“Perjudicamos a otros, pero a todos nos hace falta el dinero”, dijo el delegado

La huelga de las distintas áreas nucleadas en el Sindicato de Trabajadores Municipales dejó como secuela mucha basura en las calles, una conciliación obligatoria tras no alcanzar ningún tipo de acuerdo y el trabajo a reglamento de las personas afectadas al servicio de recolección de residuos.

Esta situación se extenderá hasta el 1 de diciembre, día en que la conciliación llegará a su fin y deberán volver a reunirse Ejecutivo y Sindicato para negociar el pedido de bonificación.

El litigio que consumió varios días dejó muchos kilos de basura en las calles, que aún no han logrado ser retirados en su totalidad.

Sobre este tema El Eco de Tandil habló con Agustín De Rosas, quien es el delegado de los choferes del turno mañana. Señaló que “nosotros estamos saliendo normalmente a hacer los recorridos, el personal está trabajando más tranquilo por la cantidad de basura que hay, la que se acumuló durante estos días. Justo se dio que sábado y domingo no trabajamos, lo que generó más presencia de residuos en las calles, por lo que va costar quizás una semana ponerse al día”.

Al ser consultado sobre si estaban realizando trabajo a reglamento expresó que “sí, al estar con conciliación obligatoria y no poder hacer otra cosa que lo que dicta la conciliación hay que trabajar a horario. La gente recoge basura hasta las 11.30, van a descargar el camión y ya después terminan con la tarea. Los turnos normales son de lunes a viernes de 6 a 12 y el de la noche que empieza a las 20. A veces se extendía el horario porque al no estar la conciliación se pagaban horas extras. Ahora está todo cortado”.

El delegado manifestó que “el trabajo a reglamento consiste en que al haber más basura hay que trabajar más tranquilos, sin correr, se hace la hora porque el primer turno finaliza a las 12. Con los kilos de residuos que hay en las calles no se puede andar como un recorrido normal de todos los días”.

 

Recorridos

 

Dentro de las quejas que llegaron a esta Redacción, algunas indican que el personal de recolección  al finalizar el turno en un determinado lugar no inicia el próximo desde ese sitio, sino que vuelven a comenzar desde el principio, relegando a estos sectores donde las bolsas con residuos cada día son más.

Al respecto dijo que “esa situación la estamos viendo según el recorrido porque no todos son iguales. Hay sectores de la ciudad más limpios y otros más sucios. Vamos viendo cómo nos organizamos con el capataz. La parte que no hemos llegado tratamos de hacerla, para que esos vecinos no tengan que esperar tanto”.

Otro de los inconvenientes es el estado en que se encuentran los camiones. “En algunos se están solucionando los problemas que tenían, en otros se le hacen algunos arreglos, pero no tengo un informe elaborado para comunicar si hay o no camiones que no estén en actividad. Es cotidiano que siempre se le tenga que hacer algún arreglo por una rotura leve”.

En cuanto a si priorizan alguna zona en especial, sentenció que “no, para nada, se trata de salir en todos los recorridos, sucede que donde hay más días sin recolección se busca levantar primero. Pero en líneas generales se hacen normales los trayectos y si surge algún inconveniente con el camión o el personal lo tratamos de solucionar”.

 

Basura

 

Al ser preguntado si en este tiempo desde el Gobierno habían ofrecido horas extras, buscando poner a la ciudad más rápido en orden, De Rosas aseveró que “nadie nos avisó nada. Según como se presenten los próximos días quizás ofrezcan horas extras, pero hasta el momento, no”.

Manifestó que “estamos poniendo lo mejor para cumplir con nuestra tarea y para que se llegue a un acuerdo entre las partes. Hay que entender que lleva tiempo, y está claro que a los vecinos les cuesta entenderlo, pero es la manera que tienen los recolectores de reclamar. Sabemos que perjudicamos a otros, pero a todos nos hace falta el dinero”, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario