Pasaron a disponibilidad al comisario Urruchúa

Siguen las repercusiones en torno al caso por abuso sexual agravado que se inició contra Raúl Guerreño más conocido como “Hermano Raúl” y que derivó en su detención y alojamiento con prisión preventiva en la cárcel de Sierra Chica.

En ese marco se desató una causa iniciada por el titular del Juzgado de Garantías 2 de Olavarría, Carlos Villamarín, en la que se formulan sospechas de tráfico de influencias y cohecho (coimas) contra efectivos policiales que estarían encubriendo al “manosanta” rosarino radicado en Bolívar.

Así, a la desvinculación de la fuerza del jefe de la Departamental 25 de Mayo, Abel Moussompés, y del titular de la sub DDI de Bolívar, Dante Ferrante, se sumó el pase a disponibilidad del comisario Oscar Urruchúa.

La suspensión en el ejercicio de sus funciones se mantendrá mientras perduren las investigaciones tanto de la Dirección de Asuntos Internos de la fuerza como de la Justicia penal.

Al parecer el desencadenante del proceso fue el procedimiento que personal policial de Tandil habría llevado a cabo en el domicilio de la menor víctima de abuso sexual por el que está imputado Guerreño.

Se trató de una requisa para generar un “informe socio ambiental” realizado en cumplimiento de un oficio emitido por la defensa de Guerreño. Tal procedimiento se habría llevado a cabo sin conocimiento ni participación del juez Villamarín ni de la fiscalía actuante.

Hace unos días Urruchúa fue trasladado a Ayacucho para cumplir funciones como director de la Escuela de Formación de la Policía de Prevención Local, en un trámite que se inició con anterioridad a conocerse la investigación que se lleva a cabo en Bolívar a partir de la detención del “Hermano Raúl”, según resaltaron fuentes policiales a este Diario.

 

El caso

 

Hace unos 20 días una mujer de la ciudad, madre de una menor de 13 años, denunció que Donato Raúl Guerreño, a quien se lo conoce como el “Hermano Raúl” abusó sexualmente de su hija, lo que generó una conmoción en la localidad de Bolívar, donde habrían sucedido los hechos.

De acuerdo a lo informado por la Sub DDI Bolívar y publicado por el diario La Mañana, el 30 de abril en la Comisaría de la Mujer de esa ciudad se recepcionó una denuncia penal que radicó la mujer oriunda de Tandil.

En su exposición contó que había venido, como era habitual, a visitar al “Hermano Raúl” y denunció que el mismo había abusado sexualmente de su hija menor de 13 años.

La mujer relató que encontró a su hija casi desnuda, en una cama, en compañía de “Hermano Raúl”. La tandilense agregó que su hija le contó que esta situación se venía repitiendo desde hacía varios meses.

Al decir de los colegas, a partir de allí la Comisaría de la Mujer realizó una intensa labor en lo que respecta no solo en la contención de la menor y su madre, sino también, juntamente con la Fiscalía actuante, iniciando las primeras diligencias de rigor con las pericias médicas.

Luego el juez de paz local, Atilio Franco, libró la orden de allanamiento para con la quinta ubicada en la prolongación 25 de Mayo, bajo la carátula “Abuso sexual”, diligencia realizada el lunes 2 de mayo y que duró más de seis horas.

Tras el allanamiento se continuaron recolectando elementos de interés  para la causa y la Fiscalía de Bolívar, a cargo de Julia María Sebastián, con todas las pruebas reunidas, logró el cambio de carátula y le solicitó al Juzgado de Garantías de Olavarría, a cargo de Carlos Villamarín, que se librara otra orden de allanamiento para la casa quinta antes mencionada y para un domicilio particular, esta vez para hacer efectiva la detención de Guerreño.

Tras su detención bajo la carátula “Abuso sexual con acceso carnal, agravado por ser cometido por ministro de culto reiterado”, fue trasladado a indagatoria, instancia a la que el acusado se negó a prestar declaración.

En tanto, desde hace diez días, el acusado permanece alojado en el penal de Sierra Chica.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario