Para Panighetti, ?si nos vamos a convertir en el jardín de Tandil, es justo que el Estado repare?

 

Los vecinos de las zonas afectadas por las limitaciones que imponen el Plan de Desarrollo Territorial (PDT) y el Plan de Manejo a los usos del suelo comenzaron a contactarse por los “problemas comunes”, aunque cada caso tiene sus particularidades
Carlos Panighetti, propietario de “Las dinas” –ubicada en inmediaciones de avenida Don Bosco-, sostuvo que “el Plan de Manejo paralizó prácticamente las obras en las sierras y la expansión turística, y lo que se consigue es a través de excepciones, por consiguiente se evitó el procedimiento normal que es a lo que estábamos acostumbrados, lo que debería ser”.
En diálogo con El Eco de Tandil, explicó que “la declaración de reserva avanza sobre la propiedad privada, tal es así que el 97 por ciento del área de reserva es propiedad privada. Por consiguiente, son regulaciones excesivas que afectan la calidad de vida de los vecinos y su futuro, tanto sea en las generaciones que siguen como en su patrimonio actual”.
Los cuestionamientos a estas normas emergieron hace meses, cuando decenas de vecinos le elevaron una nota al intendente Miguel Lunghi. Este grupo cobró entidad el año pasado, ya que antes se habían reunido en forma particular con el gobierno comunal. “No hemos tenido respuesta hasta este momento”, dijo Panighetti.
-En su caso, ¿cuántos años hace que tiene estas tierras?
-Compramos esto hace 32 años. Llevamos 32 años viviendo acá, afincados en la zona desde el año 80. Así que hemos desarrollado prácticamente toda nuestra vida, más de la mitad de nuestros hijos han nacido en Tandil y de pronto, vemos cortado todo el desarrollo potencial que teníamos, se han frustrado todos los planes, todos los sueños y demás, por una reglamentación que consideramos equivocada. 
-Usted tenía un destino específico para este predio, estudiaba la posibilidad de dividirlo para sus hijos…
-Desde que nos afinamos acá, siempre vivimos de la tierra en distintas explotaciones. Empezamos con criadero y cabaña de cerdos, hasta que justamente por las políticas terminó en un desastre. Comenzamos en los años 80 también con fábrica de chacinados en la misma chacra; la hemos sembrado, hemos tenido el criadero semiintensivo de cerdos y cabaña. Después con las crisis, sobre todo la tremenda de la apertura de importaciones del 91 que se destruye la producción porcina, nos quedamos nada más con la fabricación de chacinados, sobreviviendo con eso, y empezamos a pensar en el reciclado de la chacra. Así que a partir del año 98, muy lentamente y con muchísimo sacrificio, instalamos una base de campamentos y empezamos a replantearla como explotación turística.
En el año 98, Tandil no existía turísticamente. En el año 99 inauguramos, reciclando instalaciones de cerdos, que eran muy bien construidas por la calidad de criadero y cabaña que teníamos, convertimos la explotación en predominantemente turística con las cabañas. Somos uno de los cinco primeros complejos de cabañas instalados en Tandil, apostando al futuro siempre.
Nosotros nos encontramos en 2005 con la normativa de prohibición de construcciones. Tenemos condicionamientos de ganadería por la fábrica de chacinados que estaba en el predio. Empezamos gestiones en la Municipalidad y se nos prohíbe absolutamente, en función de esto, la ampliación de la fábrica que era lo que nos exigía Ganadería de la Provincia. Así que nos vimos obligados a intentar mudar la fábrica, entramos con las gestiones de terrenos porque acá no se podía hacer nada, a partir de 2005 se nos cortó todo, y terminamos mudando la parte industrial al Parque Industrial, pero nos quedamos abortados con los proyectos de desarrollo turístico de la construcción de cabañas. 
Y en cuanto al fraccionamiento de la tierra, ésta es una superficie de más de 30 hectáreas. Incluso lo he planteado con el funcionario del área y me han contestado siempre negativamente. Ni siquiera puedo fraccionar lotes para mis hijos.
-Tenía la idea de dejarle una parcela a cada hijo…
-Por supuesto, los chicos están alquilando. Mis hijos casados están alquilando, sin posibilidad de construir su vivienda acá y poder disponer en el futuro de ella. Esta propiedad está impedida de subdividirse. Las regulaciones que impone no sólo la zonificación, que no son tan restrictivas, sobre todo la declaración de reserva, me permiten dividir la chacra en cuatro lotes nada más. No puedo hacer nada. Y aparte me la inutilizan, porque gran parte de la chacra, si seguimos con el criterio de cotas, está inutilizada. 
 
Efecto contrario
 
-Si quisiera venderla e irse a otro lugar, ¿qué valor tendría?
-El valor ha descendido un 700 u 800 por ciento desde la prohibición de 2005. De eso tengo constancias por martilleros destacados de Tandil y han comparado los valores actuales con los preexistentes.
Acá se habla, desde el punto de vista ideológico, de especulación de venta de tierras y, en realidad, al quitar del mercado la tierra, ha sucedido el efecto contrario, porque hoy en día hasta los lotes más modestos valen una fortuna, prohibiéndole a la gente el acceso a la propiedad. Es el efecto contrario, la propiedad urbana ha aumentado desmedidamente en función del quite de terrenos disponibles, porque es lo que sucede siempre: cuando un bien es más escaso, sube el valor. 
-Si alguien quiere construir una casa en un lote camino a Sierra del Tigre, ¿qué dimensiones de terreno necesita?
-En el caso nuestro, con la normativa de la declaración de reservas preexistente, no el Plan de Manejo que se está discutiendo en este momento, en la mitad de la chacra que son 15 hectáreas puedo construir una vivienda unifamiliar. La construcción está completamente limitada.
-¿Qué se genera en la práctica? Porque muchos optan por levantar su casa igual y después lo intentan resolver…
-Generamos la ilegalidad. Cuando se hace ese tipo de normativas, lo único que se provoca es corrupción o ir a comer de la mano del político. No tiene sentido en un sistema republicano que surjan este tipo de reglamentaciones tan restrictivas que generalmente, y está probado, lo único que engendran es corrupción porque después viene la vía de excepción, viene todo ese tipo de manejo clientelista que no corresponde en este sistema. 
 
Intentos frustrados
 
-Lo que buscan en primera medida es el diálogo…
-Por supuesto. No digo que hemos agotado ni muchísimo menos, pero hemos intentado en muchísimas oportunidades el diálogo en forma particular y no hemos conseguido nada en aras de un plan que puede ser interpretado de distintas formas. Yo, incluso, tengo la mejor relación con la gente de la Municipalidad y por distintos tratos, siempre tuve la mejor recepción, no tengo nada que decir, pero consideramos que en este planteamiento, parten de un criterio sumamente equivocado.
-¿Han pedido audiencias con concejales?
-Sí, ya hemos pedido audiencias, estamos a la espera de la contestación.
-¿Podría llegar a la Justicia este planteo?
-Esto tiene un enfoque judicial, que es lo que los abogados llaman de reparación del Estado por actividad legítima. Es decir, suponiendo que hubiera necesidad de hacer este tipo de cosas, esto podría dar lugar a un pedido de reparación porque indudablemente el concepto que se está aplicando es la socialización de una parte del territorio en beneficio de la capitalización de otra parte de los habitantes. Hay un desplazamiento de la riqueza del legítimo propietario hacia el resto de la ciudad, porque si nos vamos a convertir en el jardín de Tandil, es justo que el Estado repare. Por consiguiente, me parece que es un plan que no da lugar a este tipo de cosas, no se ha contemplado la indemnización y la reparación podría dar lugar a un planteo judicial. *
 
Un alternativa
 
Carlos Panighetti, que es guardaparques, propuso que “si se quisiera preservar el ecosistema serrano, en la legislación nuestra y en nuestro uso desde siempre, hace 100 años prácticamente, desde la época del Perito Moreno existe el concepto de parque nacional o monumento natural”. 
Desde esa perspectiva, agregó que “lo que habría que hacer es buscar una fracción representativa de la flora, la fauna y la gea, y declarar un parque nacional o una reserva provincial, lo que fuere, con el costo del Estado, porque se tendría que hacer en tierras fiscales”.* 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario