en la Cámara de Diputados y, como tal, voy a trabajar muy fuerte para que efectivamente podamos, con responsabilidad y racionalidad, cumplir el rol que nos ha dado la población. Y ojalá sea un buen año para todos los argentinos y que a todos nos vaya bien, porque necesitamos que la Argentina siga creciendo, avanzando y que mejoren muchas de las materias pendientes que todavía nos quedan.
-Scioli expresó: ‘Sufrí más al perder esta elección que al perder el brazo’. Usted viene de la Anses, iba a hacerse cargo del ministerio (de Infraestructura) más importante y se queda como diputado que, para muchos, sería algo fantástico porque muy pocos llegan, pero para usted ¿tiene sabor a poco?
-Tengo una vocación por la política y sabemos que hay que desdramatizar un poco las cuestiones. Me parece que las elecciones en la Argentina se ganan o se pierden, nosotros dimos todo para -efectivamente- darle la oportunidad al pueblo una opción, de decirle qué es lo que pensábamos para nuestro país y de advertirle qué cosas habíamos construido y cuáles había que mejorar, y de qué nos sentíamos orgullosos.
Yo realmente me siento orgulloso de haber pasado seis años o un poco más en la Anses y tener la oportunidad de haber construido miles de viviendas a lo largo y a lo ancho de la patria, de haber jubilado a miles de argentinos, de dejar un organismo ordenado, con recursos, y el pago de la jubilación y aguinaldo del mes de diciembre sin problemas. De haber dejado más de 650 mil millones de pesos en concepto de ahorros de los trabajadores argentinos, con lo cual, me parece que hay que desdramatizar un poco, tengo 36 años y lo que tengo claro es que mi vocación es la política y cuando es así, uno ya sabe que este tipo de cosas pueden ocurrir.

“Yo creo en los
hombres de Estado”
-Hoy son empresarios los que mandan en el país, ¿a qué le tiene confianza y qué es lo que más duda le genera del nuevo Gobierno?
-Yo creo en la política y en los hombres de Estado. Independientemente de ello, no quiero presagiar ninguna catástrofe ni decir que lo que va a pasar es bueno o malo. Uno no está en condiciones de evaluar un gobierno hasta que las medidas que se toman efectivamente puedan tener algún resultado en la sociedad. Nos preocupan ciertas cosas, ahora bien, confío en los hombres de Estado, en todos aquellos que se han preparado para formar parte de las filas del Estado, que tienen noción de cómo funciona una administración pública y tienen compromiso con la política.
Creo en la empresa y me parece bien, los empresarios tienen un rol fuerte en la sociedad y tienen que ganar plata, crear, innovar, arriesgar y creo en ese sistema, pero también creo que la política tiene que cumplir su rol, que es básicamente tener una visión y dar la oportunidad para que la sociedad y todos sus actores se desarrollen. Cuando uno viene del sector empresarial es probable que tenga intereses particulares y la política se diferencia de la empresa en esos intereses, que no son particulares, sino para el conjunto del pueblo.
-No en todos los casos…
-Está bien, pero si hay casos en los que no es así, tiene que actuar la Justicia, como corresponde. Para eso existe un sistema republicano, la división de poderes y todos los elementos. De todos modos, entiendo que hay que darle la oportunidad, hay un Gobierno nuevo que asumió, que define a sus funcionarios que, en muchos casos, vienen del sector empresarial y hoy tienen la oportunidad de gobernar la Argentina, seguramente en muchas cosas estamos de acuerdo; en otras no. Y en las que no, como nuestro rol es de oposición, seremos claros y contundentes, siempre de manera constructiva porque en definitiva lo que queremos es que les vaya bien a los argentinos. u

/////secundaria/////////////////////////
“No debería pasar
nada con la Anses”

-Con Emilio Basavilbaso como nuevo director ejecutivo de Anses, ¿qué cree que va a pasar con Tandil con la Regional y con la gente que trabaja allí? Usted hizo naturalmente mucho por Tandil, recién lo hablamos con el doctor Lunghi, quien además se refirió con un muy buen concepto hacia su persona ¿Qué cree que pasará? Porque hay mucho personal de planta, pero también contratado.
-Primero agradezco al doctor Miguel Lunghi sus palabras, siempre tuve un aprecio personal con él desde muy chico y, más allá de las diferencias políticas, yo siempre que he podido hacer cosas por Tandil, lo he hecho. Siempre hemos tenido un trato muy maduro y responsable, y lo vamos a seguir teniendo.
En segundo lugar, sobre lo que va a pasar con Anses, no debería pasar nada. Es un organismo que funciona, toma decisiones a diario, paga millones de jubilaciones y derechos a los argentinos. Hay controles para que los empleados vayan a trabajar, hay un esquema de huellas digitales en todas las oficinas del país, en donde los empleados tienen que poner su huella digital en horarios de entrada y salida, y si el sistema refleja que no cumple con ello, están todos los mecanismos legales para hacer lo que haya que hacer.
-No es lo mismo que piensa por ejemplo Matías Civale, quien declaró en diálogo con El Eco de Tandil, en referencia a la Anses, que era tomado de alguna manera como “trampolín” para lanzar a determinadas personas al ruedo político.
-Está bien, ésa es una consideración política de alguien que no conozco y no puedo hacer ningún tipo de apreciación.
-Es el presidente del Comité de la Unión Cívica Radical local.
-Disculpen, no lo conozco. Creo que alguna vez me lo he cruzado. Nosotros hemos sido respetuosos de la función pública, yo creo que hicimos una gran tarea y si hay algunos funcionarios que además tienen compromiso político y lo han entendido como un lugar para expresarse y participar en la vida pública, me parece válido. Y después está en las urnas y la voluntad popular. Creo que descalificar esa situación es no considerar las alternativas, las posibilidades que tienen los distintos espacios políticos. Nosotros lo hicimos con gran responsabilidad. Creo que más importante que esa apreciación es que las cosas funcionen y yo me siento decididamente muy orgulloso de estos años en la Anses. Lo importante son los resultados y, de alguna forma, los resultados también los va marcando la sociedad en las elecciones. u

///////////
“Si la Provincia está quebrada
o no, es subestimar la situación”

-Una Provincia quebrada, una fuga que nadie podía llegar a imaginar, una búsqueda infructuosa ¿No pensó en determinado momento `de la que me salvé´? ¿Qué haría en lugar de María Eugenia Vidal?
-Si la Provincia está quebrada o no está quebrada, me parece que es subestimar la situación, siempre ha sido maltratada. Es uno de los grandes desafíos que tiene el país, la provincia de Buenos Aires, sobre todo la zona del conurbano.
Con respecto a la fuga, me parece que tienen que actuar fuertemente las fuerzas policiales y ojalá puedan cumplir con todos los objetivos. El Servicio Penitenciario es un tema muy sensible, pero quien tiene vocación de gobernar la provincia de Buenos Aires sabe que tiene la responsabilidad de gobernar la provincia más grande de la Argentina, y este tipo de cosas puede ocurrir y uno tiene que estar preparado, con equipo y con responsabilidad política para afrontarlas. u

//////////////
“Estoy del lado
del peronismo”
-Dice el ingenio popular que la culpa de la derrota en la elección fue de Cristina Fernández de Kirchner de la A a la Z, es decir, desde Aníbal (Fernández) hasta (Carlos) Zannini. Después de haberse bajado de la candidatura a gobernador para ser diputado, ¿de qué lado está? ¿Quedó del lado ganador o del perdedor?
-Estoy del lado del peronismo, un peronismo que tiene que encontrar un nuevo rol en la Argentina, tiene que ser constructivo y ayudar a que las cosas funcionen bien porque hay un mandato popular en tal sentido y tiene que cuidar las cosas que hay que cuidar. Nosotros no estamos de acuerdo con los atropellos institucionales, yo no estoy de acuerdo. Tenemos que trabajar para que en la Argentina haya más y mejor trabajo, más oportunidades, cuidar las cosas que ya se han hecho y también que se cumplan las promesas de campaña. Es el rol que nos dio ahora la sociedad y desde ese rol trataremos de reconstruir desde el peronismo las mejores opciones, pensando en 2017 y 2019.
-Hace años, cuando hacía relativamente poco que estaba en la Anses, le pregunté qué quería ser y me dijo: “Gobernador”. Ahora, ¿cuál es el sueño de Diego Bossio?
-Quien dice en política que no quiere ser presidente, está mintiendo. Todos tienen en política ambiciones, esas ambiciones tienen que ser mesuradas porque tienen que ubicarse en el espacio y el tiempo. Tengo 36 años y voy a tratar de aportar siempre, desde la provincia de Buenos Aires, al conjunto de los argentinos. Actualmente yo estoy enfocado en reencontrarme con la actividad legislativa y en tratar de aportar desde el lugar en que tenga que aportar. Nosotros estamos con toda la vocación de trabajar, dialogar y predisponernos a debatir los grandes temas en la Argentina y, quien tiene vocación en la política, siempre aspira a poder cambiar la vida de todos los argentinos. Y en ese sentido, voy a trabajar fuerte y ésa es mi vocación. u

//////////

Los perfiles políticos
de Néstor y Cristina
-¿Qué diferencia sustancial hay entre la forma de hacer política que tenía Néstor Kirchner y la de Cristina Fernández de Kirchner?
-Una diferencia que se veía claramente es que Néstor estaba todo el día juntándose con distintos actores políticos, intendentes, concejales, funcionarios. Cristina en ese sentido es alguien que ejercía institucionalmente el rol de presidenta de otra forma. De todos modos, con la presidenta hablaba media hora y ella generaba un discurso, discursos que realmente eran muy emotivos e interesantes. Ella es una persona que tenía facilidad de comprensión de todos los temas y se involucraba. Néstor tomaba una decisión, avanzabas y tenías que resolver decretos y demás, y Cristina incluso te los corregía con el lápiz. Son formas distintas, pero realmente creo que el balance ha sido muy bueno, independientemente de muchas cosas que hay que mejorar, y podemos compartir y que evidentemente tenemos que reflexionar los argentinos. Creo que en muchas áreas el balance ha sido muy bueno y que seguramente vamos a tener que reflexionar también de cómo en la Argentina podemos dar pasos hacia adelante, fortaleciendo la democracia y respetando lo que hacen los gobiernos.
-¿Quién era más duro?
-Yo con Néstor nunca tuve ni un sí ni un no (risas). Pero con Cristina tuve una muy buena relación también. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario