Pese a los cuestionamientos, el Senado de la Provincia le dio media sanción a la Ley de Turf

La Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires aprobó ayer el proyecto enviado por el Ejecutivo para regularizar la actividad hípica. El debate se dio en medio de los reclamos por el impacto que tendría la medida. En Tandil, el martes hubo una movilización en defensa de las fuentes laborales.

El Eco

Un día después de las manifestaciones en distintas localidades en contra de la normativa, ayer el Senado bonaerense sancionó la nueva Ley de Turf enviada por el gobierno de María Eugenia Vidal, que deroga la actual normativa 13.253 y que dota al sector de las herramientas necesarias para aumentar su recaudación y que logre funcionar con recursos propios.

En Tandil, este martes un grupo de autoconvocados de la actividad hípica se reunió en la rotonda de la Ruta 226 y Rauch para pronunciarse en contra de la propuesta del Ejecutivo bonaerense que, al eliminar en un proceso gradual el fondo de promoción del turf, atentaría contra las fuentes laborales que genera el sector.

La iniciativa, girada a la Cámara de Diputados, establece la quita paulatina de los subsidios que otorga la Provincia a la actividad hípica y la puesta en marcha de una serie de medidas que permitan su autofinanciamiento.

Los encargados de defender el proyecto oficial, Juan Pablo Allan y Andrés De Leo (Cambiemos), titulares de las comisiones de Legislación General y Presupuesto e Impuestos respectivamente, remarcaron que la norma lejos de atentar contra actividad busca su recuperación.

“Establecer herramientas y medidas que la actual hoy no prevé le va a permitir a la actividad hípica recuperar y aumentar los recursos que paulatinamente va a retirar el Estado”, explicó Allan, que ya había adelantado su posicionamiento en una entrevista con El Eco de Tandil.

Y precisó que “hay una modificación con respecto a gestiones anteriores sobre las políticas que tienen que ver con el juego y las políticas de subsidios”.

A su vez, De Leo planteó: “¿A qué le damos importancia sabiendo que los recursos de la provincia son escasos?”, y agregó que en aquellas actividades que puedan generar “recursos genuinos”, el Estado “debe ir retirándose para destinar esos recursos a otras áreas”.

 

El proyecto

 

Actualmente, la industria del turf percibe una partida en concepto subsidio de alrededor de 1.300 millones de pesos anuales que la Provincia destina de lo recaudado en concepto de canon a la máquinas tragamonedas instaladas en bingos y casinos bonaerenses.

El proyecto remitido por el Ejecutivo establece entre sus medidas para potenciar al sector incorporar a la posibilidad de realizar espectáculos la de realizar emprendimientos inmobiliarios, como paseos de compras, explotar derechos de imagen, la potestad exportar la señal de las carreras al exterior y la recepción de apuestas desde nuevas agencias hípicas (creadas a partir de la solicitud de los Hipódromos oficiales).

 

Rechazo

 

Desde la oposición, en tanto, el senador del Frente Renovador Fernando Carvallo manifestó su rechazo a la propuesta al argumentar que la actividad hípica “no es un juego sino una industria productiva”.

“Criar un potrillo es un emprendimiento productivo que lleva más de 150 años en Argentina, termina en un juego, pero después de un largo proceso que va más allá del juego en sí”, indicó el legislador, al tiempo que profundizó: “Es parte de nuestra cultura, la Argentina es conocida por esto y por eso lo tenemos que defender”.

Asimismo, en representación de la bancada de Unidad Ciudadana – Frente para la Victoria, Gervasio Bozzano cuestionó la quita del fondo de promoción que prevé la nueva ley y remarcó que “no todo debe ser ajuste porque los ajustes nunca terminan bien”.

“La discusión no es sobre un subsidio sino sobre un fondo de fomento. Lo que reciben la actividad hasta hoy no es un subsidio, no hablamos de plata del estado, sino de un financiamiento cruzado, porque el dinero proviene de un fondo compensatorio que se estableció ante la imposibilidad de instalar máquinas tragamonedas en los hipódromos”, completó Bozzano.

Y reclamó que “no podemos dejar de financiar actividades que generan un efecto multiplicador de la economía en momentos de cruda recesión”.

Al tiempo que cerró su intervención con el pedido del “pase de esta iniciativa a las comisiones que se encargan de la producción para un menoscabado y minucioso estudio”.

Durante la ronda de discursos de los presidentes de bloques, el titular de FR, José Luis Pallares, consideró que “deben buscarse nuevas formas de financiamiento, pero no desfinanciarla de forma abrupta porque significa un riesgo para 80 mil familias que viven de esta actividad”.

El titular del PJ Unidad y Renovación, Darío Díaz Pérez, puso en duda “el momento elegido para tratar” el proyecto y recalcó que “no podemos dejar pasar por alto que la Gobernadora no comprende la complejidad de lo que estamos tratando, con tantas familias en juego no debemos apurarnos en la aprobación”.

Teresa García (UC-FpV), por su parte, se sumó a los cuestionamientos por el momento en que el proyecto fue girado a la Legislatura y la celeridad con la que considera se trató en comisiones la propuesta.

Insistió con revisar el manejo de la pauta publicitaria que hoy detenta el Instituto Provincial de Lotería y Casinos “que son casualmente quienes ejercerán la Autoridad de Aplicación que reducirá los subsidios”.

Para cerrar el debate, tomó la palabra el titular del bloque oficialista, Roberto Costa, y fue gráfico en relación a los recursos que se reducirán para la actividad: “Yo prefiero una manta para un pibe que una manta para un caballo”.

“Estamos administrando un momento difícil y no le corremos el cuerpo, pero queremos hacer las cosas bien, priorizaremos las cuestiones sociales primero y trabajaremos para que no se pierdan puestos de empleo”, admitió.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario