Para Nicolás Carrillo, el Ejecutivo “no está dando un debate real”

En medio del debate generado a raíz del supuesto traslado de la Estación de trenes, como así también de la apertura de calles en el barrio de la Estación, el candidato a concejal en cuarto término por el Frente para la Victoria, Nicolás Carrillo, criticó las últimas declaraciones del Ejecutivo, quien dijo “celebrar” el debate respecto a las barreras arquitectónicas urbanas.

Advirtió que ya se han presentado al oficialismo distintos casos de barrios que son “postergados” y sufren trastornos en ese sentido y “no se ha hecho nada”.

También informó que avanzarán desde el FPV, junto a otros espacios y organizaciones sociales, en un proyecto que promocione la creación del Consejo de Hábitat que prevé el Plan de Desarrollo Territorial y anunció que, en pos de ello, se concretará una reunión este lunes al mediodía en el Municipio.

En diálogo con El Eco de Tandil, el candidato del kirchnerismo expresó que es una “caradurez” lo que manifestó públicamente en las últimas horas el subsecretario de Comunicación y Vinculación Institucional del Municipio, Mauricio Acosta, sobre la celebración del debate y participación ciudadana sobre las barreras arquitectónicas.

En ese sentido, fundamentó que “en primer lugar, en 2006, en el PDT -la legislación local- se ordena convocar a la creación de un Consejo de Hábitat que esté integrado por las organizaciones sociales, justamente para debatir la integración urbana”.

Y advirtió que “eso nunca fue así, más bien todo lo contrario, el Municipio siempre tomó las decisiones entre cuatro paredes, sin consultar a nadie, y lo del ferrocarril lo pone en evidencia. Se toman decisiones entre tres personas, se llevan adelante y recién cuando aparece un caso de resistencia de la gente se ponen a consideración”.

Concretamente, sobre la celebración del debate de las barreras arquitectónicas, dijo que “nosotros, por ejemplo, hace cinco meses le presentamos un proyecto con más de 200 firmas del barrio La Tandilera, un barrio que está cerrado por La Serenísima en un costado, sobre el que le venimos pidiendo la apertura de la calle Pasteur, que está ocupada ilegalmente por la empresa, que cerró esa calle hace muchos años, y el Municipio no ha trabajado en esto. No sabemos porqué”.

 

Trastornos en los

barrios “olvidados”

 

Describió, en ese sentido, que “ese barrio está cerrado por La Serenísima, el arroyo Langueyú hacia la izquierda y venimos también pidiendo que el Municipio acelere el proceso de limpieza en esa zona en donde hay viviendas muy cercanas y cuando llueve se siguen inundando. Hacia el norte está cerrado por la empresa Kaffka, que también venimos pidiendo la apertura de esa calle, que tampoco lo han hecho”.

Por otro lado, Carrillo señaló que “la calle Aeronáutica Argentina está totalmente colapsada y destruida, y por eso pedíamos la apertura de Pasteur, justamente para relajar el tránsito y generar conectividad. Hay varias familias que viven de un lado o del otro de La Serenísima, que están a 200 metros, pero para encontrarse tienen que caminar ocho cuadras porque tienen que dar toda la vuelta”.

Advirtió que esto “genera segregación y postergación de esos vecinos. Esos barrios son los más olvidados de Tandil, no tienen luminarias, están llenos de baldíos, hay  inseguridad y abandono, y están cerrados por defectos del desarrollo urbano”.

Entre otros ejemplos, también mencionó el caso del barrio La Blanqueada, en el que también contó que están trabajando y entregaron un petitorio, ya que “está cerrado por la Ruta 226, el Ejército, la vía del tren y el campo que le da nombre al barrio. Es un barrio que en Tandil generalmente y sobre todo en el verano, no tiene agua”.

 

“No han

hecho nada”

 

“Y todos esos planteos sobre estas barreras arquitectónicas ya se los hemos llevado al Municipio, me junté con Nicolini (Marcos) y Civalleri (Mario) para planteárselas y no han hecho nada, entonces, que salgan a hablar ahora de que celebran el debate me parece hipócrita”, arremetió Carrillo.

Lanzó que al Ejecutivo “no le interesan los barrios olvidados, no le interesa generar lo que el papa Francisco llama `una integración urbana real´ que conecte los barrios y los mejore. Evidentemente, como señaló Hugo Mengascini desde la asamblea del barrio de la Estación, hay además un interés inmobiliario sobre esos terrenos, que están por delante de cualquier otro interés y porque tienen doble discurso. Cuando se ponen de relieve y en evidencia las verdaderas intenciones, tienen que salir otros funcionarios a desdecir lo que dijo Civalleri, pero el interés de trasladar la Estación está más que claro porque más de una vez Civalleri salió a defender el proyecto, y ahora Acosta salió a desdecirse, pero -arremetió- las verdaderas intenciones las promueve el Intendente, aunque nunca habla porque se quiere preservar”.

 

Un debate que “no están dando”

Por lo tanto, lanzó que “el debate real sobre las verdaderas barreras urbanísticas y la postergación de los barrios no lo están dando, se las hemos presentado y han hecho caso omiso sobre estos temas”.

Por último, Carillo calificó como totalmente “descabellada” la idea del Ejecutivo de trasladar la Estación de trenes y celebró la participación ciudadana. En ese sentido, adelantó que este lunes al mediodía se reunirán actores de distintas organizaciones sociales y espacios políticos en el Municipio para avanzar en un proyecto para que se cree un “Consejo de Hábitat”, que lo prevé -como lo preveía el PDT en 2006- la Ley de Hábitat, cuya adhesión se concretó en la última sesión. “Pienso que va a ser la mejor manera de democratizar las decisiones”, concluyó

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario