Peligran puestos de trabajo en un geriátrico por una deuda que mantiene el PAMI

Gabriela Boulanger, cocinera del hogar geriátrico Balverde, situado en San Lorenzo 1091, se contactó con esta Redacción para denunciar la deuda que mantiene el PAMI con la propietaria del lugar -desde julio pasado hasta la fecha- correspondiente a la cobertura de los afiliados que se encuentran internados allí.
Señaló que en julio el PAMI informó que dejaría de trabajar con este hogar geriátrico, pero se comprometió a trasladar a sus afiliados. Sin embargo, la trabajadora afirmó que “no lo hizo” y aún quedan “3 internos” con esta cobertura.
Aclaró que la empleadora Nelly Suárez ya presentó el reclamo por las vías legales, pero no ha tenido respuesta y pese al esfuerzo que ha hecho para mantener abierto el geriátrico y pagarles el sueldo a los empleados, en diciembre no ha podido y aún no han cobrado “diciembre, ni el aguinaldo ni los feriados trabajados”.
En diálogo con El Eco de Tandil, la cocinera explicó que, ante la falta de respuesta, decidieron hacer público su reclamo para informar a la población lo que les ocurre. Aclaró, en principio, que “el reclamo no es contra la empleadora, sino contra el PAMI y tampoco es descabellado lo que pedimos. Simplemente queremos que regularice la situación. Nosotros seguimos prestando el servicio, entonces lo que queremos es que se hagan cargo de lo que consumieron y lo que siguen consumiendo. Si el PAMI no quiere trabajar con nosotros, no hay problema, pero que pague la deuda”.
Explicó en detalle que “PAMI no deposita desde julio, por lo tanto, la empresa nos va pagando con los privados. Llegamos a la situación de que ahora pasamos el mes de diciembre, hay aguinaldos y vacaciones. Todos trabajamos durante las Fiestas y eso se paga doble, así que es mucho más lo que hay que pagar. Hay que abonarle al que se va de vacaciones y al franquero que lo cubre, y no se puede”.
En consecuencia la trabajadora alertó que “ahora es cuando realmente la situación se complicó mucho porque el aumento es mucho. Todos los empleados estamos en blanco y trabajamos por Sanidad. Sanidad tiene un buen sueldo y tuvo un aumento del 32 por ciento en tres tramos y ahora nos tocaría la segunda parte del aumento y la empresa no puede hacerse cargo de ello porque el PAMI adeuda desde julio”.

“Con PAMI no
trabajamos más”

En detalle, informó que “con el PAMI no trabajamos más, la obra social avisó en julio que no tenía más servicio con nosotros. De ahí es que no paga, pero tampoco se lleva a los abuelos. Ahora quedan tres, en su momento había cinco, algunos fallecieron; otros fueron trasladados, pero el tema es que no se los lleva, pero no paga lo adeudado y la deuda se va haciendo cada vez más grande”.
“Y –enfatizó- esas camas están ocupadas y tampoco la idea es sacar a los abuelos a la vereda, ni llevarlos a PAMI y dejarlos en la vereda”.
Frente a esta situación, Boulanger informó que en la ciudad sólo hay otro geriátrico que trabaja con el PAMI. “En su momento, PAMI dijo que cuando hubiera vacante en el único geriátrico que atiende en este momento en la ciudad, iban a ser llevados. Obviamente aún no hay vacante y nosotros no tenemos ningún problema en atender a los abuelos, es más, más allá de que PAMI debe desde julio, el servicio sigue prestándose igual”.

“Poner en orden
la situación”

La cocinera contó que “acá el 25 de diciembre que era feriado nacional y seguro en PAMI no trabajó nadie, se vino a trabajar en los tres turnos, el enfermero entró a las 6, yo vine a cocinar, la mucama vino a limpiar, es decir, la idea es poner en orden la situación. Si yo vengo y cumplo, que el PAMI deposite lo que corresponde”.
Detalló que en este momento “somos nueve trabajadores que estamos sin cobrar” y resaltó que “somos una de las pocas instituciones con tanto personal porque PAMI lo exigía”.

La relación con
la propietaria

Boulanger aclaró en medio del reclamo que “nuestra relación con la propietaria del lugar Nelly Suárez es excelente y contamos con el apoyo incondicional de ella. Ha hecho lo inhumano por mantener los pagos, tal vez no cobrábamos el 9, sino el 12, pero siempre nos ha ido pagando. Nuestro reclamo ahora es para ayudarla porque ella ha hecho todo lo legalmente correcto, con el contador, el abogado, las cartas y la facturación, pero en este momento con lo que entra de los privados no alcanza”.
Remarcó en ese sentido que “todos sabemos que tener a un empleado en blanco no es sólo lo que cobra en mano sino también la ART, el seguro, las cargas sociales, los aportes. Diciembre es un mes en el que los gastos se triplican. Hasta ahora nosotros hemos ido cobrando el sueldo, lo que no hemos cobrado es diciembre. La dueña ha ido sosteniendo como ha podido los sueldos, pero ahora nos encontramos con que ya estamos a 5 de enero y sabemos que ella no va a poder afrontar todos los gastos de diciembre, aguinaldo, vacaciones ni los francos trabajados”.

“Tapando
agujeros”

“El tema es que –insistió la cocinera- al no entrar el dinero de PAMI, fue tapando ella un agujero con otro sacando hasta de su propio bolsillo. No nos olvidemos que esto también es un negocio para ella, entonces, más de una vez ha resignado lo que es su ganancia para pagar las cargas sociales, pensando que al mes siguiente PAMI iba a depositar el dinero, pero fueron pasando los meses y no pasó nada. Para ella, sería más fácil cerrar, pero trata de mantener las fuentes de trabajo”.
Por último, detalló que “en este momento hay 14 abuelos y hay vacantes también. Sería de gran ayuda que privados pudieran entrar, es un momento en el que está todo complicado, hay pocos ingresos. Tal vez si entraran algunos privados más…, pero eso no justifica que el PAMI no pague. Pedimos que regularice la situación” u

*****SEC*****
Desde PAMI se comprometieron a pagar
lo adeudado en el transcurso de este mes

Frente a su reclamo, El Eco de Tandil se acercó hasta la sucursal de PAMI Tandil y conversó con el jefe interino, Marcelo Orsero, quien confirmó la situación y afirmó que en los próximos 20 días el organismo estatal regularizará los pagos adeudados.
Detalló que en agosto pasado, el hogar geriátrico Balverde “presentó mal un censo y había que modificarlo, y lo modificaron recién el 17 de diciembre, al día siguiente la firmó el director ejecutivo de Mar del Plata y se envió a Buenos Aires”.
Ya el 30 de diciembre, informó que “lo pasaron a facturación, como partida del año en curso, y el 4 de enero pasado lo desbloquearon para pagarlo. Así que en 15 o 20 días lo estarán cobrando”.
Indicó que “son dos facturas de 51.500 pesos, una de agosto y otra de septiembre, y otras dos de octubre y noviembre, de 55.800 pesos. Nos pasaron estas cuatro hasta ahora”.
Por otro lado, respecto al traslado de los tres internos que continúan en el hogar, el jefe interino de PAMI Tandil aclaró que “a veces PAMI pide tantos requisitos para cumplir con ese tema que hay geriátricos que acá se quieren presentar para trabajar con PAMI y éste no les da el ok”.
Por el momento, afirmó que se cubrirán los gastos de los tres adultos mayores que siguen en Balverde, hasta que surja un cupo en el otro geriátrico que trabaja con la cobertura del organismo estatal en la ciudad, en tanto mantengan la estructura que PAMI requiere u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario