Para expendedores, la suba de combustible es la mayor en 25 años

Expendedores alertaron hoy que la suba en los precios de las naftas registrada desde principio de 2016 es la mayor de “los últimos 25 años”, mientras estimaron que habrá un nuevo aumento de entre 8 y 9 por ciento.

“Sabíamos que se venía un aumento más o menos significativo.

Era esperable que se diera en tramos, hasta ahora fueron cuatro con un acumulativo del 31 por ciento”, advirtió el secretario de la Cámara de Expendedores de Combustibles, Raúl Castellanos.

En declaraciones a radio Continental, el estacionero dijo no tener confirmado si los incrementos continuarán, pero aclaró que tiene “entendido” que las petroleras y el Gobierno “tienen la idea de que haya un aumento más”.

“Según entiendo, la idea era llegar a un 40 por ciento de incremento por lo que estarían faltando unos puntos. Nuestra cámara piensa que sería excesivo un 40 ciento porque se va a notar un impacto en las ventas”, subrayó y aseguró que desde principios año se verificó una caída del cuatro por ciento promedio en las ventas.

Por su parte, el presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles, Pablo Bornoroni, consideró que la suba en los precios de las naftas percibida desde principios de 2016 “es la más grande de los últimos 25 años”.

“El combustible ha aumentado considerablemente en menos de cuatro meses. Y nosotros vemos caer las ventas paulatinamente, todos los días. Hemos visto caer ventas en un 20 por ciento”, apuntó.

Reconoció que el sector está “muy preocupado porque el punto de equilibro para la subsistencia ha bajado muchísimo y la rentabilidad está cayendo”.

En declaraciones a Radio 10, Bornoroni advirtió que en la provincia de Córdoba 75 estaciones de servicio que expiden GNC tuvieron que cerrar por falta de ese fluido.

El presidente de la Asociación de Estaciones de Servicios Independientes, Manuel García, criticó el programa de Gobierno para el sector energético por entender que “está fracasando”.

El empresario evaluó que el aumento del 10 por ciento es un golpe que deja a las estaciones independientes en una “situación gravísima”, por lo que ese sector tendrá que despedir empleados.

García analizó que la economía de la Argentina ha entrado en “una espiral inflacionaria inédita” dado que los aumentos autorizados por Aranguren no tienen antecedentes.

“El precio de la nafta súper está por encima de toda la región y por lejos. Estamos en 1,20 dólares cuando en los países vecinos cuesta 95 centavos o un dólar. Evidentemente, aquí hay un programa de Gobierno que está fracasando”, cuestionó García.

El empresario sostuvo que “la gente está desesperada, nosotros lo vemos en los surtidores. Sobre todo en el GNC, que es el combustible del pueblo: aumentó un 300% en boca de pozo más lo que se incrementó su traslado”.

“Es lamentable lo que está pasando. No creo que este sea el último aumento. Esto va a seguir así y vaya a saber por cuánto tiempo”, fustigó García en diálogo con radio Del Plata e insistió: “Estamos en una situación muy, pero muy crítica y cada vez que aumenta el combustible, los estacioneros independientes tienen que hacer un mayor aporte de capital”.

En tanto, el presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA), Carlos Gold, resaltó: “No nos esperábamos una suba de tamaña magnitud”.

“Había un rumor que iba a darse otro aumento, pero nosotros nos enteramos unas horas antes y nos tomó por sorpresa el porcentaje”, se quejó y consideró que el incremento fue “drástico”. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario