Pasaron a terapia intermedia al joven baleado en La Plata

El estudiante tandilense baleado en La Plata el sábado pasado fue derivado a la terapia intermedia del Hospital San Martín, luego de una semana en el área de cuidados intensivos. Si bien aún no está completamente fuera de peligro, evoluciona favorablemente luego de las graves heridas que sufrió.

Cabe recordar que Rafael Cobo, el joven de 26 años que estudia la carrera de psicología en la Universidad Nacional de La Plata, sufrió graves heridas el sábado por la mañana al ser impactado por una bala mientras se encontraba charlando con un amigo en una fiesta que se estaba desarrollando en un centro cultural. El disparo fue efectuado por un efectivo policial que estaba discutiendo con su pareja y en medio de esa pelea comenzó a disparar a mansalva.

El hecho ocurrió alrededor de las 6.30 en el centro cultural En eso Estamos, ubicado en la  calle 8 entre 41 y 42. Según algunos testigos presentes, el hombre desenfundó el arma reglamentaria que llevaba consigo y efectuó cinco disparos. Uno de ellos impactó en el cuerpo de Rafael Cobo, a la altura del tórax, provocándole una grave lesión en el hígado, el pulmón y el estómago. Desde ese momento estuvo internado en el área de cuidados intensivos del Hospital San Martín de La Plata. Fue sometido a dos intervenciones quirúrgicas de las cuales salió bien y poco a poco se va recuperando de las  graves lesiones que le provocó el balazo.

 

Evolución favorable

 

El padre de la víctima, Ramiro Cobo, explicó que “estuvo con dolores y tuvo fiebre pero por suerte hoy (por ayer) alrededor de las 14 lo pasaron a terapia intermedia. Eso es un paso gigante”.

“Del lunes hasta ayer (por el jueves) estaba muy dolorido, y la fiebre no le pasaba, pero gracias a Dios que la operación salió bien. Sigue estable, hay que cuidarlo, solamente nos permiten verlo una hora por día pero va evolucionando bien, y eso es importante”, remarcó.

Si bien los médicos aún no se animan a asegurar que está fuera de peligro, “es menor el riesgo pero todavía tiene que estar bajo un cuidado riguroso”.

Rafael ya se encuentra sin respiración artificial y ayer “lo hicieron parar pero está muy débil, no puede caminar todavía y pudo empezar a comer algunas cosas, va de a poco”.

Además, pudieron hablar con él, que les contó todo lo ocurrido aquel sábado y dijo que “quiere justicia”.

“Una vez que esté bien va a pensar en eso, pero ahora lo importante es que se recupere”, sostuvo.

Y expresó que “calculo que estará en terapia intermedia hasta la semana que viene, y ojalá que todo marche bien, para que pase a una habitación común, y luego por supuesto un tratamiento seguramente extenso para su recuperación”.

 

La causa

 

Cobo agradeció la gran cantidad de gente que se acercó a visitar a su hijo. “Vinieron todos los familiares, amigos de Tandil, de la facultad, el arzobispo le trajo un libro, vino Facundo Moyano a verlo porque él trabaja en el peaje, vinieron de Gobernación, del ministro de Seguridad, el decano de la facultad y profesores”, contó.

En tanto, recordó que el lunes pasado se hizo una marcha y que el próximo lunes se llevará adelante una nueva manifestación en La Plata en contra del gatillo fácil.

“Me llamaron de la Comisión de la Memoria, estuvimos charlando, y firmé un petitorio de una audiencia pública en contra del gatillo fácil y por el caso de Rafael y para tratar el tema de la policía local”, indicó.

Por otra parte, contó que estuvo dialogando con la fiscal que interviene en la causa, quien le explicó que quedó caratulada como “Tentativa de homicidio agravada por su condición de efectivo de seguridad”, la cual según le indicó es un delito no excarcelable y que tiene una pena de entre 15 y 20 años.

“El doctor Mauricio D’Alessandro, aparte de la amistad que tenemos, me llamó y puso a disposición su equipo, con el doctor Emiliano Acosta, y van a apoyarnos, como también los abogados de los derechos humanos”, afirmó.

Finalmente, Cobo manifestó que está tratando de localizar al “policía de la bonaerense que fue quien le salvó la vida, porque fue el que tomó la decisión de llevarlo de urgencia al hospital, ya que no había ninguna ambulancia en La Plata, sólo tres ambulancias del 107 y no iba a dar el tiempo para que llegaran”.

“Fue el teniente García de la bonaerense quien decidió por cuenta propia llevarlo en el patrullero, tomó el riesgo y no lo puedo localizar, pero estoy muy agradecido”, resaltó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario