Para Muñoz, la extensión de las clases es un ?capricho? del Gobierno para mostrar poder

De acuerdo a la Resolución 4.615/08 emitida por la cartera del ministro de Educación de la Provincia de Buenos Aires, Mario Oporto, las clases de las escuelas de todos los niveles se extenderán hasta el 19 de diciembre, poco antes de las fiestas de fin de año, para compensar los seis días de clases que los alumnos no tuvieron debido a las medidas de fuerza realizadas por los maestros.
La noticia corrió y ya empezó el revuelo. ?Es para demostrar que tiene el poder?, dijo el titular del Suteba local, Juan Carlos Muñoz, sobre la decisión del funcionario y en diálogo con El Eco de Tandil, describió cuál es el panorama que se plantea a partir de esta medida.
-¿Las clases se extenderán hasta el 19 de diciembre?
-Sí, de acuerdo con lo que he podido leer en los distintos medios, esto es así; pero debemos decir que es con alumnos incluidos, porque hay que aclarar que nosotros, de todos modos, estamos en las escuelas hasta fin de año.
-¿Cómo les cayó la noticia?
-Para nosotros, que los chicos cumplan con los 180 días de clases pactados como mínimo es un objetivo básico que compartimos, pero creo que hay que hacer un replanteo de acuerdo a la cantidad de horas que tienen los chicos. Se lo venimos manifestando al Gobierno desde hace mucho tiempo y hoy sale planteando una continuidad de días de clases por una situación de paro, pero no tienen en cuenta que se han perdido muchos días de clases por otras razones y de eso nadie dice nada.
-¿Razones de infraestructura?
-Así es. Falta de calefacción, inundaciones, falta de agua, problemas en los techos y muchos otros temas sobre los que el Gobierno nunca se planteó si había que extender las clases o no…
-¿Cree que se trata de ganar una pulseada?
-Sí, totalmente, pero ni siquiera se trata de ganar una pulseada porque institucionalmente, si tenemos que recuperar clases, no tenemos ningún problema, pero recuperémoslo todos. Es una cuestión planteada desde la política por el deseo de mostrar que tienen fuerza y voluntad, y nos parece que es una cuestión caprichosa porque las escuelas están muy complicadas desde lo administrativo, de los cierres de calificaciones, armados de mesas de examen, por lo que veremos la forma de ver cómo continuamos con las clases.
-Los días de paro fueron descontados…
-Sí, claro, eso es otra cosa que la gente debe tener en cuenta. Por un lado, nos descuentan y por el otro, nos extienden las clases. También es cierto que los docentes no tenemos vacaciones en diciembre ni en enero, estamos en un período de recesión, sin alumnos mientras esperamos y preparamos el final o comienzos.
-Dice que cuatro horas es poco tiempo, ¿qué es lo que proponen?
-Hace mucho tiempo que venimos planteando que hay tres elementos fundamentales a debatir y profundizar en la escuela pública hoy. En primer lugar, la cantidad de horas son insuficientes para los tiempos que se viven y la necesidad de conocimiento que tienen los chicos. Este es un eje central que el Gobierno ni siquiera ha planteado como debate. Proponemos un cargo único para que los profesores no anden dando vueltas en 20 escuelas; grupos reducidos para poder trabajar en la construcción del conocimiento; a la incorporación de materias acordes para mejorar el aprendizaje y horas institucionales para el docente para que puedan reunirse y trabajar para tratar temas que tienen que ver con la violencia y otros que preocupan. Creemos en esas cuestiones, los chicos necesitan más horas y eso es lo que se está haciendo en otros lugares del mundo, que tienen de seis a ocho horas, los chicos comen en la escuela y la actividad es mucho más completa.
-Sería el caso acá de algunas escuelas privadas…
-Quiérase o no, hay circuitos diferenciados de educación. Queremos fortalecer la escuela pública con la creación de materias que tienen que ver con la construcción del conocimiento de los chicos y que les llegue el mensaje, la necesidad de aprender para un futuro mejor, por eso no se trata de si se extiende hasta el 19 ó el 20, sino de una política seria.
-¿En las escuelas privadas en las que no ha habido medidas de fuerza también se extenderán las clases?
-Todas las instituciones subvencionadas y que en el marco de la Diegep tienen convenio con el Gobierno de la provincia de Buenos Aires tendrán que seguir las mismas reglas de juego.

La implementación

-También entrarían en juego otras cuestiones, como las del clima, ¿las escuelas están preparadas para dar clases en esas condiciones?
-Tenemos aulas superpobladas con falta de sistemas que hagan que  el ambiente esté renovado y que se pueda realizar en forma normal un proceso de enseñanza-aprendizaje. Vamos a convertir a la escuela en un lugar que contenga a los chicos, no importa cuántos días, para que el ministro de Educación considere  y demuestre que tiene el poder de decir: ?Ustedes pararon, ahora van a seguir trabajando…?.
-¿Qué pasa con los padres, con los chicos que sí cumplieron con los días lectivos requeridos?
-Esas serán decisiones del orden individual. Acá hay un Gobierno tomando una decisión política y si un papá considera que no quiere que su hijo esté hacinado con calor en una aula con 40 chicos, seguramente lo va a sacar y lo va a sentar abajo de un árbol para que juegue un rato.
-En definitiva, esto no se plantea como una opción para los maestros sino que lo van a tener que cumplir…
-No queremos sumar problemas en un marco en el que ya hay muchos conflictos, pero el problema de la infraestructura tal como se vienen planteando hoy, con escuelas que no tienen ventiladores, va a ser un caos. No plantearemos un conflicto sobre esto desde el sector docente, en base a un eje falso. No necesitamos ni vamos a medir fuerza con el Gobierno por esto, pero como institución sindical, queremos que el gobernador (Scioli), vea cuál va a ser la inversión en educación e infraestructura, si nuestros pibes tienen que empezar el 3 de marzo o el 1 o el 2 de febrero, pero que tengan un lugar adecuado para aprender.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario