Perdieron los pequeños y medianos

Señor Director:
La imagen de la televisión nos muestra a los cuatro presidentes de las patronales agropecuarias festejando el voto de Cleto Cobos. Los movileros exagerando la genuflexia que mantuvieron durante el conflicto y poco quedaba para que sostuvieran que también fue un triunfo de ellos.
Por la mañana del jueves el populista De Angelis jugaba su carta emotiva, pero…al mismo tiempo sostenía que no era un triunfo completo. Lo mismo sostendría el progresista Bussi, perdón Buzzi. Sin embargo Luciano Miguens afirmaba que el conflicto estaba resuelto. ¿Qué es lo que pasaba para que existieran estas dos versiones? Sencillo, la Federación Agraria pagó el costo de su alianza con la Sociedad Rural.
Expliquemos por qué. La Resolución 125, origen del conflicto, pudo ser imperfecta y personalmente creo que lo era. Sin embargo tenía un carácter progresivo que las retenciones fijas negaban. Esto es, quienes más ganan más pagan.
El gobierno reconoce el error inicial y flexibiliza la Resolución otorgando beneficios a los pequeños y medianos productores otorgando compensaciones tanto por tonelaje producido como por distancia del punto de producción al puerto.
Los cuatro magníficos consideraron que era insuficiente, pedían la derogación de la Resolución. De hecho la historia continúa con la intervención del Parlamento.
La Cámara de Diputados a iniciativa del bloque oficialista y el concurso de los diputados de la bancada de Solidaridad e Igualdad (ex ARI que huyeron del autoritarismo mesiánico de Carrio), de diputados de otras fuerzas políticas aliadas al oficialismo y del diputado Claudio Lozano introduce modificaciones que favorecen aún más al pequeño y mediano productor. Cito las más importantes: simplifica el trámite para recibir compensaciones, eleva el límite de producción para recibir compensaciones hasta 1.500 toneladas, introduce mayor progresividad al esquema de retenciones, desaparece la cantidad de hectáreas como límite para recibir compensaciones.
Recordemos que Bussi se abraza con el presidente del bloque de Diputados del FPV, Agustín Rossi. ¿Por qué? Porque la ley sancionada (en rigor con media sanción) era beneficiosa con el pequeño y mediano productor.
Pero la FAA horas después fijaría una posición similar a la de sus socios: el proyecto de ley no conformaba. Supongo que Bussi se vio desbordado por las exigencias de la SRA, representantes de los pools de siembra, el fanatismo pro mercado de la CRA y por la sed de protagonismo del demagogo De Angelis.
Sintetizando, el punto es que Cleto Cobos decide la votación en el Senado y se anula el proyecto de ley que surgiera en Diputados. Obvio, con ello caen también las modificaciones que beneficiaban a los pequeños y medianos que, recordemos, motivara el abrazo de Bussi con Rossi.
Caída la ley, la Presidente deroga la Resolución 125 y con ella los beneficios resultantes de las resoluciones que modificaron la 125.
Ahora, los pequeños, los medianos y los grandes pagan lo mismo. Para peor se encuentra la FAA en una encrucijada, ¿cómo hacer para que se otorguen los beneficios perdidos a los pequeños y medianos productores? Claramente no podrán pedírselo a la Presidente ya que ellos a coro con la SRA y la oposición política consideran que es inconstitucional que el Ejecutivo legisle en materia impositiva. Deberán solicitar a los congresistas que traten una ley que discrimine el impuesto a las exportaciones según tonelaje de producción. Pero ¿con qué argumentos irán a solicitarles a los diputados que voten un proyecto de ley similar al que ellos mismos colaboraron a cancelar?
En síntesis, los pequeños y medianos pagarán igual que los grandes. ¿a quiénes deben pedirle explicación los productores que por la caída de la ley perderán beneficios? A Bussi, a De Angelis, a la SRA, a CRA, a CONINAGRO, a la UCR, al PRO, a la Coalición Cívica, al Diputado Sola, a los Senadores Reutemann, Menem, Rodríguez Saa, Chiche Duhalde, al Intendente Lunghi, al grupo Clarín, al diario La Nación y finalmente a los caceroleros.

Javier Araujo
D.N.I 14.842.549

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario