Pese a reiteradas promesas, aún no arrancó la obra de Polivalente y planean demoler aulas

“Pensamos que no íbamos a tener que llamarlos nunca más. Realmente en un momento estábamos esperanzados”, le dijo a los periodistas el presidente José Luis Payero, acompañado por Ninfa Alonso, Rosa Navarro, Osvaldo Derose, Marcela Lavayen, María Luisa Ramírez Godoy y Gladys Mabel Tapia.
José Luis Payero expresó que Gonzalo Bagú, director provincial de Infraestructura Escolar, se presentó en Polivalente y se comprometió a seguir de cerca la obra, y también recibieron varias promesas del tandilense Juan Favre, director provincial de Servicios Generales, quien les aseguró que el dinero estaba disponible.
También aclaró que no desconocen la realidad económica del Gobierno provincial, “pero siempre se nos garantizó que la plata estaba en otro lado, que no salía de donde se pagan los sueldos, de las nuevas rutas o demás, que la plata estaba asegurada”.
El presidente de la cooperadora explicó que “increíblemente, aunque no se movió un solo ladrillo, se siguió pagando más de 500 mil pesos de adelanto financiero más una plata que se depositó, y viene la empresa a cobrar y hay que pagar”.
Osvaldo Derose mencionó que también le abonaron los estudios sobre la estructura que realizó el Lemit (Laboratorio de Entrenamiento Multidisciplinario para la Investigación Tecnológica). En total, la Provincia -a través de la cooperadora- ya ha desembolsado 700 mil pesos y la obra aún no comenzó.
“En una de las tantas veces que vino la empresa (Luen SA) o su representante, que se llama Roberto Forgia, observando la estructura dijo que había cuatro o cinco puntos críticos, pero que con un refuerzo –que son perfiles de hierro- la obra se podía hacer tranquilamente”, aseveró Payero.

Incertidumbre

Entre la comunidad educativa reina la incertidumbre. Aunque desconocen el resultado final del estudio de estructura, para hoy aguardan la demolición de cuatro aulas de la planta alta del segundo módulo para construir sólo los talleres de la planta baja. Tampoco tienen detalles sobre una redefinición del proyecto, que ahora demandaría un menor presupuesto.
Payero confió que “extraoficialmente” Antonio Alustiza, a cargo de controlar la obra “nos informa que lo que se decidió ahora es tirar esas paredes que se ven arriba, absolutamente todas, porque arriba no se va a construir nada. Eso se piensa hacer mañana (por hoy); si no llueve va a estar la empresa tirando esas paredes”.
Tampoco saben si esas cuatro aulas que van a perder se van a construir en otro lado, lo que ocasiona otro trastorno porque no alcanzará el espacio para todos los chicos.
Para el titular de la cooperadora “si acá se hablaba de 3 millones de pesos, lo que se va a hacer ahora va a salir 1,5 millones, pero tampoco le soluciona a la escuela el problema de fondo” porque van a tener que seguir funcionando en el edificio de Alem y Pinto, con sus enormes problemas de infraestructura.
Sobre el viejo hotel donde se instaló la institución, Marcela Lavayén explicó que “esto se termina viniendo abajo y no hay lugar en Tandil para llevar a los chicos, porque es una escuela especial con el tema de los talleres, sus hornos y demás”.
Ante esta situación, plantearon que sienten “una impotencia terrible” porque ya no se les ocurre qué hacer. Así, con la conferencia de prensa de ayer intentaron “no quedar como cómplices y avalar con el silencio lo que se está haciendo”. u

“De promesas estamos llenos”
 
Durante la conferencia de prensa, Osvaldo Derose reiteró que “de promesas estamos llenos, lo que queremos es que arranquen” y explicó que si bien los recomendaron viajar a La Plata a reclamar, consideran que hay funcionarios que cobran un sueldo por brindar respuestas en la obra.
Y en cuanto a los compromisos, El Eco de Tandil recapituló algunas declaraciones que funcionarios realizaron a este Diario durante el presente año sobre Polivalente:
-“Estamos complicados con Polivalente, pero hay un compromiso del director de Infraestructura Gonzalo Bagú para que la obra se pueda hacer. En realidad nosotros tenemos el otro problema, que en Alem y Pinto no se renovó el contrato del alquiler y las autoridades ya lo están sabiendo”. (Susana González 24 de febrero de 2012).
-“Desde el mismo día en que asumí el cargo en Infraestructura, la ministra Silvina Gvirtz me encomendó que tome el tema de Polivalente en forma personal para destrabar la situación y hoy puedo decir que en los próximos días se retomarán los trabajos. El estudio de los materiales de la estructura hormigón preexistente estará listo en los próximo días, el presupuesto está asegurado y la empresa contratista ya nos ratificó por escrito que apenas se certifique el buen estado de la losa comenzará a todo ritmo con la obra”. (Gonzalo Bagú, el 6 de abril de 2012).
-“La obra de Polivalente está más garantizada que nunca, pero los hechos tendrán que hablar. Estamos muy confiados y convencidos de que todo va a salir bien”. (Juan Favre, el 31 de mayo de 2012).
-“Tenemos el compromiso desde la Provincia de poner todo en marcha lo antes posible para poder cumplir con el compromiso de tener en marzo la obra terminada”.
“Con los tiempos todavía estamos bien”. (Gonzalo Bagú, 21 de junio de 2012).
-“La semana que viene vamos a programar un encuentro con la comunidad educativa de la Escuela Polivalente para intentar consensuar cuáles son las reparaciones y refuerzos que se van a realizar sobre la estructura, y el plan de trabajo para poder continuar la obra”.
“El dinero de Polivalente está comprometido”.
“Estamos en los días finales de terminar la propuesta técnica de cómo va a continuar la obra a partir del informe del Lemit”.
“El objetivo sigue siendo el mismo: que en marzo (N.d.R.: de 2013) esta obra la tenemos que inaugurar con el inicio del ciclo escolar”. (Gonzalo Bagú, 10 de julio de 2012). u

Doce años de demoras
 
El arquitecto Gabriel Bisceglia, integrante de la cooperadora, hizo un balance del proyecto de la obra que comenzó hace 12 años y que contempla tres módulos.
“Desde Infraestructura quieren resignaros con la mitad del segundo módulo debido a fallas en la estructura”, precisó en el comienzo del informe.
En cuanto a la historia del proyecto escolar de 4 de Abril y Sarmiento, precisó que de los tres módulos, en 2000 se terminó el primero -está habilitado- con muchas complicaciones con la empresa Merli.
El segundo módulo es el que se encuentra detenido. Contempla cuatro aulas en planta baja y cuatro en planta alta, y estas últimas se van a demoler porque no las soporta la estructura.
“Según profesionales consultados por nosotros y hasta dicho por el mismo representante técnico de la empresa, mediante la implementación técnica de algunas soluciones nada sofisticadas ni costosas podría asegurarse la ejecución de la planta alta”, informó.
También evaluó que “esto significaría para la Provincia una erogación del monto total del segundo módulo, mientras que si sólo se ejecuta la planta baja sería la mitad. En este momento de recortes esto pesa en la decisión provincial”.
Por último, el tercer módulo es una “nebulosa” porque la institución nunca vio el proyecto, por lo que desconoce si se tuvieron en cuenta las necesidades de la comunidad educativa. Incluso, ahora se le deberían anexar las cuatro aulas que se recortarán del segundo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario