Para la defensa, las contradicciones no permiten un veredicto condenatorio

El defensor oficial Diego Araujo dijo inicialmente haber ?disfrutado? las manifestaciones de Sivo con relación a temas generales que son preocupación de quienes se vinculan al quehacer del derecho, las garantías constitucionales y el procurar que la fuerza de seguridad sea honestamente más democrática.
Pero ?hubiese disfrutado más si lo expuesto tuviera algo que ver con el objeto del proceso?, tras lo cual adelantó que no compartía las conclusiones del ministerio fiscal.
Pidió ?la libre absolución de Yeffal en el entendimiento de que la prueba es claramente insuficiente para acreditar el hecho?.
A partir de allí comenzó a negar todas y cada una de las afirmaciones de las acusaciones, entre las que se destacó que los testigos de cargo hayan declarado con espontaneidad y tengan la credibilidad para un veredicto condenatorio.
Descartó que los testigos ?no hayan querido engañar a los presentes; que por la ubicación que tuvieron estuvieran en condiciones físicas para poder visualizar lo que relatan; y la existencia de más de una secuencia de golpes producidos, lo que atenta a la descripción del ministerio fiscal?.
?Niego que se haya visto la misma fotografía, hay una secuencia de hechos diversa. Y niego una manifestación coincidente en la secuencia de los golpes relatados?, sostuvo luego.
Rechazó que ?los supuestos golpes que se le achacan a mi defendido hayan producido lesión alguna?.
Cuestionó la existencia de ?una modificación sustancial en la calificación legal que pretende endilgársele a mi defendido?, tras lo cual pasó por un análisis técnico.
Para Araujo, ?no se ha podido probar el hecho material, objeto de la investigación? y ?el estado de duda impide arribar a procedimiento condenatorio?.
Más allá de los pronunciamientos de primera instancia que determinaron elevar la causa a juicio ante la duda, para el defensor oficial durante el debate ?la situación varió a favor de mi defendido, ya que los testimonios de cargo son mendaces? y pasó a comparar cada testimonio individual, y habló de ?contradicciones esenciales, incluido las prestadas en la IPP y entre los bloques de testigos?.
Pidió también el inicio de causas por falso testimonio agravado para cuatro de los testigos que estaban presos al momento de los hechos y también para un oficial de policía.
?Nada ha sido probado?, dijo el defensor y destacó que ?en todo tiempo actuó de acuerdo con el reglamento?, tras lo cual solicitó su absolución, tras más de cuatro horas de alegatos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario