Para Ersinger la aprobación del presupuesto bonaerense “es un hecho relevante”

El concejal del PRO local, Claudio Ersinger, celebró la aprobación del presupuesto bonaerense 2016, pese a la “resistencia” del bloque del Frente para la Victoria. Para él, es “un hecho importantísimo y una muy buena noticia”. No obstante, aclaró que no será fácil por el “gran endeudamiento” de la Provincia, aunque confió en que la gobernadora María Eugenia Vidal “va a hacer una muy buena gestión”.

En diálogo con El Eco de Tandil, remarcó que la aprobación del presupuesto es un hecho “muy relevante y por eso también así lo fue cuando no se trató cuando debió hacerse hace algunos días atrás”, señaló.

“A partir de ahora, el Ejecutivo bonaerense va a poder contar con los recursos para poder llevar adelante la obra pública planificada, y los municipios estaban también muy pendientes porque dependen en gran medida de los fondos provinciales para que sus distritos sean viables”, puntualizó.

Advirtió en tal sentido que “los municipios dependen, en mayor o en menor grado, de la coparticipación de la Provincia, pero -para ello- era esencial la aprobación del presupuesto. Por lo tanto, desde ese punto de vista, es un hecho importantísimo y una muy buena noticia para los bonaerenses”.

Habló de la “crisis” que atraviesa el Municipio local. Si bien consideró que la situación se irá normalizando, Ersinger admitió que hay que ser “prudente” porque aclaró que “tampoco el hecho de que se haya aprobado el presupuesto resolverá y destrabará todos los problemas porque la Provincia tiene un endeudamiento muy grande y un atraso con el pago a proveedores enorme”.

En consecuencia enfatizó en que “dependerá de los giros que hace la Nación, desde las distintas órbitas del tesoro de la Presidencia, para poder hacer frente a todos los compromisos y, de esa manera, poder empezar el año. Hay muchas áreas que debe cumplir la Provincia, en salud, seguridad, Justicia y educación, en las que el atraso con los proveedores hace que esté comprometido el inicio del año”.

Por lo tanto, el concejal pronosticó que “ahora se van a empezar a girar esos fondos y, de esa manera, se van a empezar a destrabar estas situaciones. Los municipios se encuentran en la misma fila en la que están los proveedores porque también están comprometidos con distintas actividades, servicios, y dependen de la plata que les mande la Provincia, pero Provincia depende de la plata que le manda la Nación”.

 

“Un año complicado”

 

En ese contexto, Ersinger deseó que “todo se vaya normalizando, a pesar de que va a llevar tiempo. No vamos a ver todo funcionando sobre rieles automáticamente en febrero; no es así. Vamos a tener un año complicado, en el que hay algunas buenas señales. Una de las primeras fue que, a partir de la aprobación del presupuesto de la Provincia, la Gobernadora empezará a hablar nuevamente de las paritarias y por eso las municipalidades respiran con alivio, porque esa aprobación del presupuesto significa que esa amenaza del conflicto por el tema salarial en los municipios por lo menos se enfrió un poco”.

Sin embargo, insistió en que “no será fácil, hay resistencia, así que es algo que va a llevar tiempo”, aunque sostuvo que “rápidamente la gente empezará a ver que hay funcionarios hoy por hoy al frente de las distintas áreas que vienen con una actitud completamente diferente”.

En ese sentido, consideró que “hay también una cuestión de auto preservación. Los propios legisladores ya han tomado en cuenta que la sociedad está buscando otro prototipo de político, que no quiere más el político que viene con esto del discurso lindo y sin problemas, con fe y esperanza. Me parece que está reclamando desde lo político gente proactiva, que esté dispuesta a trabajar en equipo, sea profesional, y eso es lo que no hemos tenido en la última gestión de Gobierno”.

“El sello característico de los años de color naranja fue la no gestión”

 

Por otro lado, el concejal del PRO se refirió a la emergencia declarada en Seguridad y del Servicio Penitenciario y recalcó que él siempre fue “muy crítico” de la gestión de gobierno del ex gobernador Daniel Scioli que, a su entender, “se caracterizó por funcionarios que buscaban generar un clima ideal, pero la realidad es que todo era un desastre”.

Recordó que hacia 2006, la inseguridad era “el tema central” y desde ese momento se habló de que era “una sensación que trataban de instalar los medios”. Mencionó que en ese momento “hubo una instrucción para que se cambiara la modalidad de las denuncias en las comisarías para que los datos estadísticos dieran una situación no tan compleja ni tan grave. Entonces, fijémonos qué irrealidad vivimos durante muchos años con alguien que fue característico”.

Para él lo que caracterizó la gestión de Scioli al frente de la Provincia de Buenos Aires fue “la no gestión”, y es por ello que lanzó: “Hoy estamos en emergencia en infraestructura escolar, en seguridad, con el servicio penitenciario. Está todo en emergencia. Entonces, evidentemente el sello característico de estos años de color naranja fue la no gestión”.

 

Un Gobierno que llegó para tomar medidas de mediano a largo plazo

 

Por último, desde el macrismo en Tandil, Ersinger expresó que tienen una excelente expectativa frente a la nueva gestión. “Tenemos la experiencia de lo ya hecho en la Ciudad de Buenos Aires, en las dos gestiones de Mauricio Macri. Siempre lo dije, él es ingeniero y los ingenieros tienen una formación profesional y una condición que los hace particulares, se plantean objetivos y van detrás de ello hasta cumplirlo, no  toleran mucho el incumplimiento en general. Y por ello tengo una gran expectativa y estoy seguro de que María Eugenia Vidal va a hacer una muy buena gestión e hizo una muy buena elección de equipo también”.

“A pesar -manifestó- de la resistencia que va a haber. Lo que pasó con los prófugos tuvo a todo el Gobierno y el país en vilo durante tantos días, eso fue un ejemplo de ello. Lo que pasó con el presupuesto a fines de diciembre también lo es”.

Por lo tanto, el edil advirtió que “habrá que ir conviviendo con eso y a lo largo del año vamos a ir viendo cómo las cosas van a ir mejorando, no sé si los resultados los vamos a ver este año, creo que no. Será un año complejo, pero éste es un Gobierno que vino a tomar medidas de mediano a largo plazo; no como las que estábamos acostumbrados, que eran para hoy. Las decisiones que se están tomando ahora son las que van a impactar en la Argentina de los próximos años”.

 

“Elijo quedarme en la ciudad”

 

Por otro lado, el referente del PRO local habló sobre su futuro en política y admitió que ha recibido ofrecimientos del Gobierno para emprender nuevos desafíos en la gestión, tanto a nivel provincial como nacional. Sin embargo, afirmó que no quiere irse de la ciudad.

“En principio la idea es que me quede, sinceramente no me quiero ir. Tengo todas las posibilidades para irme a la Nación o la Provincia, pero no tengo ganas de irme de Tandil, prefiero quedarme porque la forma de hacer política en esta ciudad es no irse, eso está muy comprobado”, detalló.

Por el momento, señaló que tiene “dos años más de mandato hasta diciembre de 2017 y tengo toda la intención de cumplir con ello”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario